Ascensión

EVANGELIO DEL DÍA: Mc 16,15-20: Subió al cielo y se sentó a la derecha de Dios.

EVANGELIO DEL DÍA:
Mc 16,15-20: Subió al cielo y se sentó a la derecha de Dios.
En aquel tiempo, se apareció Jesús a los Once y les dijo:
«ld al mundo entero y proclamad el Evangelio a toda la creación. El que crea y se bautice se salvará; el que se resista a creer será condenado. A los que crean, les acompañarán estos signos: echarán demonios en mi nombre, hablarán lenguas nuevas, cogerán serpientes en sus manos y, si beben un veneno mortal, no les hará daño. Impondrán las manos a los enfermos, y quedarán sanos.»
Después de hablarles, el Señor Jesús subió al cielo y se sentó a la derecha de Dios. Ellos se fueron a pregonar el Evangelio por todas partes, y el Señor cooperaba confirmando la palabra con las señales que los acompañaban.
PISTAS PARA LA MEDITACIÓN:
Celebramos la Solemnidad de la Ascensión del Señor. Esta festividad nos invita a una comunión profunda con Jesús muerto y resucitado. No se trata de una separación porque Él permanece para siempre con nosotros, de una forma nueva, acudiendo a  las palabras del Papa Francisco, en el  Ángelus del 8 de mayo de 2016: “Contemplamos el misterio de Jesús que sale de nuestro espacio terreno para entrar en la plenitud de la gloria de Dios, llevando consigo nuestra humanidad”. En la homilia del 27 de mayo de 2017, comenta esta pasaje evangélico: “¡ID! Es un acto de extrema confianza en los suyos: ¡Jesús se fía de nosotros, cree en nosotros más de lo que nosotros creemos en nosotros mismos! Nos envía a pesar de nuestras faltas; sabe que no seremos nunca perfectos y que , si esperamos convertirnos en mejores para evangelizar, no empezaremos nunca”. Como Jesús intercede siempre por nosotros ante el Padre, así nosotros sus discípulos no nos cansemos nunca de rezar para acercar la tierra y el cielo.
Celebramos unidos a la solemnidad de la Ascensión del Señor la Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales. El Papa Francisco ha elegido para esta ocasión el lema, “La verdad os hará libres”, y en el mensaje quiere ofrecer “una aportación al esfuerzo común para prevenir la difusión de las noticias falsas, y para redescubrir el valor de la profesión periodística y la responsabilidad personal de cada uno en la comunicación de la verdad”. Y concluye con una oración inspirándose en la oración atribuida a S. Francisco de Asis “hazme un instrumento de tu paz”:
Señor, haznos instrumentos de tu paz. Haznos reconocer el mal que se insinúa en una comunicación que no crea comunión.
Haznos capaces de quitar veneno de nuestros juicios. Ayúdanos a hablar de los otros como de hermanos y hermanas. Tú eres fiel y digno de confianza; haz que nuestras palabras sean semillas de bien para el mundo: donde hay ruido, haz que practiquemos la escucha; donde hay confusión, haz que inspiremos armonía; donde hay ambigüedad, haz que llevemos claridad; donde hay exclusión, haz que llevemos el compartir; donde hay sensacionalismo, haz que usemos la sobriedad; donde hay superficialidad, haz que planteemos interrogantes verdaderos; donde hay prejuicio, haz que suscitemos confianza; donde hay agresividad, haz que llevemos respeto; donde hay falsedad, haz que llevemos verdad. Amén.
Feliz domingo, feliz día del Señor, que tengas un buen día.
Jesús Aguilar Mondéjar (Chechu), sacerdote.
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *