JES_S_PREDICANDO-500x375

EVANGELIO DEL DÍA: Mc 6, 30-34: Andaban como ovejas sin pastor

EVANGELIO DEL DÍA:
Mc 6,30-34: Andaban como ovejas sin pastor.

En aquel tiempo, los apóstoles volvieron a reunirse con Jesús y le contaron todo lo que habían hecho y enseñado. Él les dijo:
-«Venid vosotros solos a un sitio tranquilo a descansar un poco.»
Porque eran tantos los que iban y venían que no encontraban tiempo ni para comer. Se fueron en barca a un sitio tranquilo y apartado. Muchos los vieron marcharse y los reconocieron; entonces de todas las aldeas fueron corriendo por tierra a aquel sitio y se les adelantaron. Al desembarcar, Jesús vio una multitud y le dio lástima de ellos, porque andaban como ovejas sin pastor; y se puso a enseñarles con calma.
PISTAS PARA LA MEDITACIÓN:

En el Evangelio de hoy contemplamos: ¡Cuán cercano es el Señor! En el pasaje evangélico le vemos llevando a sus discípulos a un lugar apartado para reponer sus fuerzas. Se preocupa para que descansen. De esta forma nos enseña a conjugar el trabajo con la oración, el quehacer con los momentos de renovación personal. El cristiano sabe tomar el descanso como una oportunidad de renovación interior, para estar en condiciones de realizar con alegría y con fruto el trabajo al servicio de la familia, del prójimo y de Dios. Nadie mejor que el Señor conoce y comprende nuestros cansancios y desalientos. Hemos de aprender a fortalecernos junto a Él. Escuchemos su voz que nos dice: “Venid a mí todos los que estáis cansados y agobiados”. Santifiquémonos en todo momento, también en los tiempos de ocio y sepamos vivir con orden, dedicando el tiempo apropiado al trabajo, la oración y el descanso.

“…Y se compadeció de ellos”. El Evangelio nos resalta varias acciones donde se pone en práctica la misericordia. Su compasión le hace conmoverse ante los sufrimientos y necesidades humanas. Leyendo de nuevo el Evangelio nos daremos cuenta que la gente se fue corriendo para alcanzar a Jesús. ¿Y nosotros? ¿Buscamos al Señor de la misma manera? Los sacramentos son el lugar privilegiado donde le podemos encontrar. Si Dios es misericordioso con nosotros, debemos entonces tener también misericordia unos con otros. Hoy sábado, día especial de la Santísima Virgen, ella nos puede ayudar como madre nuestra a estar atento a las necesidades de los que nos rodean, recordar su sensibilidad para servir con prontitud a su prima Sta. Isabel o su intercesión por aquellos novios que les faltaba el vino, muestras y detalles de ejercer la misericordia, que María Santísima nos ayuda a tener un corazón misericordioso. Que tengas un buen día.

Jesús Aguilar Mondéjar, sacerdote

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *