no es el siervo mas que su amo

EVANGELIO DEL DÍA: Jn 15, 18-21: No es el siervo más que su amo.

EVANGELIO DEL DÍA:
Jn 15,18-21: No es el siervo más que su amo.

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:
– «Si el mundo os odia, sabed que me ha odiado a mí antes que a vosotros.
Si fuerais del mundo, el mundo os amaría como cosa suya, pero como no sois del mundo, sino que yo os he escogido sacándoos del mundo, por eso el mundo os odia.
Recordad lo que os dije: “No es el siervo más que su amo. Si a mí me han perseguido, también a vosotros os perseguirán; si han guardado mi palabra, también guardarán la vuestra.”
Y todo eso lo harán con vosotros a causa de mi nombre, porque no conocen al que me envió.»

PISTAS PARA LA MEDITACIÓN:

En el Evangelio de hoy nos advierte de los contratiempos que habrá que contar por no seguir el espíritu del mundo, incluso nos previene de lo que nos podrá suceder por ser sus amigos, el discípulo no es más que el maestro; el amor que Él ha entregado al mundo ha sido rechazado con odio y con violencia, y, de igual modo, sus seguidores correrán también el mismo destino. Una de las bienaventuranzas ya nos avisa de ello, “dichosos cuando os persigan por mi causa…”. Les advierte para que cuando suceda, no se desanimen, ni se desalienten, tenemos que contar con la persecución, con el no entendimiento, siempre se nos brinda como una oportunidad para crecer en el amor, siempre es un reto para poner amor donde no se da, es la formula de vencer al mal. Sin embargo, el Señor no siente amargura, “estar alegres y contentos cuando esto suceda”, ni les transmite esta verdad de un modo pesimista, para desanimarlos; al contrario, en el rechazo, en la persecución, en la contradicción, está la alegría de saber que se está siendo fiel al querer de Dios; es la constatación de que las palabras y las acciones no se acomodan -no se pueden acomodar-, al modo de ser de un mundo que se quiere desarrollar a las espaldas de Dios, donde se mofan de sus valores, sus dones y sus prioridades.

Hoy, sábado, la iglesia nos invita a poner una mirada especial en la Santísima Virgen María. De Ella podemos aprender a vivir poniendo amor ante aquellos que quieren hacernos daño, Ella acompaño a su Hijo en el camino del Calvario, Ella nos acompaña en nuestros procesos de sufrimiento, Ella permaneció fiel junto a la Cruz, Ella permanece junto a nosotros en nuestras cruces. Que tengas un buen día.

Jesús Aguilar Mondéjar, sacerdote

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *