2016-01-17 10.05.38

EVANGELIO DEL DÍA: Jn 2,1-12: Haced lo que él diga


EVANGELIO DEL DÍA:
Jn 2,1-12: Haced lo que él diga.

En aquel tiempo, había una boda en Caná de Galilea y la madre de Jesús estaba allí; Jesús y sus discípulos estaban también invitados a la boda.
Faltó el vino y la madre de Jesús le dijo:
-No les queda vino.
Jesús le contestó:
-Mujer, déjame, todavía no ha llegado mi hora.
Su madre dijo a los sirvientes:
-Haced lo que él diga.
Había allí colocadas seis tinajas de piedra, para las purificaciones de los judíos, de unos cien litros cada una.
Jesús les dijo:
-Llenad las tinajas de agua.
Y las llenaron hasta arriba.
Entonces les mandó:
-Sacad ahora, y llevádselo al mayordomo.
Ellos se lo llevaron.
El mayordomo probó el agua convertida en vino sin saber de dónde venía (los sirvientes sí lo sabían, pues habían sacado el agua), y entonces llamó al novio y le dijo:
-Todo el mundo pone primero el vino bueno y cuando ya están bebidos, el peor; tú en cambio has guardado el vino bueno hasta ahora.
Así, en Caná de Galilea Jesús comenzó sus signos, manifestó su gloria y creció la fe de sus discípulos en él.
Después bajó a Cafarnaúm con su madre y sus hermanos y sus discípulos, pero no se quedaron allí muchos días.

PISTAS PARA LA MEDITACIÓN:

Después del Bautismo del Señor comenzamos el tiempo ordinario, y hoy lo hacemos de la mano de Ntra. Madre, la Santísima Virgen María, como le gustaba decir al Papa San Juan Pablo II acudiendo a la escuela de María. Iniciamos este tiempo de gracia contemplando a María, me sorprende de una manera grandiosa ver que aunque nadie le solicite nada, Ella ante las necesidades de aquella pareja sale al paso e intercede por ellos, en este pasaje es importante ver su oración de intercesión, aparece pidiendo e intercediendo por los hombres ante Jesús. Ante esta actitud vislumbramos el cuidado maternal de María que le lleva a estar atenta a nuestras necesidades, espirituales y materiales. Nos enseña también a comportarnos siempre como Ella, con bondad, cordialidad y disponibilidad hacia los demás.

Nos invita a confiar y acudir al Señor. Ella confía plenamente en su Hijo y está convencida que Él sabe lo que conviene hacer. De María aprendemos a hacer verdadera oración, a presentarle al Señor nuestras carencias y a aceptar con humildad su voluntad. La indicación que les da a aquella gente, también es valida hoy para nosotros: HACED LO QUE ÉL OS DIGA. Nos invita a entrar en la voluntad de Dios, a querer lo que Dios quiere. Que nuestra vida sea una búsqueda de la voluntad de Dios para realizarla, Ella con su HAGASE nos señala la actitud del discípulo, buscar agradar a Dios, hacer de nuestra vida un SI. Toda nuestra vida, con su gracia, puede transformarse. El Señor espera que pongamos a su disposición todo lo que tenemos, que sepamos dar el cien por ciento en todo lo que hagamos y que realicemos nuestros trabajos con la máxima entrega y responsabilidad.

Esta semana del 18 al 25 de enero, culmina con la conversión de San Pablo, se celebra la Semana de la Unidad por los cristianos, este año lleva el lema: “Destinados a proclamar las grandezas del Señor”, se nos invita a orar por la unidad tan necesaria para que el mundo pueda acoger la Buena Nueva del Evangelio. “Que todos sean uno para que el mundo crea”. En palabras del Papa Francisco: “La búsqueda de la unidad plena de los cristianos sigue siendo una prioridad para la iglesia Católica”.

Feliz domingo. Feliz día del Señor. Que tengas un buen día.

Jesús Aguilar Mondéjar, sacerdote

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *