jesus-con-los-doce

EVANGELIO DEL DÍA: Mc 9, 30-37: Iba instruyendo a sus discípulos.

EVANGELIO DEL DÍA:
Mc 9,30-37: Iba instruyendo a sus discípulos.

En aquel tiempo, Jesús y sus discípulos se marcharon de la montaña y atravesaron Galilea; no quería que nadie se enterase, porque iba instruyendo a sus discípulos. Les decía:
-«El Hijo del hombre va a ser entregado en manos de los hombres, y lo matarán; y, después de muerto, a los tres días resucitará.»
Pero no entendían aquello, y les daba miedo preguntarle. Llegaron a Cafarnaún, y, una vez en casa, les preguntó:
-«¿De qué discutíais por el camino?»
Ellos no contestaron, pues por el camino habían discutido quién era el más importante. Jesús se sentó, llamó a los Doce y les dijo:
-«Quien quiera ser el primero, que sea el último de todos y el servidor de todos.»
Y, acercando a un niño, lo puso en medio de ellos, lo abrazó y les dijo:
-«El que acoge a un niño como éste en mi nombre, me acoge a mí; y el que me acoge a mí no me acoge a mí, sino al que me ha enviado.»

PISTAS PARA LA MEDITACIÓN:

En el Evangelio de hoy nos encontramos con el segundo anuncio de la Pasión. Y si ponemos la mirada en los discípulos vemos que no nos han ocultado sus dificultades, que les costaba comprender lo que les anunciaba el Señor, ellos algunas veces ni se enteran. Mientras que Jesús habla de un Mesías sufriente, a ellos les preocupa la primacia en el Reino. ¡Que paciencia la de Ntro. Señor con ellos y tiene hoy con nosotros! Cuantas torpezas, cuantas dudas, cuantas incomprensiones, debido a que nuestro pensar es como los hombres y no como Dios. El pensamiento de los discípulos es demasiado humano, desean ambicionar los mejores puestos. Aprovechando sus torpezas, los corrige y los exhorta: “Quien quiera ser el primero –dice el Señor-, que sea el último de todos y el servidor de todos”. Cambiar la ambición del poder por la actitud del servicio. Para ser el primero según nos pide el Señor hay que hacerse servidor, renunciar a los propios intereses y aprender de todos.

Ahora entiendo que servir es atender, favorecer el crecimiento del otro, utilizar los talentos en bien de los demás, y ser, con gusto y amor, instrumento del Señor, como expresa la máxima de los jesuitas: Todo para mayor Gloria de Dios y en todo servir y amar.

Que tengas un buen día.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *