santateresitadelninojesus-1octubre

EVANGELIO DEL DÍA: Lc 10, 17-24: Estad alegres porque vuestros nombres están inscritos en el cielo.

EVANGELIO DEL DÍA:
Lc 10,17-24: Estad alegres porque vuestros nombres están inscritos en el cielo.

En aquel tiempo, los setenta y dos volvieron muy contentos y dijeron a Jesús:
–Señor, hasta los demonios se nos someten en tu nombre.
El les contestó:
–Veía a Satanás caer del cielo como un rayo. Mirad: os he dado potestad para pisotear serpientes y escorpiones y todo el ejército del enemigo. Y no os hará daño alguno.
Sin embargo, no estéis alegres porque se os someten los espíritus; estad alegres porque vuestros nombres están inscritos en el cielo.
En aquel momento, lleno de la alegría del Espíritu Santo, exclamó:
–Te doy gracias, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque has escondido estas cosas a los sabios y a los entendidos, y las has revelado a la gente sencilla.
Sí, Padre, porque así te ha parecido bien.
Todo me lo ha entregado mi Padre, y nadie conoce quién es el Hijo, sino el Padre, ni quién es el Padre, sino el Hijo, y aquél a quien el Hijo se lo quiere revelar.
Y volviéndose a sus discípulos, les dijo aparte:
–¡Dichosos los ojos que ven lo que vosotros veis! Porque os digo que muchos profetas y reyes desearon ver lo que veis vosotros y no lo vieron; y oír lo que oís, y no lo oyeron.

PISTAS PARA LA MEDITACIÓN:

En el Evangelio de hoy nos resalta la alegría de los discípulos porque su misión apostólica había sido todo un éxito. El Señor les advierte donde deben poner la fuente de su alegría, “porque sus nombres están escritos en el cielo”. Nuestro gozo debe estar puesto en la esperanza de poder ir al Cielo y no en los éxitos materiales que obtengamos. También nos indica que aprendamos de Él. Encontrareis vuestro descanso, si aprendemos a descansar en el Señor, si entramos en el camino de la humildad, de la mansedumbre, de la misericordia, si somos agradecidos. ¡Gracias Padre, porque así te ha parecido bien!. La actitud de gratitud y de aprecio de todo lo que recibimos nos hará cada día más felices.

También hoy hacemos memoria de santa Teresa del Niño Jesús, virgen y doctora de la Iglesia, que entró aún muy joven en el monasterio de las Carmelitas Descalzas de Lisieux, llegando a ser maestra de santidad en Cristo por su inocencia y simplicidad. Enseñó el camino de la perfección cristiana por medio de la infancia espiritual, demostrando una mística solicitud en bien de las almas y del incremento de la Iglesia, y terminó su vida a los veinticinco años de edad, el día treinta de septiembre († 1897).

Hoy es sábado, día consagrado a la Santísima Virgen, acudamos a la escuela de la Virgen, aprendamos de Ella y con Ella, a amar y a seguir a su Hijo. Que tengas un buen día.

Jesús Aguilar Mondéjar, sacerdote

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *