jesus-y-fariseos

EVANGELIO DEL DÍA: Lc 11,42-46: ¡Ay de vosotros…!

EVANGELIO DEL DÍA:
Lc 11,42-46: ¡Ay de vosotros…!

En aquel tiempo, dijo el Señor:
–¡Ay de vosotros, fariseos, que pagáis el diezmo de la hierbabuena, de la ruda y de toda clase de legumbres, mientras pasáis por alto el derecho y el amor de Dios!
Esto habría que practicar sin descuidar aquello.
¡Ay de vosotros, fariseos, que os encantan los asientos de honor en las sinagogas y las reverencias por la calle!
¡Ay de vosotros, que sois como tumbas sin señal, que la gente pisa sin saberlo!
Un jurista intervino y le dijo:
–Maestro, diciendo eso nos ofendes también a nosotros.
Jesús replicó:
–¡Ay de vosotros también, juristas, que abrumáis a la gente con cargas insoportables, mientras vosotros no las tocáis ni con un dedo!

PISTAS PARA LA MEDITACIÓN:

En el Evangelio de hoy el Señor denuncia varias actitudes a los fariseos, y los advierte, podríamos aplicarnos dichas advertencias y acoger esta palabra diciendo que nos avisa, nos podemos ver reflejados en la invitación a cambiar, ” pasáis por alto el derecho y el amor de Dios”. Nos vuelve a recordar que la ley tiene como único fin ayudarnos a vivir de acuerdo al amor. Cada uno de los mandamientos expresan el deseo de Dios de que el hombre crezca y madure en el amor. Sin embargo cuando la ley se convierte en fin en sí misma deja de expresar el deseo del legislador y se convierte en un yugo difícil de llevar. Nada más complicado que realizar las cosas porque están mandadas, simplemente por una obligación, si esto ocurre la experiencia que vivimos la ley no es una ayuda, al contrario mas bien, al final, es como si nos cayera una losa que nos oprime y difícilmente captamos que se nos da como instrumento para nuestro crecimiento en el amor y en el seguimiento. Como cambian las cosas cuando tú cumples la ley porque en ella descubres un camino para crecer en el amor, tu vida se abre hacia la felicidad perfecta.

También hoy se nos ofrece como memoria libre, la memoria de un Papa de los primeros siglos del cristianismo, el Papa San Calixto, Parece ser que en un tiempo fue esclavo; alcanzó la libertad, fue ordenado diácono por el papa Ceferino, y le sucedió más tarde en la cátedra de Pedro. Se distinguió por su compasión y misericordia con los pecadores arrepentidos frente a los rigoristas de su tiempo. Defendió la fe contra las herejías de su tiempo. Murió martirizado el año 222 y fue sepultado en la vía Aurelia.

Que tengas un buen día.

Jesús Aguilar Mondéjar, sacerdote.