venid-a-mi

EVANGELIO DEL DÍA: Mt 11, 25-30: Venid a mí

EVANGELIO DEL DÍA:
Mt 11,25-30: Venid a mí…

En aquel tiempo, exclamó Jesús:
-«Te doy gracias, Padre, Señor de cielo y tierra, porque has escondido estas cosas a los sabios y entendidos y se las has revelado a la gente sencilla. Sí, Padre, así te ha parecido mejor. Todo me lo ha entregado mi Padre, y nadie conoce al Hijo más que el Padre, y nadie conoce al Padre sino el Hijo, y aquel a quien el Hijo se lo quiera revelar. Venid a mí todos los que estáis cansados y agobiados, y yo os aliviaré. Cargad con mi yugo y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón, y encontraréis vuestro descanso. Porque mi yugo es llevadero y mi carga ligera.»

PISTAS PARA LA MEDITACIÓN:

En el Evangelio de hoy destacar la gratitud de Ntro Señor: “Te doy gracias…” todo un ejemplo que se nos brinda para vivirlo. Cuanto cambia uno cuando tiene sensibilidad para el agradecimiento, cuando sale de si mismo, cuando aprende a apreciar todos los detalles que constantemente se nos brindan, cuando sale de estar centrado en si mismo y no vive creyendo que todo se lo merece sino mas bien que sabe detectar la cantidad de regalos con los cuales se ve inundado diariamente. Que manera de afrontar el día, en vez de caer en el lamento, la queja y el pesimismo, vivir en la alabanza, la capacidad de sorpresa y viendo el lado bueno de las cosas.

Quisiera detenerme en la invitación que hoy nos hace el Señor: “Venid a mí…”. El Señor se nos ofrece. ¿Quién no esta cansado? ¿Quién no siente el agobio de las preocupaciones diarias que a veces nos sobrepasan? ¿Quién no necesita ayuda? ¿Quién no esta necesitado de dejarse querer?. Se nos muestra el camino de la humildad,- aprended de mí nos dice-, de su mansedumbre y amor infinito. El camino para superar los agobios. El no caer en las aspiraciones, los honores del mundo, la fama, aprender de Él a despojarnos de todo, a elegir el desprendimiento, la sencillez, lo que nos ayude a amar, a priorizar lo verdaderamente importante y no quedarnos en el espíritu de nuestro mundo. A querer unirnos cada día mas a Él y recorrer su camino de abajamiento, de entrega, de olvido de sí, de amar hasta entregarnos del todo.

También hoy celebramos la festividad de Santa Catalina de Siena. Desde su más tierna infancia destaco por su entrega a Dios, se consagró su virginidad a la edad de siete años, a la edad de quince años destacó por su heroica caridad con los pobres, prisioneros, enfermos y desahuciados. A lo largo de su vida fue agraciada con numerosos éxtasis. Se entrego en el cuidado de los leprosos. Intervino como consejera del papa, al cual llamó: “dulce Cristo en la tierra”. Fue canonizada por Pio II en 1461, declarada patrona de Italia junto a S. Francisco de Asis, Pablo VI en 1970 la proclamó doctora de la iglesia y S. Juan Pablo II en 1999 la designó copatrona de Europa.

Que tengas un buen día.

Jesús Aguilar Mondéjar, sacerdote.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *