43_i-am-the-bread-of-life_900x600_72dpi_1

EVANGELIO DEL DÍA: Marcos 3,20-35: Quien cumpla la voluntad de Dios.

EVANGELIO DEL DÍA:
Marcos 3,20-35: Quien cumpla la voluntad de Dios.

Vuelve a casa. Se aglomera otra vez la muchedumbre de modo que no podían comer.
Se enteraron sus parientes y fueron a hacerse cargo de él, pues decían: «Está fuera de sí.» Los escribas que habían bajado de Jerusalén decían: «Está poseído por Beelzebul» y «por el príncipe de los demonios expulsa los demonios.»
Él, llamándoles junto a sí, les decía en parábolas: «¿Cómo puede Satanás expulsar a Satanás?
Si un reino está dividido contra sí mismo, ese reino no puede subsistir.
Si una casa está dividida contra sí misma, esa casa no podrá subsistir.
Y si Satanás se ha alzado contra sí mismo y está dividido, no puede subsistir, pues ha llegado su fin.
Pero nadie puede entrar en la casa del fuerte y saquear su ajuar, si no ata primero al fuerte; entonces podrá saquear su casa.
Yo os aseguro que se perdonará todo a los hijos de los hombres, los pecados y las blasfemias, por muchas que éstas sean.
Pero el que blasfeme contra el Espíritu Santo, no tendrá perdón nunca, antes bien, será reo de pecado eterno.»
Es que decían: «Está poseído por un espíritu inmundo.»
Llegan su madre y sus hermanos y, quedándose fuera, le envían a llamar.
Estaba mucha gente sentada a su alrededor. Le dicen: «¡Oye!, tu madre, tus hermanos y tus hermanas están fuera y te buscan.»
Él les responde: «¿Quién es mi madre y mis hermanos?»
Y mirando en torno a los que estaban sentados en corro, a su alrededor, dice: «Estos son mi madre y mis hermanos.
Quien cumpla la voluntad de Dios, ése es mi hermano, mi hermana y mi madre.»

PISTAS PARA LA MEDITACIÓN:

En el Evangelio de hoy continúa la oposición de los jefes del judaísmo a Jesús, lo califican de endemoniado. Y otro sufrimiento mayor provocado por los parientes, por los suyos, por los más cercanos, no reconocen su mesianismo, quieren sacarlo de su ministerio, y lo acusan: “estaba fuera de sus cabales”.

El Señor sufre el rechazo. Hasta de los suyos, incluso de los lazos familiares, de sus parientes. Realiza el bien y se le malinterpreta, se le acusa de tener dentro a Belcebú, de no estar bien. El discípulo no es mas que el maestro, y debe estar preparado para los ataques del maligno, sabiendo, que no escatimará en presentar obstáculos, incluso, confundiendo y aliándose con la mentira, todo esta permitido para sembrar odio, división, desconfianza,… todo lo contrario a los frutos del espíritu: comprensión, paz, bondad…; sin embargo, el Señor aprovecha para formarlos: “un reino dividido no puede subsistir…”. Cristo vence los poderes del mal, así , que su seguidor, unido a Él, y cumpliendo la voluntad del Padre, puede también derrotar el mal en su vida personal y en el ambiente que le rodea.

Otro tema para nuestra reflexión: El pecar contra el Espíritu Santo. Estaríamos hablando de la cerrazón al poder de Dios. ¿Por qué la blasfema contra el Espíritu Santo es imperdonable? El doctor de la Iglesia Santo Tomás de Aquino responde que se trata de un pecado “irremisible por su misma naturaleza, porque excluye los elementos gracias a los cuales se concede remisión de los pecados”. Fruto de la libertad del ser humano puede no querer recibir la salvación que Dios ofrece al hombre, ese rechazo radical, es respetado por Dios e incapacita la acción del Espíritu Santo en él, la obstinación a no acoger el perdón, paraliza, incapacita, impide que Dios le pueda perdonar.

Y concluye con algo prioritario y fundamental que es formar parte de la familia de los hijos de Dios, ¿quienes son mi madre y mis hermanos?… El que haga la voluntad de Dios, es decir, aquellos que escuchan la Palabra de Dios y la cumplen, la llevan a sus vidas, son transformados por la fuerza y el poder de la misma Palabra, conforman su vida en buscar agradar a Dios, quieren hacer lo que Dios quiere. San Agustín comentando este pasaje dice: “Estos son mi madre y mis hermanos. El que cumple la voluntad de mi Padre, que me ha enviado, ése es mi hermano, y hermana, y mi madre. ¿Por ventura no cumplió la voluntad del Padre la Virgen María, ella, que dio fe a mensaje divino, que concibió por su fe, que fue elegida para que de ella naciera entre los hombres el que había de ser nuestra salvación, que fue creada por Cristo antes que Cristo fuera creado en ella?…-María- es más dichosa por ser discípula de Cristo que por ser madre de Cristo. Por esto, María fue bienaventurada, porque, antes de concebir a su Hijo en su seno, le dio a luz en su corazón”.

Que tengas un buen día. Es domingo, el día del Señor.
Jesús Aguilar Mondéjar (Chechu), sacerdote.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *