recibiendo-el-espiritu-santo

EVANGELIO DEL DÍA: Lc 12,8-12: El Espíritu Santo os enseñará en aquel momento lo que tenéis que decir.

EVANGELIO DEL DÍA:
Lc 12,8-12: El Espíritu Santo os enseñará en aquel momento lo que tenéis que decir.

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:
-Si uno se pone de mi parte ante los hombres, también el Hijo del Hombre se pondrá de su parte ante los ángeles de Dios.
Y si uno me reniega ante los hombres, lo renegarán a él ante los ángeles de Dios.
Al que hable contra el Hijo del Hombre se le podrá perdonar, pero al que blasfeme contra el Espíritu Santo, no se le perdonará.
Cuando os conduzcan a la sinagoga, ante los magistrados y las autoridades, no os preocupéis de lo que vais a decir, o de cómo os vais a defender.
Porque el Espíritu Santo os enseñará en aquel momento lo que tenéis que decir.

PISTAS PARA LA MEDITACIÓN:

En el Evangelio de hoy nos encontramos con dar la cara por el Señor. “Si uno se pone de mi parte”. Expresar el amor, confiar en Dios, tener fe en Dios o creer en él, implica tener la seguridad de que no me va a fallar, que su palabra se cumple y me hace bien. Cuando nuestro ambiente cultural tiende a encerrar la fe en el campo de lo privado, el pasaje del evangelio, nos invita a manifestar nuestro amor por el Señor.

Otra palabra de vida que emana del pasaje de hoy, es que contamos siempre con la presencia y cercanía de Dios, que no nos deja y viene siempre en nuestra ayuda. «el Espíritu Santo os enseñará en aquel momento lo que tenéis que decir». La promesa dada a los discípulos se cumple “yo estaré siempre con vosotros”.
Nos encontramos en palabras del Señor que “no se le perdonará” , nos sorprende, ya que parece como si el Señor encontrará limites a su perdón, nada más lejos de la realidad, sin embargo siempre cuenta con la respuesta del otro, necesario acoger su amor, si lo rechazamos, si lo negamos, Él no va a cambiar nuestra respuesta. Por eso, nos dice que hay pecados que ni Dios perdonará, si por nuestra parte, si al pecar no se da la actitud humilde de reconocer el pecado. Si no dejamos a Dios ser Dios, no va a ir en contra de nuestra voluntad. El Espíritu Santo, que Dios ha derramado en nuestros corazones, tiene la misión de ofrecernos el perdón, el arrepentimiento y la renovación que el Señor logró para nosotros mediante su entrega en la Cruz y mediante su Resurrección. Si alguien rechaza al Espíritu Santo, ¿cómo podrá ser perdonado? Si en verdad queremos dar un auténtico testimonio de nuestra fe dejémonos poseer y guiar por el Espíritu Santo, para que Él sea quien dé testimonio de Jesucristo desde nosotros ante cualquier persona que nos pida razón de nuestra esperanza.

Hoy hacemos memoria de San Ignacio de Antioquia, obispo y mártir, discípulo de San Juan y segundo sucesor de san Pedro, fue condenado por el emparador Trajano al suplicio de las fieras y trasladado a Roma, donde consumó su glorioso martirio. En el oficio de lectura de hoy nos expresa el deseo de morir por Dios… prefiero morir en Cristo Jesús que reinar en los confines de la tierra. Todo mi deseo y mi voluntad están puestos en aquel que por nosotros murió y resucitó. Se acerca ya el momento de mi nacimiento a la vida nueva… permitid que imite la pasión de mi Dios.

Hoy es sábado, día dedicado a la Santísima Virgen, se nos invita a poner nuestros ojos en Ntra. Madre. Que tengas un buen día.

Jesús Aguilar Mondéjar, sacerdote.

1213216828013_f

EVANGELIO DEL DÍA: Lc 12,1-7: A vosotros os digo, amigos míos: no tengáis miedo.

EVANGELIO DEL DÍA:
Lc 12,1-7: A vosotros os digo, amigos míos: no tengáis miedo.

En aquel tiempo, miles y miles de personas se agolpaban hasta pisarse unos a otros.
Jesús empezó a hablar, dirigiéndose primero a sus discípulos:
–Cuidado con la levadura de los fariseos, o sea, con su hipocresía.
Nada hay cubierto que no llegue a descubrirse, nada hay escondido que no llegue a saberse.
Por eso, lo que digáis de noche, se repetirá a pleno día, y lo que digáis al oído en el sótano, se pregonará desde la azotea.
A vosotros os digo, amigos míos: no tengáis miedo a los que matan el cuerpo, pero no pueden hacer más.
Os voy a decir a quién tenéis que temer: temed al que tiene poder para matar y después echar en el fuego. A ése tenéis que temer, os lo digo yo.
¿No se venden cinco gorriones por dos cuartos? Pues ni de uno solo se olvida Dios.
Hasta los pelos de vuestra cabeza están contados.
Por lo tanto, no tengáis miedo: no hay comparación entre vosotros y los gorriones.

PISTAS PARA LA MEDITACIÓN:

En el Evangelio de hoy nos resalta que Dios nos cuida, desde las cosas más pequeñas hasta en los grandes acontecimientos; todo lo ordena para nuestra salvación, no permite nada que no sea con este fin y puede sacar el bien incluso de las consecuencias de un mal. Como dice la Escritura, todo coopera para el bien de los que aman a Dios. Debemos vivir con esta profunda convicción de que no nos pasa nada que Dios no quiera y que todo lo que Él permite es lo mejor. Dios es el Señor de nuestras vidas, aun cuando los caminos de su providencia nos parezcan incomprensibles. Tratemos de ver al Señor en los acontecimientos.

Hoy también se puede celebrar la memoria de Santa Margarita María Alacoque, virgen, monja de la orden de la Visitación de la Virgen María, que progresó de modo admirable en la vida de la perfección y, enriquecida con gracias místicas, trabajó mucho para propagar el culto al Sagrado Corazón de Jesús, del que era muy devota. En el oficio de lectura del día nos encontramos una carta de Santa Margarita donde nos habla del sagrado corazón como una fuente inagotable, que no desea otra cosa que derramarse en el corazón de los humildes… de él manan sin cesar tres arroyos: el primero es el de la misericordia para con los pecadores… el segundo es el de la caridad… del tercer arroyo mana el amor y la luz…por encima de todo, conservad la paz del corazón, que es el mayor tesoro. Para conservarla, nada ayuda tanto como el renunciar a la propia voluntad y poner la voluntad del Corazón divino en lugar de la nuestra, de manera que sea ella la que haga en lugar nuestro todo lo que contribuye a su gloria, y nosotros, llenos de gozo, nos sometamos a él y confiemos en él totalmente.

Que tengas buen día.

Jesús Aguilar Mondéjar, sacerdote

5036740031c65s32942_p

EVANGELIO DEL DÍA: Mt 11,25-30: Te doy gracias, Padre.

EVANGELIO DEL DÍA:
Mt 11,25-30: Te doy gracias, Padre.

En aquel tiempo, exclamó Jesús:
-«Te doy gracias, Padre, Señor de cielo y tierra, porque has escondido estas cosas a los sabios y entendidos y se las has revelado a la gente sencilla. Sí, Padre, así te ha parecido mejor. Todo me lo ha entregado mi Padre, y nadie conoce al Hijo más que el Padre, y nadie conoce al Padre sino el Hijo, y aquel a quien el Hijo se lo quiera revelar. Venid a mí todos los que estáis cansados y agobiados, y yo os aliviaré. Cargad con mi yugo y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón, y encontraréis vuestro descanso. Porque mi yugo es llevadero y mi carga ligera.»

PISTAS PARA LA MEDITACIÓN:

En el Evangelio de hoy nos habla del misterio del Corazón de Jesús. El corazón no sólo es un órgano vital. El corazón nos habla de lo que hay en el interior. Y el Corazón de Jesús rebosa de amor hacia los hombres, no ha escatimado nada con tal de testimoniarnos su amor. Es por este camino del amor y de la humildad por el que Jesús nos conquista.

El Señor nos dice que aprendamos de Él a ser humildes. Quieres ser nuestro modelo. Así que no tenemos más que seguir sus pasos e identificarnos con Él. Convertirnos en otro Cristo.

Ser humildes es estar convencidos de que nada podemos sin el auxilio de Dios, es sabernos pecadores. La humildad también nos lleva a tratar de la mejor manera al prójimo, a comprender, a disculpar, a ser instrumentos de unidad entre los demás. Como la gran Santa que hoy celebramos, nos decía que la humildad es vivir en verdad.

Teresa nace en Ávila el 28 de marzo de 1515. A los dieciocho años, entra en el Carmelo. A los cuarenta y cinco años, para responder a las gracias extraordinarias del Señor, emprende una nueva vida. Es entonces cuando funda el convento de San José de Ávila, primero de los varios Carmelos que establecerá en España. Con san Juan de la Cruz, introdujo la gran reforma carmelitana. Sus escritos son un modelo seguro en los caminos de la plegaria y de la perfección. Murió en Alba de Tormes, al anochecer del 4 de octubre de 1582. Pablo VI la declaró doctora de la Iglesia el 27 de septiembre de 1970.

¿Que nos enseña Santa Teresa de Ávila?
A mantenernos en la oración aunque tengamos períodos de aridez espiritual como los que tuvo ella.
A vencer las dificultades de la vida con buen ánimo y con una gran confianza en Dios. Saber poner en manos de Dios nuestras dificultades.
A perseverar en las situaciones difíciles de nuestra vida sin perder de vista nuestro objetivo: llegar al cielo.
Paciencia ante las acusaciones de las gentes. No guardó rencor a la gente que tanto se opuso a ella y sus ideas.
Valor ante las dificultades. Era capaz de solucionar los problemas que se le iban presentando.
Aceptar la voluntad de Dios en su vida.

Que tengas un buen día.

Jesús Aguilar Mondéjar, sacerdote.

jesus-y-fariseos

EVANGELIO DEL DÍA: Lc 11,42-46: ¡Ay de vosotros…!

EVANGELIO DEL DÍA:
Lc 11,42-46: ¡Ay de vosotros…!

En aquel tiempo, dijo el Señor:
–¡Ay de vosotros, fariseos, que pagáis el diezmo de la hierbabuena, de la ruda y de toda clase de legumbres, mientras pasáis por alto el derecho y el amor de Dios!
Esto habría que practicar sin descuidar aquello.
¡Ay de vosotros, fariseos, que os encantan los asientos de honor en las sinagogas y las reverencias por la calle!
¡Ay de vosotros, que sois como tumbas sin señal, que la gente pisa sin saberlo!
Un jurista intervino y le dijo:
–Maestro, diciendo eso nos ofendes también a nosotros.
Jesús replicó:
–¡Ay de vosotros también, juristas, que abrumáis a la gente con cargas insoportables, mientras vosotros no las tocáis ni con un dedo!

PISTAS PARA LA MEDITACIÓN:

En el Evangelio de hoy el Señor denuncia varias actitudes a los fariseos, y los advierte, podríamos aplicarnos dichas advertencias y acoger esta palabra diciendo que nos avisa, nos podemos ver reflejados en la invitación a cambiar, ” pasáis por alto el derecho y el amor de Dios”. Nos vuelve a recordar que la ley tiene como único fin ayudarnos a vivir de acuerdo al amor. Cada uno de los mandamientos expresan el deseo de Dios de que el hombre crezca y madure en el amor. Sin embargo cuando la ley se convierte en fin en sí misma deja de expresar el deseo del legislador y se convierte en un yugo difícil de llevar. Nada más complicado que realizar las cosas porque están mandadas, simplemente por una obligación, si esto ocurre la experiencia que vivimos la ley no es una ayuda, al contrario mas bien, al final, es como si nos cayera una losa que nos oprime y difícilmente captamos que se nos da como instrumento para nuestro crecimiento en el amor y en el seguimiento. Como cambian las cosas cuando tú cumples la ley porque en ella descubres un camino para crecer en el amor, tu vida se abre hacia la felicidad perfecta.

También hoy se nos ofrece como memoria libre, la memoria de un Papa de los primeros siglos del cristianismo, el Papa San Calixto, Parece ser que en un tiempo fue esclavo; alcanzó la libertad, fue ordenado diácono por el papa Ceferino, y le sucedió más tarde en la cátedra de Pedro. Se distinguió por su compasión y misericordia con los pecadores arrepentidos frente a los rigoristas de su tiempo. Defendió la fe contra las herejías de su tiempo. Murió martirizado el año 222 y fue sepultado en la vía Aurelia.

Que tengas un buen día.

Jesús Aguilar Mondéjar, sacerdote.

limosna

EVANGELIO DEL DÍA: Lc 11,37-41: Dad limosna y lo tendréis limpio todo.

EVANGELIO DEL DÍA:
Lc 11,37-41: Dad limosna y lo tendréis limpio todo.

En aquel tiempo, cuando Jesús terminó de hablar, un fariseo lo invitó a comer a su casa.
El entró y se puso a la mesa.
Como el fariseo se sorprendió al ver que no se lavaba las manos antes de comer, el Señor le dijo:
–Vosotros, los fariseos, limpiáis por fuera la copa y el plato, mientras por dentro rebosáis de robos y maldades.
¡Necios! El que hizo lo de fuera, ¿no hizo también lo de dentro?
Dad limosna de lo de dentro, y lo tendréis limpio todo.

PISTAS PARA LA MEDITACIÓN:

En el Evangelio de hoy el Señor viene a recordarnos que es el corazón y no los ritos externos, que son los criterios, actitudes e intenciones , lo que hay que convertir en primer lugar. Y luego, de un corazón convertido brotarán el bien y las buenas acciones.

¿A qué se refiere el Señor cuando dice que demos limosna y todo quedará limpio? Nos enseña que el cumplimiento de sus mandamientos ha de estar motivado por el amor y que la caridad es la cumbre de la vida del cristiano. No se trata de un altruismo sino de imitar a Jesucristo que murió en la cruz entregándose a sí mismo por nosotros. Este espíritu de donación nos hace reconocernos como meros administradores de los dones que recibimos de Dios y no como propietarios absolutos, nos libra del apego a los bienes materiales y crea lazos de comunión con los demás. En cada acto de caridad hemos de estar atentos a purificar constantemente nuestras intenciones, para buscar en todo sólo la gloria de Dios. La limosna es la que nos dejará más puros que nuestras repetidas e inútiles purificaciones. Nos ayudara en el camino de ir dándonos, no solo nuestras cosas sino hasta nosotros mismos.

Que tengas un buen día.

Jesús Aguilar Mondéjar, sacerdote.

 

(Imagen www.zocalo.com.mx)