jesus-discipulos

EVANGELIO DEL DÍA: Lc 21, 12-19: Con vuestra perseverancia salvaréis vuestras almas.

EVANGELIO DEL DÍA:
Lc 21,12-19: Con vuestra perseverancia salvaréis vuestras almas.

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:
-Os echarán mano, os perseguirán, entregándoos a los tribunales y a la cárcel, y os harán comparecer ante reyes y gobernadores por causa de mi nombre: así tendréis ocasión de dar testimonio.
Haced propósito de no preparar vuestra defensa: porque yo os daré palabras y sabiduría a las que no podrá hacer frente ni contradecir ningún adversario vuestro.
Y hasta vuestros padres, y parientes, y hermanos, y amigos os traicionarán, y matarán a algunos de vosotros, y todos os odiarán por causa de mi nombre.
Pero ni un cabello de vuestra cabeza perecerá: con vuestra perseverancia salvaréis vuestras almas.

PISTAS PARA LA MEDITACIÓN:

El Evangelio de hoy, nos recuerda una de las bienaventuranzas: “Dichosos cuando os persigan por mi causa, estad alegres y contentos”. No podemos ser ingenuos, tenemos que contar con la oposición, con las contrariedades que se irán presentando. ¡Animo!

La actitud a la que se nos invita es a la perseverancia, perseverar en los momentos difíciles. Ninguno es más que el Señor, si a Él lo persiguieron, en nuestro seguimiento a Él, tenemos que contar que tarde o temprano aparecerá en nuestras vidas, al entrar en contradicción con los valores de nuestra cultura, con la mundanidad tan reinante, es muy fácil que nos toque ir contracorriente, el seguidor de Cristo muchas veces entra en contraposición con los valores, pensamientos y actitudes del mundo: esta es la causa de los problemas. Ser seguidor de Cristo en un mundo de injusticia, de violencia, de deshonestidad, etc., no es sencillo y por lo general es la causa de la persecución o del rechazo de aquellos a los que el estilo de vida del Señor les resulta incomodo. ¡Ánimo! Hoy más que nunca, necesitamos ser valientes y mostrarnos al mundo como verdaderos discípulos del Señor. Él ha prometido ayudarnos y estar con nosotros. El Señor nos dice: “esto os sucederá para que deis testimonio. ¡Ánimo! Hoy más que nunca necesitamos ser valientes y mostrarnos al mundo como verdaderos discípulos de Jesús. Él ha prometido ayudarnos y estar con nosotros. Seamos fieles hasta el final. El que persevera se salvara.

Que tengas un buen día.

Jesús Aguilar Mondéjar, sacerdote.

cursillo

Cursillo de Cursillos celebrado en Murcia

El pasado fin de semana, del 23 al 25 de septiembre, tuvo lugar un Cursillo de Cursillos del Grupo Interdiocesano de Levante del Movimiento de Cursillos de Cristiandad en la casa de ejercicios Sagrado Corazón, en Murcia. Acudieron a la misma 120 personas en representación de todas las Diócesis que integran dicho grupo: Albacete, Mallorca, Orihuela-Alicante, Segorbe-Castellón, Valencia y Cartagena, siendo ésta la diócesis que nos acogía.

Este cursillo fue impartido por una delegación del Secretariado Nacional del MCC: el presidente D. Álvaro Martínez, el viceconsiliario nacional Rvdo. D. Manuel Mª Hinojosa, y los miembros de la permanente nacional Dña. Goyi Cerro y D. Francisco Jiménez.

Estuvieron también presentes para compartir este fin de semana con todos los asistentes, el consiliario del MCC de la diócesis de Cartagena, Rvdo. D. Miguel Ángel Gil, el viceconsiliario Rvdo. D. Francisco Azorín y el neopresbítero, Rvdo. D. Miguel Ángel Alarcón.

El Cursillo ha sido un repaso dinámico de las 3ª Ideas Fundamentales del MCC para, en primer lugar, profundizar en el conocimiento sobre la identidad y carisma del Movimiento, así como para reflexionar sobre cómo se está trabajando para llevar a cabo la finalidad del MCC, a través del método propio que nos caracteriza. Contó con varios momentos de oración, con meditaciones sobre la vocación y misión del dirigente del MCC, hubo charlas, trabajos, planificaciones e intercambio de impresiones sobre el carisma, la mentalidad y la finalidad del MCC, la estrategia y el método para llevar a cabo esta finalidad, las estructuras de servicio del MCC, así como sobre mejorar la inserción del Movimiento en la Iglesia y en la pastoral diocesana.

Fue una experiencia llena de Gracia, un encuentro muy enriquecedor, donde sacamos conclusiones muy beneficiosas y constructivas para seguir trabajando en nuestro movimiento, y donde en todo momento predominó la amistad, fraternidad y la hermandad entre los asistentes. ¡DE COLORES!

ultima-cena

EVANGELIO DEL DÍA: Lc 22, 14-20: He deseado enormemente comer esta comida pascual con vosotros.

EVANGELIO DEL DÍA:
Lc 22,14-20: He deseado enormemente comer esta comida pascual con vosotros.

Llegada la hora, se sentó Jesús con sus discípulos, y les dijo:
– He deseado enormemente comer esta comida pascual con vosotros antes de padecer, porque os digo que ya no la volveré a comer hasta que se cumpla en el Reino de Dios.
Y tomando una copa, dio gracias y dijo:
– Tomad esto, repartidlo entre vosotros; porque os digo que no beberé desde ahora del fruto de la vid hasta que venga el Reino de Dios.
Y tomando pan, dio gracias, lo partió y se lo dio diciendo:
– Esto es mi cuerpo, que se entrega por vosotros; haced esto en memoria mía.
Después de cenar, hizo lo mismo con la copa diciendo:
– Esta copa es la nueva alianza, sellada con mi sangre, que se derrama por vosotros.

PISTAS PARA LA MEDITACIÓN:

Celebramos hoy la festividad de Jesucristo, Sumo y Eterno Sacerdote, el Evangelio de hoy es plenamente eucarístico, es verdad que todo cristiano vive de la eucaristía, “el que me come tiene vida eterna” – nos dice el Señor-, muchísimo más, quien está llamado a hacer de su vida una eucaristía, vivir dejándose comer, vivir entregándose por amor. Para la meditación de hoy acudo a las palabras del Papa Emerito, Benedicto XVI, dirigidas en las vísperas del año sacerdotal, junio de 2009:

“…Dejarse conquistar totalmente por Cristo… Que este sea también el objetivo principal de cada uno de nosotros. Para ser ministros al servicio del Evangelio es ciertamente útil y necesario el estudio, con una esmerada y permanente formación teológica y pastoral, pero más necesaria aún es la “ciencia del amor”, que sólo se aprende de “corazón a corazón” con Cristo. Él nos llama a partir el pan de su amor, a perdonar los pecados y a guiar al rebaño en su nombre. Precisamente por este motivo no debemos alejarnos nunca del manantial del Amor que es su Corazón traspasado en la cruz.

Sólo así podremos cooperar eficazmente al misterioso “designio del Padre”, que consiste en “hacer de Cristo el corazón del mundo”. Designio que se realiza en la historia en la medida en que Jesús se convierte en el Corazón de los corazones humanos, comenzando por aquellos que están llamados a estar más cerca de él, precisamente los sacerdotes. Las “promesas sacerdotales”, que pronunciamos el día de nuestra ordenación y que renovamos cada año, el Jueves santo, en la Misa Crismal, nos vuelven a recordar este constante compromiso.

Incluso nuestras carencias, nuestros límites y debilidades deben volvernos a conducir al Corazón de Jesús. Si es verdad que los pecadores, al contemplarlo, deben sentirse impulsados por él al necesario “dolor de los pecados” que los vuelva a conducir al Padre, esto vale aún más para los ministros sagrados. A este respecto, ¿cómo olvidar que nada hace sufrir más a la Iglesia, Cuerpo de Cristo, que los pecados de sus pastores, sobre todo de aquellos que se convierten en “ladrones de las ovejas” (cf. Jn 10, 1 ss), ya sea porque las desvían con sus doctrinas privadas, ya sea porque las atan con lazos de pecado y de muerte? También se dirige a nosotros, queridos sacerdotes, el llamamiento a la conversión y a recurrir a la Misericordia divina; asimismo, debemos dirigir con humildad una súplica apremiante e incesante al Corazón de Jesús para que nos preserve del terrible peligro de dañar a aquellos a quienes debemos salvar.

… La Iglesia necesita sacerdotes santos; ministros que ayuden a los fieles a experimentar el amor misericordioso del Señor y sean sus testigos convencidos. En la adoración eucarística, que seguirá a la celebración de las Vísperas, pediremos al Señor que inflame el corazón de cada presbítero con la “caridad pastoral” capaz de configurar su “yo” personal al de Jesús sacerdote, para poderlo imitar en la entrega más completa.”

En vuestras peticiones de hoy, os solicitó una, por vuestros sacerdotes, para que os ayuden a amar más y mejor a Ntro. Señor. Que tengas un buen día.

Jesús Aguilar Mondéjar, sacerdote.

charla-leante

Sesión de Escuela 22 de febrero: El poscursillo en Ideas fundamentales 3ª edición

En la Escuela de Murcia este lunes, 22 de febrero, hemos celebrado la Eucaristía y después charla sobre el Poscursillo según Ideas fundamentales 3ª edición, revisando todos los aspectos del 3er punto de nuestro método evangelizado. Ha sido impartida por nuestro hermano José Luis Leante.

DE COLORES

12194768_1689107504668396_6015386387372507356_o

Una maravillosa Jornada de Convivencia en Yecla

Gracias, Señor, porque Tú  has hecho posible esta hermosa Jornada de Convivencia de nuestro Movimiento de Cursillos de Cristiandad celebrada en Yecla el pasado día 7 de noviembre.

Gracias, Madre, porque bajo el lema “María Inmaculada camino a la Misericordia” has estado en cada uno de los actos celebrados alentándonos a seguir a tu Hijo Jesús por los caminos de la misericordia, del perdón, del servicio a los demás, del amor.

Gracias, Escuela de Yecla, porque todos vuestros miembros y componentes de ella, habéis sido para  todos nosotros modelo de unión, de comunión, de ilusión desbordada, de trabajo bien hecho, de colaboración gratuita, de corazones y almas comprometidas con Jesús en toda la preparación y realización de esta Jornada de Convivencia.

Nos acogisteis, nos guiasteis desde nuestros primeros pasos por vuestra ciudad a un desayuno, preparado con exquisitos dulces elaborados por vuestras manos y ofrecidos gratuitamente.

Nos enseñasteis vuestra Basílica dedicada a la Inmaculada, de estilo neoclásico con esa cúpula blanca y azul,, representación y símbolo de toda vuestra ciudad.

Y caminamos por vuestras calles, con pancarta incluida y recibimiento y saludo del alcalde, pregonando esa alegría desbordada , la alegría del Evangelio, que sólo el Señor es capaz de infundir en cada uno de  nosotros.

Y nos dirigimos a la Parroquia del Niño para celebrar nuestra Ultreya, símbolo y seña de nuestro Movimiento de Cursillos.

Y la FE se hizo visible en las hermosas palabras de nuestra hermana Azucena Orte Izquierdo. Nos recordó que es un don de Dios pero también la respuesta nuestra voluntaria y libre a esa invitación. Y que crece y se vivem como experiencia de un amor que se recibe y se comunica como experiencia de gracia y gozo.

Y en la Vivencia-testimonio Juan Romero nos confirmó cómo una mirada de Jesús puede cambiar toda una vida. Y, sobre todo, cómo se puede vivir en cristiano aquí y ahora.

Y hubo resonancias y palabras de gratitud para todos los asistentes a esta Jornada y muy especialmente a la Escuela de Yecla por nuestro Presidente Miguel López Abad.

Y celebramos y vivimos la Eucaristía, donde en la homilía de nuestro Consiliario Diocesano D. Miguel Ángel Gil nos alentó y animó a seguir y a vivir siempre muy de cerca al Señor.

Y después la comida, la alegría, la fiesta, la unión y comunión de cuantos asistimos – más de doscientas cincuenta personas- a esta Jornada de Convivencia.

Y volvió a resonar esa bonita canción que tanto gusta a nuestro don Marcelo y que podría resumir muy bien este día:

“Qué detalle, Señor, has tenido conmigo, cuando me llamaste, cuando me elegiste, cuando me dijiste que Tú eras mi amigo. ¡Qué detalle, Señor, has tenido conmigo!”

 

12235036_1688508424728304_533640631561441871_n

12226959_1688508451394968_1237385543243104259_n

12226990_1688508598061620_742485882223084794_n

12196250_1688508498061630_8503161749605406965_n

12190894_1688508538061626_100819329348761644_n

11214337_1688508384728308_2400980011623446286_n

12227148_1688508578061622_7235685589797667057_n

12189052_1688508404728306_8410679130398717361_n

12194768_1689107504668396_6015386387372507356_o

hijo-prodigo

Objetivos para el Curso 2015-2016

El Movimiento de Cursillos y en particular la Escuela Diocesana ha tomado como lema para este año “Ir siempre más allá con rostro de misericordia”

Le pedimos al Señor que nos dé un corazón atento y abierto, humilde y generoso, para que en diálogo fraterno sepamos construir una Escuela de auténtica santidad, formación y comunión.

Estos son los objetivos para el curso presente.

Objetivo 1

Ser Primer Anuncio poniendo al MCC “en salida”, sacando partido de todo su potencial evangelizador, abriendo caminos nuevos al Evangelio sin contentarse con lo de siempre y avanzando sin miedos, con innovación y creatividad para llevar al encuentro con Dios a  hombres y mujeres.

Objetivo 2

Promover una mayor presencia del MCC en nuestra diócesis para conseguir que el MCC sea más y mejor conocido en todas las instancias de nuestra Iglesia diocesana buscando una mayor participación en nuestras parroquias  y realidades eclesiales.

Objetivo 3

Ser un Movimiento más abierto a los jóvenes facilitando su integración en nuestras Escuelas para procurar una conveniente renovación biológica de las Escuelas y Secretariado