20161003_083816

EVANGELIO DEL DÍA: Lc 10, 25-37: ¿Quién es mi prójimo?

EVANGELIO DEL DÍA:
Lc 10,25-37: ¿Quién es mi prójimo?

En aquel tiempo, se presentó un letrado y le preguntó a Jesús para ponerlo a prueba:
-Maestro, ¿qué tengo que hacer para heredar la vida eterna?
El le dijo:
-¿Qué está escrito en la Ley?, ¿qué lees en ella?
El letrado contestó:
-«Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón y con toda tu alma y con todas tus fuerzas y con todo tu ser. Y al prójimo como a ti mismo.»
El le dijo:
-Bien dicho. Haz esto y tendrás la vida.
Pero el letrado, queriendo aparecer como justo, preguntó a Jesús:
-¿Y quién es mi prójimo?
Jesús dijo:
-Un hombre bajaba de Jerusalén a Jericó, cayó en manos de unos bandidos, que lo desnudaron, lo molieron a palos y se marcharon, dejándolo medio muerto. Por casualidad, un sacerdote bajaba por aquel camino y, al verlo, dio un rodeo y pasó de largo. Y lo mismo hizo un levita que llegó a aquel sitio: al verlo dio un rodeo y pasó de largo.
Pero un samaritano que iba de viaje, llegó a donde estaba él y, al verlo, le dio lástima, se le acercó, le vendó las heridas, echándoles aceite y vino y, montándolo en su propia cabalgadura, lo llevó a una posada y lo cuidó. Al día siguiente sacó dos denarios y, dándoselos al posadero, le dijo:
-Cuida de él y lo que gastes de más yo te lo pagaré a la vuelta.
¿Cuál de estos tres te parece que se portó como prójimo del que cayó en manos de los bandidos?
El letrado contestó:
-El que practicó la misericordia con él.
Díjole Jesús:
-Anda, haz tú lo mismo.

PISTAS PARA LA MEDITACIÓN:

En el Evangelio de hoy el Señor nos propone la parábola del “buen samaritano”, comienza con la pregunta que un doctor de la ley plantea a Jesús: “Maestro, ¿qué he de hacer para tener en herencia la vida eterna?, acudiendo al ángelus, del 11 de julio de 2010 , es el mismo Papa Benedicto XVI el que nos comenta el pasaje: “Sabiéndole experto en Sagrada Escritura, el Señor invita a aquel hombre a dar él mismo la respuesta, que de hecho este formula perfectamente citando los dos mandamientos principales: amar a Dios con todo el corazón, con toda la mente y con todas las fuerzas, y amar al prójimo como a uno mismo. Entonces, el doctor de la Ley, casi para justificarse, pregunta: «Y ¿quién es mi prójimo?». Esta vez, Jesús responde con la célebre parábola del «buen samaritano», para indicar que nos corresponde a nosotros hacernos «prójimos» de cualquiera que tenga necesidad de ayuda. El samaritano, en efecto, se hace cargo de la situación de un desconocido a quien los salteadores habían dejado medio muerto en el camino, mientras que un sacerdote y un levita pasaron de largo, tal vez pensando que al contacto con la sangre, de acuerdo con un precepto, se contaminarían. La parábola, por lo tanto, debe inducirnos a transformar nuestra mentalidad según la lógica de Cristo, que es la lógica de la caridad: Dios es amor, y darle culto significa servir a los hermanos con amor sincero y generoso. Este relato del Evangelio ofrece el «criterio de medida», esto es, «la universalidad del amor que se dirige al necesitado encontrado “casualmente”, quienquiera que sea». Junto a esta regla universal, existe también una exigencia específicamente eclesial: que «en la Iglesia misma como familia, ninguno de sus miembros sufra por encontrarse en necesidad». El programa del cristiano, aprendido de la enseñanza de Jesús, es un «corazón que ve» dónde se necesita amor y actúa en consecuencia”.

También hoy celebramos la memoria de San Francisco de Borja, nació en Gandía (Valencia), en 1510. Gran privado del emperador Carlos V y caballerizo de la emperatriz Isabel, vivió ejemplarmente en palacio. La vista del cadáver de la emperatriz lo impulsó a despreciar las vanidades de la corte. Fue virrey de Cataluña y duque de Gandía. Después de la muerte de su esposa, en 1546, que acabó de desligarlo del mundo, entró en la Compañía de Jesús, de la que llegó a ser superior general. Se distinguió, sobre todo, por su profunda humildad. Dio gran impulso a las misiones. Murió en Roma el 1 de octubre de 1572.

Que tengas un buen día.

Jesús Aguilar Mondéjar, sacerdote

santateresitadelninojesus-1octubre

EVANGELIO DEL DÍA: Lc 10, 17-24: Estad alegres porque vuestros nombres están inscritos en el cielo.

EVANGELIO DEL DÍA:
Lc 10,17-24: Estad alegres porque vuestros nombres están inscritos en el cielo.

En aquel tiempo, los setenta y dos volvieron muy contentos y dijeron a Jesús:
–Señor, hasta los demonios se nos someten en tu nombre.
El les contestó:
–Veía a Satanás caer del cielo como un rayo. Mirad: os he dado potestad para pisotear serpientes y escorpiones y todo el ejército del enemigo. Y no os hará daño alguno.
Sin embargo, no estéis alegres porque se os someten los espíritus; estad alegres porque vuestros nombres están inscritos en el cielo.
En aquel momento, lleno de la alegría del Espíritu Santo, exclamó:
–Te doy gracias, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque has escondido estas cosas a los sabios y a los entendidos, y las has revelado a la gente sencilla.
Sí, Padre, porque así te ha parecido bien.
Todo me lo ha entregado mi Padre, y nadie conoce quién es el Hijo, sino el Padre, ni quién es el Padre, sino el Hijo, y aquél a quien el Hijo se lo quiere revelar.
Y volviéndose a sus discípulos, les dijo aparte:
–¡Dichosos los ojos que ven lo que vosotros veis! Porque os digo que muchos profetas y reyes desearon ver lo que veis vosotros y no lo vieron; y oír lo que oís, y no lo oyeron.

PISTAS PARA LA MEDITACIÓN:

En el Evangelio de hoy nos resalta la alegría de los discípulos porque su misión apostólica había sido todo un éxito. El Señor les advierte donde deben poner la fuente de su alegría, “porque sus nombres están escritos en el cielo”. Nuestro gozo debe estar puesto en la esperanza de poder ir al Cielo y no en los éxitos materiales que obtengamos. También nos indica que aprendamos de Él. Encontrareis vuestro descanso, si aprendemos a descansar en el Señor, si entramos en el camino de la humildad, de la mansedumbre, de la misericordia, si somos agradecidos. ¡Gracias Padre, porque así te ha parecido bien!. La actitud de gratitud y de aprecio de todo lo que recibimos nos hará cada día más felices.

También hoy hacemos memoria de santa Teresa del Niño Jesús, virgen y doctora de la Iglesia, que entró aún muy joven en el monasterio de las Carmelitas Descalzas de Lisieux, llegando a ser maestra de santidad en Cristo por su inocencia y simplicidad. Enseñó el camino de la perfección cristiana por medio de la infancia espiritual, demostrando una mística solicitud en bien de las almas y del incremento de la Iglesia, y terminó su vida a los veinticinco años de edad, el día treinta de septiembre († 1897).

Hoy es sábado, día consagrado a la Santísima Virgen, acudamos a la escuela de la Virgen, aprendamos de Ella y con Ella, a amar y a seguir a su Hijo. Que tengas un buen día.

Jesús Aguilar Mondéjar, sacerdote

jesus-con-los-doce

EVANGELIO DEL DÍA: Lc 10, 13-16: Quien a vosotros os escucha, a mí me escucha.

EVANGELIO DEL DÍA:
Lc 10,13-16: Quien a vosotros os escucha, a mí me escucha.

En aquel tiempo, dijo Jesús:
-¡Ay de ti Corozaín, ay de ti, Betsaida! Si en Tiro y en Sidón se hubieran hecho los milagros que en vosotras, hace tiempo que se habrían convertido, vestidos de sayal y sentados en la ceniza.
Por eso el juicio les será más llevadero a Tiro y a Sidón que a vosotras.
Y tú, Cafarnaún, ¿piensas escalar el cielo? Bajarás al abismo.
Quien a vosotros os escucha, a mí me escucha; quien a vosotros os rechaza, a mí me rechaza; y quien me rechaza a mí, rechaza al que me ha enviado.

PISTAS PARA LA MEDITACIÓN:

En el Evangelio de hoy vemos como el Señor advierte y corrige a estas dos ciudades, podríamos afirmar que han sido unas privilegiadas, han sido testigos de muchas acciones suyas y sin embargo no se han convertido, no se han dejado transformar. Por un momento podríamos hacer silencio, detenernos, pensar en las palabras: “Si se hubieran hecho los milagros que en vosotras”. Cuantas “caricias” del Señor en mi vida, cuantos detalles, cuantas oportunidades, cuantas muestras de cariño,… y ¿soy consciente? ¿correspondo a su amor? ¿crees que también te diría algo a ti con tu acogida o ignorancia? Todo un privilegiado y ¿qué estas haciendo con sus dones? Creo que puede el Señor también corregirme a mí porque también me resisto a creer. Lo que nos pide el Señor con esta palabra es que reflexionemos sobre todos esos milagros, esas gracias que Dios nos va dando. Seamos agradecidos y pidamos la gracia de ver todo lo que Dios nos ha dado. Que sepamos acoger y corresponder con generosidad a Él.

Hoy celebramos la memoria obligatoria de san Jerónimo, presbítero y doctor de la Iglesia, nacido en Dalmacia hacia el año 340; estudió en Roma y allí fue bautizado. Abrazó la vida ascética, marchó al Oriente y fue ordenado presbítero. Volvió a Roma y fue secretario del papa Dámaso. Fue en esta época cuando empezó su traducción latina de la Biblia. También promovió la vida monástica. Más tarde, se estableció en Belén, donde trabajó mucho por el bien de la Iglesia. Escribió gran cantidad de obras, principalmente comentarios de la sagrada Escritura. Murió en Belén el año 420. De él tenemos frases tan rotundas como: “Ignorar la Escritura es ignorar a Cristo”. Ser cristiano es ser seguidor de Cristo, ser cristiano implica una relación con el Señor, un crecimiento en el conocimiento, afianzado en el trato con Él mediante la oración y los sacramentos, difícilmente, por no decir imposible, se puede dar el amor sin el trato, la relación, el conocimiento y aquí vemos la necesidad de saber y aprender cada vez más sobre el Señor, la importancia del conocimiento de su Palabra para poder agradarle. Concluía el pasaje evangélico realizando la llamada a escuchar al Señor, y nos advertía que se configura con el mensajero, con el evangelizador, “Quien a vosotros os escucha, a mí me escucha”.

Que tengas un buen día.

Jesús Aguilar Mondéjar, sacerdote.

arcangeles_29septiembre

EVANGELIO DEL DÍA: Jn 1,47-51: Veréis a los ángeles de Dios subir y bajar sobre el Hijo del Hombre.

EVANGELIO DEL DÍA:
Jn 1,47-51: Veréis a los ángeles de Dios subir y bajar sobre el Hijo del Hombre.

En aquel tiempo, vio Jesús que se acercaba Natanael y dijo de él:
-Ahí tenéis a un israelita de verdad, en quien no hay engaño.
Natanael le contesta:
-¿De qué me conoces?
Jesús le responde:
-Antes de que Felipe te llamara, cuando estabas debajo de la higuera, te vi.
Natanael respondió:
-Rabí, tú eres el Hijo de Dios, tú eres el Rey de Israel.
Jesús le contestó:
-¿Por haberte dicho que te vi debajo de la higuera, crees? Has de ver cosas mayores.
Y le añadió:
-Yo os aseguro: veréis el cielo abierto y a los ángeles de Dios subir y bajar sobre el Hijo del hombre.

PISTAS PARA LA MEDITACIÓN:

Celebramos hoy la fiesta de los santos arcángeles Miguel, Gabriel y Rafael. Los ángeles son muy importantes en la Iglesia y en la vida de todo católico, pero son criaturas de Dios, por lo que no se les puede igualar a Dios, ni adorarlos como si fuesen dioses.

Siguiendo el catecismo de la Iglesia podemos decir que los ángeles son seres espirituales creados por Dios. Son seres inmortales, dotados de inteligencia y voluntad. La misión de los ángeles es amar, servir y dar gloria a Dios, ser mensajeros, cuidar y ayudar a los hombres. Ellos están constantemente en la presencia de Dios, atentos a sus órdenes, orando, adorando, vigilando, cantando, alabando a Dios y pregonando sus perfecciones. Se puede decir que son mediadores, custodios, guardianes, protectores y ministros de la justicia divina.

Arcángel San Miguel: es el que arrojó del Cielo a Lucifer y a los ángeles que le seguían y quien mantiene la batalla contra Satanás y demás demonios para destruir su poder y ayudar a la Iglesia militante a obtener la victoria final. El nombre de Miguel significa “quien como Dios”. Su conducta y fidelidad nos debe invitar a reconocer siempre el señorío a Jesús y buscar en todo momento la gloria de Dios.

Arcángel San Gabriel: en hebreo significa “Dios es fuerte”, “Fortaleza de Dios”. Aparece siempre como el mensajero de Yahvé para cumplir misiones especiales y como portador de buenas noticias. Anunció a Zacarías el nacimiento de Juan, el Bautista y a la Virgen María, la Encarnación del Hijo de Dios.

Arcángel San Rafael: su nombre quiere decir “medicina de Dios”. Tiene un papel muy importante en la vida del profeta Tobías, al mostrarle el camino a seguir y lo que tenía que hacer. Tobías obedeció en todo al arcángel San Rafael, sin saber que era un mensajero de Dios. Él se encargó de presentar sus oraciones y obras buenas a Dios, dejándole como mensaje bendecir y alabar al Señor, hacer siempre el bien y no dejar de orar. Se le considera patrono de los viajeros por haber guiado a Tobías en sus viajes. Es patrono, también, de los médicos (de cuerpo y alma) por las curaciones que realizó en Tobit y Sara, el padre y la esposa de Tobías.

Que tengas un buen día y encomiéndate a tu Ángel de la guardia para que te ayude a aspirar a los bienes de arriba. Dios nos los coloco para que nos acompañen siempre en nuestro peregrinar. Los ángeles presentan nuestras oraciones al Señor y nos conducen a Él. Nos acompañan a lo largo de nuestra vida y nos conducirán, con toda bondad, después de nuestra muerte, hasta el trono de Dios para nuestro encuentro definitivo con Él.

Jesús Aguilar Mondéjar, sacerdote

jesus-templo-gente

EVANGELIO DEL DÍA Lc 9, 57-62: Te seguiré adonde vayas.

EVANGELIO DEL DÍA 
Lc 9,57-62: Te seguiré adonde vayas.

En aquel tiempo, mientras iban de camino Jesús y sus discípulos le dijo uno:
-«Te seguiré adonde vayas.»
Jesús le respondió:
-«Las zorras tienen madriguera, y los pájaros nido, pero el Hijo del hombre no tiene donde reclinar la cabeza.»
A otro le dijo:
-«Sígueme.»
Él respondió:
-«Déjame primero ir a enterrar a mi padre.»
Le contestó:
-«Deja que los muertos entierren a sus muertos; tú vete a anunciar el reino de Dios.»
Otro le dijo:
-«Te seguiré, Señor. Pero déjame primero despedirme de mi familia.»
Jesús le contestó:
-«El que echa mano al arado y sigue mirando atrás no vale para el reino de Dios.»

PISTAS PARA LA MEDITACIÓN:

En el Evangelio de hoy, presento la meditación del Papa Emérito Benedicto XVI :« nos presenta a Jesús que, mientras va de camino a Jerusalén, se encuentra con algunos hombres, probablemente jóvenes, que prometen seguirlo dondequiera que vaya. Con ellos se muestra muy exigente, advirtiéndoles que «el Hijo del hombre es decir él, el Mesías no tiene donde reclinar su cabeza», es decir, no tiene una morada estable, y que quien elige
trabajar con él en el campo de Dios ya no puede dar marcha atrás. A otro en cambio Cristo mismo le dice: “Sígueme”, pidiéndole un corte radical con los vínculos familiares. Estas exigencias pueden parecer demasiado duras, pero en realidad expresan la novedad y la prioridad absoluta del reino de Dios, que se hace presente en la Persona misma de Jesucristo. En última instancia, se trata de la radicalidad debida al Amor de Dios, al cual Jesús mismo es el primero en obedecer. Quien renuncia a todo, incluso a sí mismo, para seguir a Jesús, entra en una nueva dimensión de la libertad, que san Pablo define como “caminar según el Espíritu”. “Para ser libres nos liberto Cristo” escribe el Apóstol y explica que esta nueva forma de libertad que Cristo nos consigue consiste en estar “los unos al servicio de los otros”. Libertad y amor coinciden. Por el contrario, obedecer al propio egoísmo conduce a rivalidades y conflictos» Hasta aquí la meditación del Papa Benedicto XVI, en la Audiencia del 27 de junio de 2010.

En el Evangelio de hoy el Señor nos invita a todos a seguirle, pero el seguimiento requiere radicalidad y fidelidad. La opción por el Señor, por su seguimiento no permite seguir mirando atrás, a lo que se ha dejado en el camino. Sólo el que se fía de Él, sale ganando, hasta el ciento por uno. En generosidad nadie le gana al Señor, y como más de una vez los Papas han recordado en los encuentros de la juventud: “El Señor no quita nada, vencer los miedos, El lo da todo”. Cuantas veces nos recuerda que quien permanece en su amor tiene la alegría plena, su gozo, su alegría puede inundar la vida de sus seguidores.

Que tengas un buen día.

Jesús Aguilar Mondéjar, sacerdote

jesus-pedro-santiago-y-juan

EVANGELIO DEL DÍA Lc 9, 51-56: El Hijo del Hombre no ha venido a perder a los hombres, sino a salvarlos.

EVANGELIO DEL DÍA
Lc 9,51-56: El Hijo del Hombre no ha venido a perder a los hombres, sino a salvarlos.

Cuando se iba cumpliendo el tiempo de ser llevado al cielo, Jesús tomó la decisión de ir a Jerusalén. Y envió mensajeros por delante.
De camino entraron en una aldea de Samaria para prepararle alojamiento. Pero no lo recibieron, porque se dirigía a Jerusalén.
Al ver esto, Santiago y Juan, discípulos suyos, le preguntaron:
-Señor, ¿quieres que mandemos bajar fuego del cielo y acabe con ellos?
El se volvió y les regañó, y dijo:
-No sabéis de qué espíritu sois. Porque el Hijo del Hombre no ha venido a perder a los hombres, sino a salvarlos.
Y se marcharon a otro aldea.

PISTAS PARA LA MEDITACIÓN:

En el Evangelio de hoy el Señor experimenta el rechazo, eso a sus discípulos les hace sentir cierta ira, será Santiago y Juan quienes le pedirán permiso para actuar con violencia: “Señor, ¿quieres que mandemos bajar fuego del cielo y acabe con ellos?” y el Señor los corregirá recordándoles cual debe ser su espíritu. Espíritu, que vence el mal a fuerza de bien, que es paciente, que sabe devolver a la ofensa, perdón; que lo importante es ganar uno para el reino, que las armas han de ser las utilizadas por Ntro. Señor, que se debe dar la vida y nunca quitarla, que estamos llamados incluso a amar a los que no nos quieren, aquí viene oportuno recordar una frase que se atribuye a San Vicente de Paúl: “hacer el bien no es difícil; lo difícil es hacer bien el bien”. Yo diría que muchas veces también es difícil haber el bien, que necesitamos la ayuda de lo alto para no dejarnos llevar por el hombre viejo que todavía pervive en nosotros.

Hoy celebramos la memoria obligatoria de San Vicente de Paul, nació en el año 1581, fue ordenado sacerdote y ejerció de párroco en Paris, la visita a un moribundo en Gannes, marcará en el corazón de Vicente, quiere ir a los campos más remotos para expresar a todos los que se sienten perdidos que existe un Dios de ternura que no los ha olvidado. Quiere ser testimonio de ese amor divino. Inicia el origen de la “Congregación de la Misión”, instituida para dar misiones populares y trabajar en la formación del clero de Francia y en otros países. Otro hecho fue cuando le llamaron a visitar a unos enfermos, el presenciar a todos los miembros de una familia dolientes y que nadie podía hacerse cargo, no tenían quien les pudiera ayudar, marcaria el inicio de las “hermandades de la caridad” que terminarían en la fundación que con la cooperación de santa Luisa de Marillac dará como fruto la Compañía de las Hijas de la Caridad. El camino de Vicente serán los pobres, viendo el rostro del Señor en cada persona necesitada, quiere sacerdotes para la “misión”, para ser enviados a las zonas rurales.

Que tengas un buen día.
Jesús Aguilar Mondéjar, sacerdote.

pan-de-vida

EVANGELIO DEL DÍA: Lc 9,46-50: El más pequeño de vosotros es el más importante.

EVANGELIO DEL DÍA:
Lc 9,46-50: El más pequeño de vosotros es el más importante.

En aquel tiempo, los discípulos se pusieron a discutir quién era el más importante.
Jesús, adivinando lo que pensaban, cogió de la mano a un niño, lo puso a su lado y les dijo:
-El que acoge a este niño en mi nombre, me acoge a mí; y el que me acoge a mí, acoge al que me ha enviado.
El más pequeño de vosotros es el más importante.
Juan tomó la palabra y dijo:
-Maestro, hemos visto a uno que echaba demonios en tu nombre, y, como no es de los nuestros, se lo hemos querido impedir.
Jesús le respondió:
-No se lo impidáis: el que no está contra vosotros, está a favor vuestro.

PISTAS PARA LA MEDITACIÓN:

En el Evangelio de hoy comienza utilizando la discusión que mantenían los discípulos, para partiendo de ese hecho, instruirlos sobre los valores del Reino, si nuestro mundo aspira a los primeros puestos que no sea así entre vosotros, -más de una vez lo recuerda el Señor-, para el Reino el más pequeño debe ser el más grande, el que marque nuestra cercanía, acogida, ayuda,… todo un camino de humildad y de servicio. Vemos como el Señor aprovecha las circunstancias para formarlos, “El más pequeño es el más importante”. Nos recuerda que una condición para seguir al Señor es la humildad. Ser humildes es vivir en la verdad de nuestro propio ser. Ejercitémonos en la humildad de pensamiento, que nuestra razón se deje iluminar por la fe y por la caridad. ¡Qué mayor recompensa saber que en la medida en que nos hagamos humildes seremos grandes para Dios! El propio Señor nos enseñó el camino: “Aprended de Mí que soy manso y humilde”. Todo su camino fue un abajarse, un anonadamiento, un entrar en el camino de la pequeñez. No es fácil debido a nuestra soberbia entrar por los senderos de la verdadera humildad.

Y la otra propuesta que nos trae el pasaje evangélico de hoy, nos la presenta el Señor valiéndose de otra reacción de otro discípulo, concretamente Juan, que aprendamos a trabajar juntos, incluso con los que no quieran formar parte de nuestro grupo (no son de los nuestros) pero realizan el espíritu del evangelio, trabajan por la justicia, por la paz, defienden la libertad…, “no se lo impidáis: el que no está contra vosotros, está a favor vuestro”, unir esfuerzos con todos aquellos que luchen contra el maligno, combatan contra las fuerzas del mal, sumar con todos aquellos que batallen y trabajen por construir el bien.

Que tengas un buen día.

Jesús Aguilar Mondéjar, sacerdote.

jesus-discipulos

EVANGELIO DEL DÍA: Mt 10, 7-15: Lo que habéis recibido gratis, dadlo gratis.

EVANGELIO DEL DÍA:
Mt 10,7-15: Lo que habéis recibido gratis, dadlo gratis.

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus Apóstoles:
-Id y proclamad que el Reino de los Cielos está cerca: Curad enfermos, resucitad muertos, limpiad leprosos, echad demonios.
Lo que habéis recibido gratis, dadlo gratis.
No llevéis en la faja oro, plata ni calderilla; ni tampoco alforja para el camino, ni otra túnica, ni sandalias, ni bastón; bien merece el obrero su sustento. Cuando entréis en un pueblo o aldea, averiguad quién hay allí de confianza y quedaos en su casa hasta que os vayáis. Al entrar en una casa saludad; si la casa se lo merece, la paz que le deseáis vendrá a ella. Si no se lo merece, la paz volverá a vosotros.
Si alguno no os recibe o no os escucha, al salir de su casa o del pueblo, sacudid el polvo de los pies.
Os aseguro que el día del juicio les será más llevadero a Sodoma y Gomorra; que a aquel pueblo.

PISTAS PARA LA MEDITACIÓN:

Todavía tenemos en la memoria el Evangelio del domingo pasado de San Lucas, hoy nos encontramos con otro envió, en vez de los setenta y dos, hoy es al grupo de los doce, pero las instrucciones son las mismas, en la versión de San Mateo. Después de la elección envía a los apóstoles a la misión y les da unas instrucciones muy concretas a realizar. Les habla de la tarea evangelizadora el mensaje unido a unos signos que liberan y después les habla del estilo: gratuidad, desprendimiento, relación de paz… el Señor acentúa que el estilo de vida vaya de acuerdo con la proclamación.

El Señor envía a los discípulos. Primeramente les hace mención del anuncio: ” id y proclamad que el Reino de Dios está cerca”, son muchos los que no lo conocen, bastantes los que tienen sed de plenitud y desconocen su mensaje, “si conocieras el don de Dios”, numerosos los que sin saberlo esperan que alguien les ayude a descubrir como saciar su corazón en la búsqueda de plenitud. Todo ser humano anhela ser feliz, desea amar, ser amado.

“Lo que habéis recibido gratis , dadlo gratis”. Gratuidad. Todo un estilo que choca en el ambiente de la época y también en nuestra cultura. No es el proceder en nuestro actuar el borrar todo tipo de interés en las relaciones, ni material, ni afectivo, ni… Desde la libertad , sin generar dependencias. Desde la donación sin esperar nada a cambio. Que hermosura, todo es don, todo es gracia, todo se nos regala, todo se nos da. Actuar vosotros con el mismo proceder. Dar siempre con generosidad, sirviendo al prójimo sin segundas intenciones y sin esperar nada a cambio. También nos indica que no hay que esperar a tener todos los medios materiales o todo el tiempo del mundo antes de decidirnos a trabajar o a hacer algo por los demás. Igualmente nos anima a ser siempre pacíficos y llevar en todas las situaciones un mensaje de paz, de perdón, de unión, de conciliación, de bondad.

Nuestra tarea es continuación de la misión de Cristo. Hemos recibido el encargo de llevar a todos el amor de Dios, anunciándolo no sólo con palabras, sino con el testimonio concreto de caridad delicada, abierta y universal.

Que tengas un buen día.

jesus-con-los-doce

EVANGELIO DEL DÍA: Mt 10, 1-7: Jesús llamó a sus doce discípulos.

EVANGELIO DEL DÍA:

Mt 10,1-7: Jesús llamó a sus doce discípulos.

En aquel tiempo, Jesús llamó a sus doce discípulos y les dio autoridad para expulsar espíritus inmundos y curar toda enfermedad y dolencia.
Estos son los nombres de los doce apóstoles: el primero, Simón, el llamado Pedro, y su hermano Andrés; Santiago el Zebedeo, y su hermano Juan; Felipe y Bartolomé, Tomás y Mateo el publicano; Santiago el Alfeo, y Tadeo; Simón el fanático, y Judas Iscariote, el que lo entregó.
A estos doce los envió Jesús con estas instrucciones:
-No vayáis a tierra de paganos ni entréis en las ciudades de Samaría, sino id a las ovejas descarriadas de Israel.
Id y proclamad que el Reino de los Cielos está cerca.

PISTAS PARA LA MEDITACIÓN:

En el Evangelio de hoy el Señor nos aparece enviando a sus discípulos en misión. El Señor los llama por su nombre, nos resalta que la llamada es personalizada, donde espera la respuesta de cada uno a su invitación, valora la entrega y disponibilidad, el que sean capaces de seguirle hasta el final. Esto me enseña que yo, como cristiano, también he sido invitado por el Señor, que Él cuenta conmigo. ¡En la viña del Señor hay trabajo para todos!

Quien acoge esta invitación al seguimiento del Señor, ha de estar atento a escuchar primero la voz de Dios en la oración. Es importante que la misión se enriquezca de la relación íntima con el Señor. Dios, cuando llama, Él mismo da las capacidades necesarias para aquello a lo que se es enviado. Uno experimenta ese don y la gratuidad con la que se nos concede, y desde esa experiencia, su proceder debe ser con gran humildad, ya que él se sabe portador de un inmenso tesoro recibido, sabe de sus carencias y limitaciones, como muy bien expresaba S. Pablo: “este tesoro lo llevamos en vasijas de barro”.

Que tengas un buen día.
Jesús Aguilar Mondéjar,
Sacerdote.

20160704_081132

EVANGELIO DEL DÍA: Mt 9, 18-26: Tu fe te ha curado.

EVANGELIO DEL DÍA:
Mt 9,18-26: Tu fe te ha curado.

En aquel tiempo, mientras Jesús hablaba, se acercó un personaje que se arrodilló ante él y le dijo:
-Mi hija acaba de morir. Pero ven tú, ponle la mano en la cabeza, y vivirá.
Jesús lo siguió con sus discípulos.
Entretanto, una mujer que sufría flujos de sangre desde hacía doce años, se le acercó por detrás y le tocó el borde del manto, pensando que con sólo tocarle el manto se curaría.
Jesús se volvió, y al verla le dijo:
-¡Animo, hija! Tu fe te ha curado.
Y en aquel momento quedó curada la mujer.
Jesús llegó a casa del personaje y, al ver a los flautistas y el alboroto de la gente, dijo:
-¡Fuera! La niña no está muerta, está dormida.
Se reían de él.
Cuando echaron a la gente, entró él, cogió a la niña de la mano, y ella se puso en pie.
La noticia se divulgó por toda aquella comarca.

PISTAS PARA LA MEDITACIÓN:

En el Evangelio de hoy nos encontramos con dos milagros: la curación de la mujer que piensa que con solo tocar al Señor se curará y la vuelta a la vida de una niña. En ambos milagros vemos la respuesta del Señor a la fe.

El primer milagro se le presenta un padre, agobiado por el dolor, desesperado por la perdida de su hija, acaba de morir, se acerca al Señor, se arrodilla y con confianza le pide algo imposible, necesita que le ayude. Así nos debemos acercar al Señor. Debemos presentarle nuestras necesidades, nuestros dolores, nuestras penas y preocupaciones. En seguida hemos de confesarle que esperamos en Él. El Señor siempre pregunta: ¿qué puedo hacer por ti?. Hemos de abandonarnos en sus manos con absoluta confianza, convencidos de que el Señor nos volverá a la vida, es decir, nos sostendrá y nos dará lo que nos conviene.

En el segundo milagro una mujer que arrastra una enfermedad muchos años y que hace todo lo que depende de ella para tocar al Señor, la respuesta que recibió es: ¡Ánimo, tu fe te ha curado!. Que importante es la fe, hace posible el milagro, no sólo la salud, que sufría los efectos de la penosa enfermedad, le devolvió la paz, la integra en una vida normal y sobre todo, una relación espiritual más fuerte con el Señor. Él espera que le pidamos por nuestras necesidades. Hoy tenemos también la posibilidad de tocar a Cristo, madre Teresa de Calcuta invitaba a sus religiosas a tocar a los moribundos con la misma devoción que el sacerdote toca la sagrada eucaristía, sabiendo que en ellos esta el Señor, “lo que a uno de estos hagáis a mí me lo hacéis” –son palabras del Señor-. Recuerda el pasaje del juicio final, estuve enfermo… necesitado. Tenemos la posibilidad de tocar al Señor, servirle, amarle. Y el Señor nos toca con su Palabra, en los sacramentos, en la oración…¡Dejémonos tocar por el Señor!

Que tengas un buen día.

Jesús Aguilar Mondéjar, sacerdote.