yo-estoy-en-el-padre

EVANGELIO DEL DÍA: Jn 14, 6-14: Señor, muéstranos al Padre y nos basta.

EVANGELIO DEL DÍA:
Jn 14,6-14: Señor, muéstranos al Padre y nos basta.

En aquel tiempo, dijo Jesús a Tomás:
– «Yo soy el camino, y la verdad, y la vida. Nadie va al Padre, sino por mí. Si me conocierais a mí, conoceríais también a mi Padre. Ahora ya lo conocéis y lo habéis visto.»
Felipe le dice:
– «Señor, muéstranos al Padre y nos basta.»
Jesús le replica:
– «Hace tanto que estoy con vosotros, ¿y no me conoces, Felipe? Quien me ha visto a mí ha visto al Padre. ¿Cómo dices tú: “Muéstranos al Padre”? ¿No crees que yo estoy en el Padre, y el Padre en mí? Lo que yo os digo no lo hablo por cuenta propia. El Padre, que permanece en mí, él mismo hace sus obras. Creedme: yo estoy en el Padre, y el Padre en mí. Si no, creed a las obras. Os lo aseguro: el que cree en mí, también él hará las obras que yo hago, y aún mayores. Porque yo me voy al Padre; y lo que pidáis en mi nombre, yo lo haré, para que el Padre sea glorificado en el Hijo.
Si me pedís algo en mi nombre, yo lo haré.»

PISTAS PARA LA MEDITACIÓN:

En el Evangelio de hoy donde celebramos la festividad de dos apóstoles, San Felipe y Santiago, vuelve el Señor a presentarse como “Yo soy el camino, y la verdad, y la vida”. El que nos lleva a la plenitud. En Felipe escuchamos la petición: “muéstranos al Padre”, y gracias a su petición, el Señor continua instruyendo y mostrando el misterio de la Santisima Trinidad, “quien me ha visto a mí ha visto al Padre”.

Os propongo algunos acentos dados por el Papa Emérito, Benedicto XVI, al referirse a San Felipe y Santiago, en la homilía del 15 de julio del 2012, también nosotros somos llamados a dar testimonio del Señor en nuestras vidas:

“El hecho de que Jesús llame a algunos discípulos a colaborar directamente en su misión, manifiesta un aspecto de su amor: esto es, Él no desdeña la ayuda que otros hombres pueden dar a su obra; conoce sus límites, sus debilidades, pero no los desprecia; es más, les confiere la dignidad de ser sus enviados. Jesús los manda de dos en dos y les da instrucciones, que el evangelista resume en pocas frases. La primera se refiere al espíritu de desprendimiento: los apóstoles no deben estar apegados al dinero ni a la comodidad. Jesús además advierte a los discípulos de que no recibirán siempre una acogida favorable: a veces serán rechazados; incluso puede que hasta sean perseguidos. Pero esto no les tiene que impresionar: deben hablar en nombre de Jesús y predicar el Reino de Dios, sin preocuparse de tener éxito. El éxito se lo dejan a Dios.”

Hoy en algunos pueblos de nuestra región, bendecidos con una reliquia de la mismísima Cruz de Cristo, viviendo bajo su amparo y protección, teniéndola como su excelsa patrona, ponemos la mirada en la Santísima Cruz, el día tres de mayo, es día grande donde la señal del cristiano se nos presenta como camino para el cielo, contemplamos al Señor en la sede del amor, y le pedimos que nos ayude a abrazar nuestras cruces y dejarnos transformar por Él. Que tengas un buen día.

Jesús Aguilar Mondéjar, sacerdote

1 comentario
  1. Mª de la Encarnacion
    Mª de la Encarnacion Dice:

    ¡CREER O NO CREER!
    Si creemos amamos y si amamos nos ayudamos y nos preocupamos de hacer felices a los demas.
    Jesus nos pide Cree Ama y Camina confiado yó voy contigo, AMEN.

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *