Screenshot_20160522-153538

EVANGELIO DEL DÍA: Jn 16, 12-15: Todo lo que tiene el Padre es mío.

EVANGELIO DEL DÍA:
Jn 16,12-15: Todo lo que tiene el Padre es mío.

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:
– «Muchas cosas me quedan por deciros, pero no podéis cargar con ellas por ahora; cuando venga él, el Espíritu de la verdad, os guiará hasta la verdad plena. Pues lo que hable no será suyo: hablará de lo que oye y os comunicará lo que está por venir.
El me glorificará, porque recibirá de mí lo que os irá comunicando.
Todo lo que tiene el Padre es mío. Por eso os he dicho que tomará de lo mío y os lo anunciará.»

PISTAS PARA LA MEDITACIÓN:

Celebramos hoy la Solemnidad de la Santísima Trinidad. En palabras del Papa Francisco en el Ángelus del 26 de mayo de 2013: “Hoy alabamos a Dios no por un particular misterio, sino por Él mismo, “por su inmensa gloria”, como dice el himno litúrgico, le alabamos y le damos gracias porque es Amor, y porque nos llama a entrar en el abrazo de su comunión que es la vida eterna.” Continuando con textos del Papa Francisco que nos ayuden para nuestra meditación:

“La Trinidad es comunión de Personas divinas, las cuales son una con la otra y una en la otra: esta comunión es la vida de Dios, el misterio de amor del Dios vivo” (ángelus, 31 mayo 2015).

“La Santísima Trinidad no es el producto de razonamientos humanos; es el rostro con el que Dios mismo se ha revelado, no desde lo alto de una cátedra, sino caminando con la humanidad. Es justamente Jesús quien nos ha revelado al Padre y quien nos ha prometido el Espíritu Santo.” (Ángelus, 26 mayo 2013).

“Todos estamos llamados a testimoniar y anunciar el mensaje de que «Dios es amor», de que Dios no está lejos o es insensible a nuestras vicisitudes humanas. Está cerca, está siempre a nuestro lado, camina con nosotros para compartir nuestras alegrías y nuestros dolores, nuestras esperanzas y nuestras fatigas. Nos ama tanto y hasta tal punto, que se hizo hombre, vino al mundo no para juzgarlo, sino para que el mundo se salve por medio de Jesús (cf. Jn 3, 16-17). Y este es el amor de Dios en Jesús, este amor que es tan difícil de comprender, pero que sentimos cuando nos acercamos a Jesús. Y Él nos perdona siempre, nos espera siempre, nos quiere mucho. Y el amor de Jesús que sentimos, es el amor de Dios.” (ángelus del 15 de junio de 2014).

“La prueba más fuerte de que hemos sido creados a imagen de la Trinidad es esta: Sólo el amor nos hace felices, porque vivimos en relación, y vivimos para amar y ser amados” (Benedicto XVI, ángelus del 7 junio 2009).

En la reflexión semanal de nuestro Obispo D. José Manuel Lorca realizada en la revista “Nuestra Iglesia”, donde comenta el Evangelio, hoy, termina invitándonos a celebrar el día de la Vida Consagrada, “el día de tantas personas, que en los monasterios y conventos se dedican totalmente a Dios en la oración, en el silencio y en el trabajo. Acordaos de las hermanas de los monasterios de clausura de nuestra Diócesis: Agustinas, Benedictinas, Capuchinas, Carmelitas, Clarisas, Concepcionistas, Cistercienses, Dominicas y Justinianas y dad gracias a Dios por cada una de ellas, porque han ofrecido sus vidas a Nuestro Señor por nosotros, rezan por todos y alaban al Altísimo siempre…Bendecid a Dios por nuestras hermanas y pedidle que surjan más vocaciones para seguir sus pasos…”

Feliz día del Señor, feliz domingo desbordado por el misterio de Dios amor, que tengas un buen día.

Jesús Aguilar Mondéjar, sacerdote.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *