jubileo-misericordia

Entremos por la Puerta Jubilar

Estimados hermanos cursillistas:

El día de la Purísima Concepción de la Bienaventurada Virgen María, el Papa Francisco abrió solemnemente la Puerta Santa de la Basílica de San Pedro del Vaticano, comenzando, así, para toda la Iglesia, el Jubileo Extraordinario de la Misericordia.

Apertura diocesana Jubileo Misericordia

Fue un momento de alegría y esperanza para toda la humanidad poder contemplar, a través de la Televisión y de otros medios de comunicación, cómo la Iglesia, Esposa de Cristo, ofrece en éste Año de Gracia a hombres y mujeres de toda clase y condición, la posibilidad de entrar por la Puerta de la Misericordia de Dios, para encontrar la alegría y la vida que necesitamos para ser felices.

La puerta que se abre no significa otra cosa que poder encontrarnos con Jesús, el Hijo de Dios Vivo, para entrar en su Corazón lleno de ternura y misericordia: “Yo soy la puerta: quien entre por mí se salvará y podrá entrar y salir, y encontrará pastos” (Jn 10, 9).

Jesús es el “Rostro de la Misericordia de Dios”. Un rostro cercano y lleno de compasión para con todos y, en especial, para con los más pequeños, los que más sufren, los más despreciados y marginados, los más abandonados… Él se interesa por todos y regala todo lo bueno, lo verdadero y bello que nuestro corazón anhela y necesita para ser feliz.

Humilde, pobre, paciente y de mucha misericordia lo hemos podido contemplar en su Encarnación, Nacimiento, Vida Pública, Pasión y Muerte, Resurrección y Ascensión al Cielo: “Pasó haciendo el bien y curando a todos los oprimidos por el diablo, porque Dios estaba con él”  (Hch 10, 38).

¿Quién de nosotros no querrá en este Año Jubilar apresurarse a entrar por esta “Puerta Santa” que encierra tantos bienes y ternura? ¿Quién de nosotros no tiene ansias de paz, de alegría, de felicidad, de amor, de perdón para sí mismo, para su familia, sus amigos y conocidos, y para toda la humanidad?

Apresurémonos a peregrinar, llenos de esperanza y alegría, hacia la Puerta Jubilar que nuestro Obispo D. José Manuel ha abierto en la Santa Iglesia Catedral de nuestra Diócesis de Cartagena.

Vuestro Consiliario, Miguel Ángel Gil

AnoDeLaMisericordia

1 comentario

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *