Catequesis del Papa Francisco (miércoles 13 de enero 2016)

Así es nuestro Dios…

“El Señor es misericordioso. Es un Dios que se conmueve y se enternece por nosotros, como una madre cuando toma en brazos a su niño, deseosa sólo de amar, proteger, ayudar, lista a donar todo, incluso a sí misma.

El Señor es bondadoso, dona gracia, tiene comprensión y en su grandeza. Se inclina sobre quien es débil y pobre, siempre listo para acoger, comprender, perdonar.

El Señor es “lento para enojarse”. Dios sabe esperar, sus tiempos no son aquellos impacientes de los hombres.

El Señor es “grande en el amor y en la fidelidad”. Amor que indica el afecto, la gracia, la bondad. Fidelidad sin límites. La fidelidad en la misericordia es el ser de Dios.

Confiemos totalmente en Él y experimentemos la alegría de ser amados por este Dios, misericordioso y bondadoso, lento para enojarse y grande en el amor y en la fidelidad”.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *