jesus-y-fariseos

EVANGELIO DEL DÍA: Lc 11, 47-54: Los letrados y fariseos empezaron a acosarlo.

EVANGELIO DEL DÍA:
Lc 11,47-54: Los letrados y fariseos empezaron a acosarlo.

En aquel tiempo, dijo el Señor:
-¡Ay de vosotros, que edificáis mausoleos a los profetas, después que vuestros padres los mataron!
Así sois testigos de lo que hicieron vuestros padres, y lo aprobáis; porque ellos los mataron y vosotros les edificáis sepulcros.
Por algo dijo la sabiduría de Dios: «Les enviaré profetas y apóstoles: a algunos los perseguirán y matarán»; y así a esta generación se le pedirá cuenta de la sangre de los profetas derramada desde la creación del mundo; desde la sangre de Abel hasta la de Zacarías, que pereció entre el altar y el santuario.
Sí, os lo repito: se le pedirá cuenta a esta generación.
¡Ay de vosotros, juristas, que os habéis quedado con la llave del saber: vosotros que no habéis entrado y habéis cerrado el paso a los que intentaban entrar!
Al salir de allí, los letrados y fariseos empezaron a acosarlo y a tirarle de la lengua con muchas preguntas capciosas, para cogerlo con sus propias palabras.

PISTAS PARA LA MEDITACIÓN:

En el Evangelio de hoy nos encontramos con los famosos ¡Ay!, ellos exhortan a la conversión, llaman al cambio del corazón, nos pone delante los males, los pecados, utiliza la denuncia para buscar el cambio y la salvación de todos, nos aparece el Señor reprendiendo a los doctores de la ley por sus actitudes con los demás. Con estas advertencias traemos a la memoria que seremos examinados de amor, -como bien nos recuerdan los santos-, nos ponen delante el mandamiento nuevo, es el termómetro que mide nuestras acciones para con nuestro prójimo, con aquel que comparto mi vida, mi tiempo, en definitiva con el que convivo y transcurre mi peregrinar por este mundo. ¿has amado? ¿has servido? ¿has mejorado la vida de los que te rodean? ¿has aportado el amor de Dios entre los que el Señor pone en tu camino?

Vemos también que el Señor hace realidad la bienaventuranza de la persecución, estad alegres y contentos cuando nos toque sufrir algo por Ntro Señor, percibimos en el pasaje de hoy que : “Los letrados y fariseos empezaron a acosarlo…”, contemplemos la fortaleza de nuestro Señor frente a la oposición y el rechazo. Llamada a nuestra perseverancia ante la adversidad, nuestra calidad de amor al superar los retos que se nos pondrán para purificar nuestro amor, toda una oportunidad de mostrar la calidad de nuestro amor en la prueba.

Que tengas un buen día.

Jesús Aguilar Mondéjar, sacerdote.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *