Rezar 4

EVANGELIO DEL DÍA : Lc 21,34-36: Manteneos en pie ante el Hijo del Hombre.

EVANGELIO DEL DÍA :
Lc 21,34-36: Manteneos en pie ante el Hijo del Hombre.

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:
-Tened cuidado: no se os embote la mente con el vicio, la bebida y la preocupación del dinero, y se os eche encima de repente aquel día; porque caerá como un lazo sobre todos los habitantes de la tierra.
Estad siempre despiertos, pidiendo fuerza para escapar de todo lo que está por venir, y manteneos en pie ante el Hijo del Hombre.

PISTAS PARA LA MEDITACION:

Hoy concluye el discurso escatológico según la versión del evangelista San Lucas y acaba también el año litúrgico, dando paso al adviento. Nos aparece la exhortación a la vigilancia y muy unida a la oración, “velad y orad” el mensaje dado por Ntro. Señor a sus discípulos en Getsemaní, la única manera de poder vencer la tentación. El Señor es fiel y nos mantendrá firmes hasta el final si acudimos a Él y nos apoyamos en Él, mas que en nuestras propias fuerzas. Confiemos que nuestra vida, nuestra persona, nuestro tiempo esta en manos de Dios. Si obramos cada día buscando agradar a Dios, no tenemos nada que temer. El que busca amar sinceramente a Dios se sabe en sus manos.

El Papa Benedicto XVI en el ángelus del 2 de diciembre de 2012 comenta este pasaje: “trazando la línea de conducta a seguir para estar preparados para la venida del Señor. En el Evangelio de Lucas, Jesús dice a los discípulos: «Tened cuidado de vosotros, no sea que se emboten vuestros corazones con juergas, borracheras y las inquietudes de la vida… Estad despiertos en todo tiempo, rogando». Por lo tanto, sobriedad y oración. […] En medio de las agitaciones del mundo, o los desiertos de la indiferencia y del materialismo, los cristianos acogen de Dios la salvación y la testimonian con un modo distinto de vivir,[…] La comunidad de los creyentes es signo del amor de Dios, de su justicia que está ya presente y operante en la historia, pero que aún no se ha realizado plenamente y, por ello, siempre hay que esperarla, invocarla, buscarla con paciencia y valor.”

Se nos hace una llamada a estar despiertos, velando en oración y pidiendo a Dios fuerzas para perseverar hasta el final. El Señor vendrá en nuestra ayuda, si nuestra vida la intentamos construir en Él. Un modelo para nosotros es la Santísima Virgen María, hoy sábado día dedicado de una manera especial a Ella, podemos aprender con su HÁGASE, buscando siempre lo que Dios quiere y queriendo aquello que agrada a Dios, no buscar ya mi realización sino llegar a esa realización siendo instrumento en las manos de quien tanto me ama.

Que tengas un buen día.
Jesús Aguilar Mondéjar (Chechu), sacerdote.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *