jesus-hablando-con-judios

EVANGELIO DEL DÍA: Mt 5,27-32: Habéis oído el mandamiento «no cometerás adulterio»

EVANGELIO DEL DÍA:
Mt 5,27-32: Habéis oído el mandamiento «no cometerás adulterio»…

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:
-Habéis oído el mandamiento «no cometerás adulterio». Pues yo os digo: el que mira a una mujer casada deseándola, ya ha sido adúltero con ella en su interior.
Si tu ojo derecho te hace caer, sácatelo y tíralo. Más te vale perder un miembro, que ser echado entero en el Abismo.
Si tu mano derecha te hace caer, córtatela y tírala, porque más te vale perder un miembro, que ir a parar entero al Abismo.
Está mandado: «El que se divorcie de su mujer, que le dé acta de repudio».
Pues yo os digo: el que se divorcie de su mujer -excepto en caso de prostitución- la induce al adulterio, y el que se case con la divorciada comete adulterio.

PISTAS PARA LA MEDITACIÓN:

En el Evangelio de hoy el Señor sigue corrigiendo puntos de la ley antigua. Toca el tema del adulterio, es una grave falta y afecta esencialmente al matrimonio, ya hay adulterio cuando hay infidelidad del corazón; el ejemplo que pone el Señor de arrancarse un ojo o una mano, puede parecer un tanto duro este lenguaje, desde luego que no debe ser tomado al pie de la letra pues esta ejemplificando la importancia y lo doloroso que a veces puede resultar el apartarse de las ocasiones de pecado. Si alguna realidad, persona o lugar te son ocasión de pecar, huye, aléjate de ellas, una retirada a tiempo puede ser una victoria, corta con todo lo que pueda ser ocasión de mal para tí, o no agrade a Dios por ser una ofensa contra el amor. Es posible echar de raíz todo lo que nos aleje de Dios, aún cuando nos parezca que es demasiado radical, pidamos al Señor que nos muestre que cosas en nuestra vida necesitan ser podadas por Él.

En las homilias de Santa Marta el 11 de octubre de 2013: “¿cómo ir por nuestro camino cristiano cuando existen las tentaciones? … no se puede obtener la victoria de Jesús sobre el mal, sobre el diablo, a medias… destruid la obra del diablo para liberarnos de su esclavitud… hay una lucha, una lucha en la que esta en juego la salvación eterna de todos nosotros… debemos siempre velar, velar contra el engaño , contra la seducción del maligno”…”cuando en nuestra vida hay algo que no funciona, debemos corregirlo, y debemos estar dispuesto a dejar cualquier cosa, con generosidad… en el momento de nuestra renuncia: debemos estar dispuestos a “dejar algo” ¿que quieres que deje para estar más cerca?” (Homilia en Santa Marta, 5 septiembre 2013).

Que tengas un buen día.
J.A.M.(Chechu)sacerdote.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *