ven espiritu santo

EVANGELIO DEL DÍA: Jn 16, 12-15: El Espíritu de la verdad os guiará hasta la verdad plena.

EVANGELIO DEL DÍA:
Jn 16,12-15: El Espíritu de la verdad os guiará hasta la verdad plena.

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:
– «Muchas cosas me quedan por deciros, pero no podéis cargar con ellas por ahora; cuando venga él, el Espíritu de la verdad, os guiará hasta la verdad plena. Pues lo que hable no será suyo: hablará de lo que oye y os comunicará lo que está por venir.
El me glorificará, porque recibirá de mí lo que os irá comunicando.
Todo lo que tiene el Padre es mío. Por eso os he dicho que tomará de lo mío y os lo anunciará.»

PISTAS PARA LA MEDITACIÓN:

En el Evangelio de hoy tenemos dos de las seis tareas que el Señor asigna al Espíritu Santo en su discurso de despedida: Acompañar a los discípulos en la ausencia de Jesús; Recordarles las palabras del mismo; Dar testimonio de él; Hacer un juicio constante sobre el pecado y la injusticia del mundo; Guiar a los discípulos hasta la verdad plena y Glorificar a Jesús.

¿Nos damos cuenta del gran don que es el Espíritu Santo para nuestras vidas? El mismo Espíritu que se cernía sobre las aguas en la creación, el mismo Espíritu que vino sobre María en el momento de la Encarnación, es El que habita en nuestras almas y nos guía hasta el cielo. ¡Es tan grande este don del Espíritu Santo,! .La acción del Espíritu Santo nunca se interrumpe. Por medio de los sacramentos nos llega su gracia a nuestra alma. No se trata de algo merecido o de algo que podamos adquirir con nuestros simples esfuerzos. Todo es un don de Dios que requiere de nuestra cooperación. Dejemos que el Espíritu Santo nos cambie por dentro. Sólo si conservamos el silencio y la docilidad interior, como la Virgen María, podremos captar y escuchar su voz. Necesitamos ser conscientes de ello y pedir con frecuencia al Espíritu Santo el coraje que nos es indispensable para ser cristianos hoy día, es decir, para confesar a Cristo como señor de nuestras vidas, para ser miembros activos de una iglesia evangelizadora, para poder rezar el padrenuestro, para luchar contra el pecado, para vivir como hijos de Dios y para hacer vida la Buena Noticia en nuestras vidas. ¡Ven, Espíritu Santo!

Que tengas un buen día.

Jesús Aguilar Mondéjar, sacerdote

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *