Juan-1616-20

EVANGELIO DEL DÍA: Jn 16,16-20: No entendemos lo que dice.

EVANGELIO DEL DÍA:
Jn 16,16-20: No entendemos lo que dice.
En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:
– «Dentro de poco ya no me veréis, pero poco más tarde me volveréis a ver.»
Comentaron entonces algunos discípulos:
– «¿Qué significa eso de “dentro de poco ya no me veréis, pero poco más tarde me volveréis a ver”, y eso de “me voy con el Padre”?»
Y se preguntaban:
– «¿Qué significa ese “poco”? No entendemos lo que dice.»
Comprendió Jesús que querían preguntarle y les dijo:
– «¿Estáis discutiendo de eso que os he dicho: “Dentro de poco ya no me veréis, pero poco más tarde me volveréis a ver”? Pues sí, os aseguro que lloraréis y os lamentaréis vosotros, mientras el mundo estará alegre; vosotros estaréis tristes, pero vuestra tristeza se convertirá en alegría.»
PISTAS PARA LA MEDITACIÓN:
En el Evangelio de hoy el Señor anuncia a sus discípulos su inminente partida y su pronto retorno, que cambiara la tristeza de los suyos en alegría. Los apóstoles no entienden de momento las palabras del Señor: “dentro de poco ya no me veréis”, no siempre entendían los planes de Dios sobre ellos, después irán viendo que se refiere a su muerte inminente, “y dentro de otro poco me volveréis a ver”, más tarde entenderán que hace mención a su cercana victoria de la resurrección. Les costó muchísimo a los discípulos comprender que el camino de Jesús pasaba por la cruz. El “no entendemos de qué está hablando” se refiere a la aceptación y a la comprensión del “misterio” de la Pasión.
La Resurrección del Señor fundamenta la alegre esperanza de la nuestra. Es necesario por tanto, aprender a ver con ojos de esperanza los dolores de esta vida. Los dolores no nos faltarán pero tampoco los consuelos y las ayudas de Dios. En lugar de preguntarnos el ¿por qué? del sufrimiento, deberíamos hacer como nos recuerda el Papa que nos invita a preguntarnos el ¿para qué? Recuerda que la historia que lleva el Señor con nosotros es una historia de amor y de salvación. Algo bueno sacara el Señor, aunque yo ahora no logre percatarme y me cueste muchísimo verlo.
También hoy celebramos la festividad de San Juan de Avila “vivió en el siglo XVI. Profundo conocedor de las Sagradas Escrituras, estaba dotado de un ardiente espíritu misionero. Supo penetrar con singular profundidad en los misterios de la redención obrada por Cristo para la humanidad. Hombre de Dios, unía la oración constante con la acción apostólica. Se dedicó a la predicación y al incremento de la práctica de los sacramentos, concentrando sus esfuerzos en mejorar la formación de los candidatos al sacerdocio, de los religiosos y los laicos, con vistas a una fecunda reforma de la Iglesia.” (Benedicto XVI, homilia durante la Misa  de la proclamación de S. Juan de Avila doctor de la iglesia, 7 de octubre de 2012).
Que tengas buen día.
Jesús Aguilar Mondéjar (Chechu), sacerdote.
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *