thief-1562699_1280

EVANGELIO DEL DÍA: Lc 12,39-48: Dichoso el criado a quien su amo al llegar lo encuentre portándose fiel.

EVANGELIO DEL DÍA:
Lc 12,39-48: Dichoso el criado a quien su amo al llegar lo encuentre portándose fiel.

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:
-Comprended que si supiera el dueño de casa a qué hora viene el ladrón, no le dejaría abrir un boquete.
Lo mismo vosotros, estad preparados, porque a la hora que menos penséis, viene el Hijo del Hombre.
Pedro le preguntó:
-Señor, ¿has dicho esa parábola por nosotros o por todos?
El Señor le respondió:
-¿Quién es el administrador fiel y solícito a quien el amo ha puesto al frente de su servidumbre para que les reparta la ración a sus horas?
Dichoso el criado a quien su amo al llegar lo encuentre portándose así. Os aseguro que lo pondrá al frente de todos sus bienes.
Pero si el empleado piensa: «Mi amo tarda en llegar», y empieza a pegarles a los mozos y a las muchachas, a comer y beber y emborracharse; llegará el amo de ese criado el día y a la hora que menos lo espera y lo despedirá, condenándolo a la pena de los que no son fieles.
El criado que sabe lo que su amo quiere y no está dispuesto a ponerlo por obra, recibirá muchos azotes; el que no lo sabe, pero hace algo digno de castigo, recibirá pocos.
Al que mucho se le dio, mucho se le exigirá; al que mucho se le confió, más se le exigirá.

PISTAS PARA LA MEDITACIÓN:

En el Evangelio de hoy vuelve a insistir en la vigilancia, “estad preparados”. Para ilustrar la llamada a vivir con intensidad la entrega, el servicio, el amor, nos ofrece otra parábola y les interroga: ¿quien es el administrador fiel…? Y la exhortación a la fidelidad. En el pasaje evangélico podemos ver dos tipos de administradores, uno que se porta con caridad y fidelidad; y otro, donde abusa de su puesto, y solo mira su propio beneficio, abusando y maltratando a los otros. Depende como sea nuestro proceder, nuestras acciones nos estamos jugando nuestra salvación. Para el cristiano es imprudente pensar que mañana será un buen día para comenzar a ser mejor, o mañana inicio tal obra o buen propósito. La llamada es al hoy, nuestra vida esta en sus manos, no podemos añadir ni una hora. En el hoy de nuestra vida está nuestra salvación. Esto es demasiado importante como para dejarlo para “después”, la urgencia de corresponderle, tanto nos ama Dios que no podemos dilatar nuestra respuesta, ¿cómo pagaré al Señor tanto bien?.

En la homilía del 12 septiembre de 2009 en la ordenación de cinco sacerdotes el Papa emérito Benedicto XVI abordó la llamada a la fidelidad, la prudencia y la bondad: “La primera característica que el Señor pide al siervo es la fidelidad. Le ha sido confiado un gran bien, que no le pertenece. La Iglesia no es la Iglesia nuestra, sino su Iglesia, la Iglesia de Dios. […] La fidelidad es altruismo, y precisamente así es liberadora para el ministro mismo y para cuantos le son confiados. […] El Señor traza con pocas líneas una imagen del siervo malvado que se pone a comer y beber con borrachos y a golpear a los criados traicionando así la esencia de su encargo. En griego la palabra que indica “fidelidad” coincide con la que indica “fe”. La fidelidad del siervo de Jesucristo consiste precisamente también en el hecho de que no busca adecuar la fe a las modas del tiempo. Sólo Cristo tiene palabras de vida eterna, y debemos llevar estas palabras a la gente. Son el bien más precioso que se nos ha confiado. Esta fidelidad no tiene nada de estéril ni de estático; es creativa. […] Fidelidad no es temor, sino que está inspirada por el amor y por su dinamismo. El dueño alaba al siervo que ha hecho fructificar sus bienes. La fe requiere que sea transmitida: no se nos ha entregado sólo para nosotros mismos, para la salvación personal de nuestra alma, sino para los demás, para este mundo y para nuestro tiempo. Debemos situarla en este mundo, para que en él se transforme en una fuerza viva; para que aumente en él la presencia de Dios.”

Que tengas un buen día.
Jesús Aguilar Mondéjar (Chechu), sacerdote.

altar

EVANGELIO DEL DÍA: Lc 12,35-38: Dichosos los criados a quienes el Señor, al llegar, los encuentra en vela.

EVANGELIO DEL DÍA:
Lc 12,35-38: Dichosos los criados a quienes el Señor, al llegar, los encuentra en vela.

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:
Tened ceñida la cintura y encendidas las lámparas: Vosotros estad como los que aguardan a que su señor vuelva de la boda, para abrirle, apenas venga y llame.
Dichosos los criados a quienes el señor, al llegar, los encuentre en vela: os aseguro que se ceñirá, los hará sentar a la mesa y los irá sirviendo.
Y si llega entrada la noche o de madrugada, y los encuentra así, dichosos ellos.

PISTAS PARA LA MEDITACIÓN:

En el Evangelio de hoy nos encontramos con la parábola de los siervos que esperan a que su señor vuelva de la boda, para abrirle apenas venga y llame. Nos exhorta a la vigilancia, se trata de la vigilancia del corazón, el amor mantiene el corazón alerta, lo mismo que el del enamorado que vive pensando en la persona que ama, que el de la madre que vela el sueño y la salud de su hijo enfermo. El amor llena de esperanza la vigilancia, abre el corazón al bien, tiene la seguridad que se encontrará con el amado, la espera ha merecido la pena.

El Papa Francisco en la audiencia general del 24 de abril de 2013 nos presenta una catequesis sobre el Credo que profesamos y concretamente aborda la venida del Señor. Y lo hace de la mano de tres textos evangélicos que nos ayudan a entrar en este misterio: el de las diez vírgenes, el de los talentos y el del juicio final. Los tres forman parte del discurso de Jesús sobre el final de los tiempos y afirma que: “El tiempo de espera de su llegada es el tiempo que Él nos da, a todos nosotros, con misericordia y paciencia, antes de su venida final; es un tiempo de vigilancia; tiempo en el que debemos tener encendidas las lámparas de la fe, de la esperanza y de la caridad; tiempo de tener abierto el corazón al bien, a la belleza y a la verdad; tiempo para vivir según Dios, pues no sabemos ni el día ni la hora del retorno de Cristo. Lo que se nos pide es que estemos preparados al encuentro —preparados para un encuentro, un encuentro bello, el encuentro con Jesús—, que significa saber ver los signos de su presencia, tener viva nuestra fe, con la oración, con los Sacramentos, estar vigilantes para no adormecernos, para no olvidarnos de Dios. La vida de los cristianos dormidos es una vida triste, no es una vida feliz. El cristiano debe ser feliz, la alegría de Jesús. ¡No nos durmamos! […] Dios nos ofrece con misericordia y paciencia este tiempo para que aprendamos cada día a reconocerle en los pobres y en los pequeños; para que nos empleemos en el bien y estemos vigilantes en la oración y en el amor. Que el Señor, al final de nuestra existencia y de la historia, nos reconozca como siervos buenos y fieles.”

Que tengas un buen día.
Jesús Aguilar Mondéjar (Chechu), sacerdote.

JuanPabloII_22Octubre

EVANGELIO DEL DÍA: Lc 12,13-21: Ser rico ante Dios.

EVANGELIO DEL DÍA:
Lc 12,13-21: Ser rico ante Dios.

En aquel tiempo, dijo uno del público a Jesús:
–Maestro, dile a mi hermano que reparta conmigo la herencia.
El le contestó:
–Hombre, ¿quién me ha nombrado juez o árbitro entre vosotros ?
Y dijo a la gente:
–Mirad: guardaos de toda clase de codicia. Pues aunque uno ande sobrado, su vida no depende de sus bienes.
Y les propuso una parábola:
–Un hombre rico tuvo una gran cosecha. Y empezó a echar cálculos: ¿Qué haré? No tengo donde almacenar la cosecha.
Y se dijo: Haré lo siguiente: derribaré los graneros y construiré otros más grandes, y almacenaré allí todo el grano y el resto de mi cosecha. Y entonces me diré a mí mismo: «Hombre, tienes bienes acumulados para muchos años: túmbate, come, bebe y date buena vida».
Pero Dios le dijo: «Necio, esta noche te van a exigir la vida. Lo que has acumulado, ¿de quién será?»
Así será el que amasa riquezas para sí y no es rico ante Dios.

PISTAS PARA LA MEDITACIÓN:

En el Evangelio de hoy la cuestión que nos plantea es la de ser ricos o pobres ante Dios, es decir, nuestra actitud ante los bienes materiales. Ante la pregunta que nos lanza el pasaje: ¿Quién es rico ante Dios? Si tenemos que responder a ella, diríamos que el que su vida la tiene abierta a la escucha de su Palabra, el que tiene un corazón acogedor de la misma, el que intenta hacerla vida y se deja transformar por ella, el que le da valor y se la cree, el que sabe poner al servicio de los hermanos su persona, su tiempo, sus bienes, más o menos, no es cuestión de cantidad sino de totalidad.

También hoy celebramos a un santo muy cercano en el tiempo a nosotros, a Karol Józef Wojtyła, conocido como Juan Pablo II desde su elección al papado en octubre de 1978, nació en Wadowice, el 18 de mayo de 1920. Era el más pequeño de los tres hijos de Karol Wojtyła y Emilia Kaczorowska. Su madre falleció en 1929. Su hermano mayor Edmund (médico) murió en 1932 y su padre (suboficial del ejército) en 1941. Su hermana Olga murió antes de que naciera él.
Cuando las fuerzas de ocupación nazi cerraron la Universidad, en 1939, el joven Karol tuvo que trabajar en una cantera y luego en una fábrica química (Solvay), para ganarse la vida y evitar la deportación a Alemania.
A partir de 1942, al sentir la vocación al sacerdocio, siguió las clases de formación del seminario clandestino de Cracovia. Al mismo tiempo, fue uno de los promotores del “Teatro Rapsódico”, también clandestino.
Tras la segunda guerra mundial, continuó sus estudios en el seminario mayor de Cracovia, nuevamente abierto, y en la Facultad de Teología de la Universidad Jagellónica, hasta su ordenación sacerdotal en Cracovia el 1 de noviembre de 1946 de manos del Arzobispo Sapieha.
Seguidamente fue enviado a Roma, donde, bajo la dirección del dominico francés Garrigou-Lagrange, se doctoró en 1948 en teología, con una tesis sobre el tema de la fe en las obras de San Juan de la Cruz (Doctrina de fide apud Sanctum Ioannem a Cruce). En aquel período aprovechó sus vacaciones para ejercer el ministerio pastoral entre los emigrantes polacos de Francia, Bélgica y Holanda.
En 1948 volvió a Polonia, y fue vicario en diversas parroquias de Cracovia y capellán de los universitarios hasta 1951, cuando reanudó sus estudios filosóficos y teológicos. En 1953 presentó en la Universidad Católica de Lublin una tesis titulada “Valoración de la posibilidad de fundar una ética católica sobre la base del sistema ético de Max Scheler”. Después pasó a ser profesor de Teología Moral y Ética Social en el seminario mayor de Cracovia y en la facultad de Teología de Lublin.
El 4 de julio de 1958 fue nombrado por Pío XII Obispo titular de Olmi y Auxiliar de Cracovia. Recibió la ordenación episcopal el 28 de septiembre de 1958 en la catedral del Wawel (Cracovia), de manos del Arzobispo Eugeniusz Baziak.
El 13 de enero de 1964 fue nombrado Arzobispo de Cracovia por Pablo VI, quien le hizo cardenal el 26 de junio de 1967, con el título de San Cesareo en Palatio, Diaconía elevada pro illa vice a título presbiteral.
Además de participar en el Concilio Vaticano II (1962-1965), con una contribución importante en la elaboración de la constitución Gaudium et spes, el Cardenal Wojtyła tomó parte en las cinco asambleas del Sínodo de los Obispos anteriores a su pontificado.
Los cardenales reunidos en Cónclave le eligieron Papa el 16 de octubre de 1978. Tomó el nombre de Juan Pablo II y el 22 de octubre comenzó solemnemente su ministerio petrino como 263 sucesor del Apóstol Pedro. Su pontificado ha sido uno de los más largos de la historia de la Iglesia.
Su amor a los jóvenes le impulsó a iniciar en 1985 las Jornadas Mundiales de la Juventud. Con el Año de la Redención, el Año Mariano y el Año de la Eucaristía, promovió la renovación espiritual de la Iglesia.
Realizó numerosas canonizaciones y beatificaciones para mostrar innumerables ejemplos de santidad de hoy.
Juan Pablo II falleció el 2 de abril de 2005, a las 21.37, mientras concluía el sábado, y ya habíamos entrado en la octava de Pascua y domingo de la Misericordia Divina.
Desde aquella noche hasta el 8 de abril, día en que se celebraron las exequias del difunto pontífice, más de tres millones de peregrinos rindieron homenaje a Juan Pablo II, haciendo incluso 24 horas de cola para poder acceder a la basílica de San Pedro.
El 28 de abril, el Santo Padre Benedicto XVI dispensó del tiempo de cinco años de espera tras la muerte para iniciar la causa de beatificación y canonización de Juan Pablo II. La causa la abrió oficialmente el cardenal Camillo Ruini, vicario general para la diócesis de Roma, el 28 de junio de 2005. El Papa Benedicto XVI lo beatificó el 1 de mayo de 2011. El Santo Padre Francisco lo canonizó, junto a Juan XXIII, el 27 de abril del 2014.

Que tengas un buen día.
Jesús Aguilar Mondéjar (Chechu), sacerdote.

domund2018

EVANGELIO DEL DÍA: Mc 10,35-45: ¿Qué queréis que haga por vosotros?

EVANGELIO DEL DÍA:
Mc 10,35-45: ¿Qué queréis que haga por vosotros?

En aquel tiempo, se acercaron a Jesús los hijos de Zebedeo, Santiago y Juan, y le dijeron:
– «Maestro, queremos que hagas lo que te vamos a pedir.»
Les preguntó:
– «¿Qué queréis que haga por vosotros?»
Contestaron:
– «Concédenos sentarnos en tu gloria uno a tu derecha y otro a tu izquierda.»
Jesús replicó:
– «No sabéis lo que pedís, ¿sois capaces de beber el cáliz que yo he de beber, o de bautizaros con el bautismo con que yo me voy a bautizar?»
Contestaron:
– «Lo somos.»
Jesús les dijo:
– «El cáliz que yo voy a beber lo beberéis, y os bautizaréis con el bautismo con que yo me voy a bautizar, pero el sentarse a mi derecha o a mi izquierda no me toca a mí concederlo; está ya reservado.»
Los otros diez, al oír aquello, se indignaron contra Santia­go y Juan.
Jesús, reuniéndolos, les dijo:
– «Sabéis que los que son reconocidos como jefes de los pueblos los tiranizan, y que los grandes los oprimen.
Vosotros, nada de eso: el que quiera ser grande, sea vuestro servidor; y el que quiera ser primero, sea esclavo de todos.
Porque el Hijo del hombre no ha venido para que le sir­van, sino para servir y dar su vida en rescate por todos.»

PISTAS PARA LA MEDITACIÓN:

Celebramos hoy la Jornada Mundial de las Misiones, nos recuerda siempre la fuerte llamada que cada cristiano tenemos de ANUNCIAR y TESTIMONIAR el Evangelio a todos y especialmente a los que todavía no lo conocen. En el Mensaje del Papa Francisco para el DOMUND 2018 nos exhorta que: “Cada uno de nosotros está llamado a reflexionar sobre esta realidad: “Yo soy una misión en esta tierra, y para eso estoy en este mundo”[…] no tengáis miedo de Cristo y de su iglesia. En ellos se encuentra el tesoro que llena de alegría la vida. […] Por amor al Evangelio, muchos hombres y mujeres, y muchos jóvenes, se han entregado generosamente a sí mismos, a veces hasta el martirio, al servicio de los hermanos.[…] Nadie es tan pobre que no pueda dar lo que tiene, y antes incluso lo que es. Me gusta repetir la exhortación que dirigí a los jóvenes chilenos: “Nunca pienses que no tienes nada que aportar o que no le haces falta a nadie: Le haces falta a mucha gente y esto piénsalo. Cada uno de vosotros piénselo en su corazón: Yo le hago falta a mucha gente”. Hasta aquí algunos subrayados del mensaje del Papa para esta año.

En el Evangelio de hoy nos encontramos con la petición de la madre de los Zebedeos, es muy comprensible que solicitara lo que creía que era lo mejor: desear los primeros puestos, querer que sus hijos se encuentren al lado de Ntro. Señor. Sin embargo, se encuentran con la corrección dada por Jesús: “no sabéis lo que pedís”; cuantas veces, tiene el Señor que corregirnos ya que nuestras peticiones son elevadas a él con un espíritu influenciado por lo que se presenta como bueno en nuestro mundo, buscando los valores que no coinciden con los del reino, y tiene el Señor que corregirnos igual que lo hizo en su día a S. Pedro, “tú piensas como los hombres, no como Dios”. Necesitamos ir purificando nuestros deseos, lo primero pertenecer a Dios, ofrecernos a Él, de entregarle lo que somos, nuestras capacidades, nuestros proyectos, nuestras ilusiones, ver la verdad de nuestro corazón y dejarnos sanar por quien puede purificar nuestros pensamientos, deseos y acciones.

“¿Queréis beber el cáliz que yo he de beber?”, otra vez nos recuerda que el camino pasa por la cruz, por la entrega, no pretendamos una vida cómoda, sin dificultades, ni incomprensiones. Recuerda: Dichosos si os persiguen por mi causa, el discípulo no es mas que el Maestro. Ojalá podamos decirle al Señor como los dos hermanos: Si, estamos dispuestos. Si, queremos beber el cáliz que nos ofreces. Si, queremos ser todo tuyo. Es desde el amor donde se entiende la misión, y brota siempre de un corazón transformado por el amor de Dios. Desde allí se puede afrontar grandes dificultades, tensiones, combates, ir contracorriente…El espíritu viene en ayuda de nuestra debilidad, para que no nos gane la batalla el mal, la lógica de Dios es siempre otra, “sus planes, no son nuestros planes, sus caminos no son nuestros caminos”.

Y otro punto para nuestra meditación del pasaje evangélico de hoy es la invitación al servicio, vivir para servir, quien quiera ser grande que sirva. En esta Jornada Mundial de las misiones tenemos el testimonio de estos grandes seguidores del Señor, lo han dejado todo por Él, intentemos en la jornada de hoy, de una manera más especial, tener unas suplicas por ellos, por tantos misioneros y misioneras – sacerdotes, religiosos, matrimonios y laicos voluntarios- que consagran su existencia a llevar el Evangelio al mundo, 12.000 misioneros españoles repartidos por el mundo, afrontando incomodidades, dificultades y a veces incluso verdaderas persecuciones, dando el testimonio que cuando todos se van, cuando no quedan organismos internacionales, cuando han huido hasta las ONGs, siempre quedan los misioneros. Hasta el final, hasta dar la vida por amor, lo entregan todo.

Es Domingo, día del Señor. Que tengas un buen día.
Jesús Aguilar Mondéjar (Chechu), sacerdote.

pentecost-3409407__480

EVANGELIO DEL DÍA: Lc 12,8-12: El Espíritu Santo os enseñará en aquel momento lo que tenéis que decir.

EVANGELIO DEL DÍA:
Lc 12,8-12: El Espíritu Santo os enseñará en aquel momento lo que tenéis que decir.

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:
-Si uno se pone de mi parte ante los hombres, también el Hijo del Hombre se pondrá de su parte ante los ángeles de Dios.
Y si uno me reniega ante los hombres, lo renegarán a él ante los ángeles de Dios.
Al que hable contra el Hijo del Hombre se le podrá perdonar, pero al que blasfeme contra el Espíritu Santo, no se le perdonará.
Cuando os conduzcan a la sinagoga, ante los magistrados y las autoridades, no os preocupéis de lo que vais a decir, o de cómo os vais a defender.
Porque el Espíritu Santo os enseñará en aquel momento lo que tenéis que decir.

PISTAS PARA LA MEDITACIÓN:

En el Evangelio de hoy nos alienta a dar la cara por el Señor. Confiar en Dios, tener fe en Dios o creer en él, implica tener la seguridad de que Dios nos acompaña, apuesta por los que son testigos suyos, no los deja solos, que su palabra se cumple y me hace bien. Cuando nuestro ambiente cultural tiende a encerrar la fe en el campo de lo privado, el pasaje de hoy, nos invita a manifestar nuestro amor por el Señor.

Contamos siempre con la presencia y cercanía de Dios, que no nos deja y viene siempre en nuestra ayuda. «el Espíritu Santo os enseñará en aquel momento lo que tenéis que decir». Aunque nos advierte sobre la gravedad de pecar contra el Espíritu Santo para que tomemos conciencia del mal que nos hacemos, sigue alentándonos a la confianza que él nos sigue instruyendo y pondrá sus palabras en los que se dejan conducir por él.

Ante la blasfema contra el Espíritu Santo es rotundo: “no se le perdonará” da la impresión como si el Señor encontrará limites a su perdón, pero nada más lejos de la realidad, sin embargo, nos encontramos con el tema de la libertad, siempre cuenta con la respuesta del otro, si no acogemos su amor, si rechazamos, si lo negamos, Él no va a cambiar nuestra respuesta. Por eso, nos dice que hay pecados que ni Dios perdonará, el Papa Francisco en el ángelus del 10 de junio de 2018 afirma rotundamente que: “El único pecado imperdonable es el pecado contra el Espíritu Santo, porque parte de la cerrazón del corazón a la misericordia de Dios que actúa en Jesús”. Si no dejamos a Dios ser Dios, no va a ir en contra de nuestra voluntad. El Espíritu Santo, que Dios ha derramado en nuestros corazones, tiene la misión de ofrecernos el perdón, el arrepentimiento y la renovación que Cristo logró para nosotros mediante su entrega en la Cruz y mediante su Resurrección. Si alguien rechaza al Espíritu Santo, ¿cómo podrá ser perdonado? Si en verdad queremos dar un auténtico testimonio de nuestra fe dejémonos poseer y guiar por el Espíritu Santo, para que Él sea quien dé testimonio de Jesucristo desde nosotros ante cualquier persona que nos pida razón de nuestra esperanza.

Hoy, sábado, día especialmente consagrado a la Bienaventurada Virgen María, día donde ponemos nuestros ojos en ella, donde queremos aprender con ella el seguimiento y el amor a su Hijo.
Que tengas un buen día.
Jesús Aguilar Mondéjar (Chechu), sacerdote.

religion-3452571__480

EVANGELIO DEL DÍA: Lc 12,1-7: ¡No tengáis miedo!

EVANGELIO DEL DÍA:
Lc 12,1-7: ¡No tengáis miedo!

En aquel tiempo, miles y miles de personas se agolpaban hasta pisarse unos a otros.
Jesús empezó a hablar, dirigiéndose primero a sus discípulos:
–Cuidado con la levadura de los fariseos, o sea, con su hipocresía.
Nada hay cubierto que no llegue a descubrirse, nada hay escondido que no llegue a saberse.
Por eso, lo que digáis de noche, se repetirá a pleno día, y lo que digáis al oído en el sótano, se pregonará desde la azotea.
A vosotros os digo, amigos míos: no tengáis miedo a los que matan el cuerpo, pero no pueden hacer más. Os voy a decir a quién tenéis que temer: temed al que tiene poder para matar y después echar en el fuego. A ése tenéis que temer, os lo digo yo.
¿No se venden cinco gorriones por dos cuartos? Pues ni de uno solo se olvida Dios.
Hasta los pelos de vuestra cabeza están contados.
Por lo tanto, no tengáis miedo: no hay comparación entre vosotros y los gorriones.

PISTAS PARA LA MEDITACIÓN:

En el Evangelio de hoy vemos como “miles y miles de personas se agolpaban”, acuden a Ntro. Señor, tienen hambre de escuchar al Señor, de saciar su sed de plenitud, de una palabra de vida.

El Señor nos aparece enseñando, dirigiéndose primeramente a sus discípulos, y pidiendo para los suyos: autenticidad. El seguimiento a Él lleva consigo abrazar la verdad, Cristo es la Verdad, su discípulo no puede convivir con la mentira, terminaría haciendo daño al mensaje del cual es portador. Mucha gente el primer contacto con el Evangelio es a través del mensajero, y comienza a conocerlo gracias al testimonio de un cristiano que le muestra la acción de Dios en su vida, por eso, el primer evangelio es el que se escribe en nuestra vida. La transparencia, la sinceridad, la coherencia, toda acción, toda palabra será un día testimonio público. Veraces en todo momento, sin nada que ocultar, sin miedo en la vida publica como en la vida más personal. Y todo esto sostenido desde la confianza, todavía resuenan las palabras del inicio del pontificado de San Juan Pablo II: ¡NO TENGÁIS MIEDO! No temas, vales mucho a los ojos de Dios, no estas solo, Él no nos abandona, nos sostiene, nos cuida, nos ayuda y nos da la fuerza necesaria para afrontar los retos que se nos vayan presentando, su amor y su Espíritu nos acompañan hasta el final de nuestra existencia.

El Papa Francisco comenta este pasaje evangélico en el ángelus del 25 de junio de 2017: “El Señor sigue diciéndonos, como decía a los discípulos de su tiempo: “¡No tengáis miedo!”. No olvidemos esta palabra: siempre, cuando nosotros tenemos alguna tribulación, alguna persecución, alguna cosa que nos hace sufrir, escuchamos la voz del Señor en el corazón: “¡No tengáis miedo! ¡No tener miedo, ve adelante! ¡Yo estoy contigo!”. No tengáis miedo de quien se ríe de vosotros y os maltrata, y no tengáis miedo de quien os ignora o “delante” os honora pero “detrás” combate el Evangelio. Hay muchos que delante nos sonríen, pero luego, por detrás, combaten el Evangelio. Todos les conocemos. Jesús no nos deja solos porque somos preciosos para Él. Por esto no nos deja solos: cada uno de nosotros es precioso para Jesús, y Él nos acompaña. La Virgen María, modelo de humilde y valiente adhesión a la Palabra de Dios, nos ayude a entender que en el testimonio de la fe no cuentan los éxitos, sino la fidelidad a Cristo, reconociendo en cualquier circunstancia, incluso en las más problemáticas, el don inestimable de ser sus discípulos misioneros”.

Que tengas un buen día.
Jesús Aguilar Mondéjar (Chechu), sacerdote.

caminar personal-789411__480

EVANGELIO DEL DÍA: Lc 10,1-9: Los mandó por delante…

EVANGELIO DEL DÍA:
Lc 10,1-9: Los mandó por delante…

En aquel tiempo, designó el Señor otros setenta y dos y los mandó por delante, de dos en dos, a todos los pueblos y lugares adonde pensaba ir él. Y les decía:
-La mies es abundante y los obreros pocos; rogad, pues, al dueño de la mies que mande obreros a su mies. ¡Poneos en camino! Mirad que os mando como corderos en medio de lobos. No llevéis talega, ni alforja, ni sandalias; y no os detengáis a saludar a nadie por el camino. Cuando entréis en una casa, decid primero: «Paz a esta casa». Y, si allí hay gente de paz, descansará sobre ellos vuestra paz; si no, volverá a vosotros. Quedaos en la misma casa, comed y bebed de lo que tengan, porque el obrero merece su salario. No andéis cambiando de casa. Si entráis en un pueblo y os reciben bien, comed lo que os pongan, curad a los enfermos que haya, y decid: «Está cerca de vosotros el reino de Dios».

PISTAS PARA LA MEDITACIÓN:

En el Evangelio de hoy nos encontramos con el envío de los setenta y dos discípulos, nos presenta las condiciones de los enviados, ir delante del Señor, con la llamada a ponerse en camino, necesitados de la fuerza de la oración, “rogad” contando con el Señor para llevar a buen fin la misión encomendada. Advirtiéndoles que no va a ser fácil, “como corderos en medio de lobos”, pero recordando la bienaventuranza de ser instrumentos de paz, llevando su paz a las gentes, “paz a esta casa” y acompañados con los signos de bendición, portando la salvación, liberación y curación a los que el Señor ponga en nuestro peregrinar, siendo bendición para los demás.

Celebramos hoy la festividad de San Lucas, que ha pasado como el evangelista de la misericordia. Ninguno como él ha resaltado el amor de Jesús por los pecadores, quien declara que ha venido a buscar y salvar lo que estaba perdido, relata el perdón a la mujer pecadora, el alojamiento en casa de un pecador como Zaqueo, la mirada de Jesús que transforma el corazón de Pedro después de las negaciones, la promesa del Reino al ladrón arrepentido, la oración por los que le crucifican y le insultan en el Calvario. Nos ha mostrado que Dios no deja a nadie por perdido. San Lucas fue discípulo fiel de San Pablo quién lo describe como “Lucas, el médico muy amado”. Era compañero de viajes de San Pablo. En los Hechos de los apóstoles, Lucas se incluye en los viajes de San Pablo: “fuimos a… navegamos a…”

En su evangelio demuestra una gran estimación por la mujer. Nos presenta a Jesús acercándose al encuentro de aquellos para quienes la vida es más dura. Insiste en que el Amor de Dios no tiene limites, su evangelio narra los hechos de la infancia de Jesús, es el que más nos resalta a la Santísima Virgen María. Lucas escribe para el mundo de los gentiles. Según la tradición murió martir en Acaya.

Que tengas un buen día.
Jesús Aguilar Mondéjar (Chechu), sacerdote

IgnacioAntioquia_17Octubre

EVANGELIO DEL DÍA: Lc 11,42-46: ¡Ay de vosotros, fariseos…!

EVANGELIO DEL DÍA:
Lc 11,42-46: ¡Ay de vosotros, fariseos…!

En aquel tiempo, dijo el Señor:
–¡Ay de vosotros, fariseos, que pagáis el diezmo de la hierbabuena, de la ruda y de toda clase de legumbres, mientras pasáis por alto el derecho y el amor de Dios!
Esto habría que practicar sin descuidar aquello.
¡Ay de vosotros, fariseos, que os encantan los asientos de honor en las sinagogas y las reverencias por la calle!
¡Ay de vosotros, que sois como tumbas sin señal, que la gente pisa sin saberlo!
Un jurista intervino y le dijo:
–Maestro, diciendo eso nos ofendes también a nosotros.
Jesús replicó:
–¡Ay de vosotros también, juristas, que abrumáis a la gente con cargas insoportables, mientras vosotros no las tocáis ni con un dedo!

PISTAS PARA LA MEDITACIÓN:

En el Evangelio de hoy el Señor denuncia varias actitudes a los fariseos. “¡Ay de vosotros, fariseos,…”. Nos vuelve a recordar que la ley tiene como único fin ayudarnos a vivir de acuerdo al amor. Cada uno de los mandamientos expresan el deseo de Dios de que el hombre crezca y madure en el amor. El Papa Benedicto XVI en el ángelus del 8 de junio de 2008 nos recuerda a los cristianos lo central de nuestra fe: “una expresión del profeta Oseas, que Jesús retoma en el Evangelio: “Quiero amor y no sacrificios, conocimiento de Dios más que holocaustos” […] Esta palabra de Dios nos ha llegado, a través de los Evangelios, como una de las síntesis de todo el mensaje cristiano: la verdadera religión consiste en el amor a Dios y al prójimo. Esto es lo que da valor al culto y a la practica de los preceptos”. Sin embargo cuando la ley se convierte en fin en sí misma deja de expresar el deseo del legislador y se convierte en un yugo difícil de llevar. “Cuando un cristiano se convierte en discípulo de la idiología, ha perdido la fe y ya no es discípulo de Jesús”, -palabras del Papa Francisco- (17 de octubre 2013). Como cambian las cosas cuando tú cumples la ley porque en ella descubres un camino para crecer en el amor, tu vida se abre hacia la felicidad perfecta.

Hoy celebramos a San Ignacio de Antioquia, obispo y mártir, discípulo de San Juan y segundo sucesor de san Pedro, fue condenado por el emparador Trajano al suplicio de las fieras y trasladado a Roma, donde consumó su glorioso martirio. En el oficio de lectura de hoy nos expresa el deseo de morir por Dios… prefiero morir en Cristo Jesús que reinar en los confines de la tierra. Todo mi deseo y mi voluntad están puestos en aquel que por nosotros murió y resucitó. Se acerca ya el momento de mi nacimiento a la vida nueva… permitid que imite la pasión de mi Dios. El Papa Benedicto XVI, en la Audiencia General del 14 de marzo 2007, la dedico a S. Ignacio de Antioquia, y concluye con el deseo con el deseo que concluye la carta de S. Ignacio a los cristianos de Trales: “Amaos unos a otros con corazón indiviso. Mi espíritu se ofrece en sacrifico por vosotros, no sólo ahora, sino también cuando logre alcanzar a Dios…Quiera el Señor que en él os encontréis sin mancha”.

Que tengas un buen día.
Jesús Aguilar Mondéjar (Chechu), sacerdote.

MargaritaAlacoque_16Octubre

EVANGELIO DEL DÍA: Lc 11,37-41: Dad limosna, y lo tendréis limpio todo.

EVANGELIO DEL DÍA:
Lc 11,37-41: Dad limosna, y lo tendréis limpio todo.

En aquel tiempo, cuando Jesús terminó de hablar, un fariseo lo invitó a comer a su casa.
El entró y se puso a la mesa.
Como el fariseo se sorprendió al ver que no se lavaba las manos antes de comer, el Señor le dijo:
–Vosotros, los fariseos, limpiáis por fuera la copa y el plato, mientras por dentro rebosáis de robos y maldades.
¡Necios! El que hizo lo de fuera, ¿no hizo también lo de dentro?
Dad limosna de lo de dentro, y lo tendréis limpio todo.

PISTAS PARA LA MEDITACIÓN:

En el Evangelio de hoy el Señor viene a recordarnos que es el corazón y no los ritos externos, que son los criterios, actitudes e intenciones, lo que hay que convertir en primer lugar. Y luego, de un corazón convertido brotarán el bien y las buenas acciones.
¿A qué se refiere el Señor cuando dice que demos limosna y todo quedará limpio? Nos enseña que el cumplimiento de sus mandamientos ha de estar motivado por el amor y que la caridad es la cumbre de la vida del cristiano. No se trata de un altruismo sino de imitar a Jesucristo que murió en la cruz entregándose a sí mismo por nosotros. Este espíritu de donación nos hace reconocernos como meros administradores de los dones que recibimos de Dios y no como propietarios absolutos, nos libra del apego a los bienes materiales y crea lazos de comunión con los demás. En cada acto de caridad hemos de estar atentos a purificar constantemente nuestras intenciones, para buscar en todo sólo la gloria de Dios. La limosna nos ayudara en el camino de aprender a ir dándonos, no solo nuestras cosas sino hasta nosotros mismos. Ella hará posible hacer de nuestra vida una ofrenda, descubrir la alegría de entregarse, experimentar el gozo en dar que nos comunica el Señor en el Evangelio. La limosna según los criterios del Señor debe realizarse sin que lo sepa tu otra mano, nos esta invitando a hacer el bien sin esperar nada a cambio, hacer el bien a escondidas, sin hacer sonar la trompeta, hacer el bien con humildad, siguiendo las indicaciones del Papa Francisco: “tú puedes hacer todo el bien que quieras pero si no lo haces humildemente, como nos enseña Jesús, este bien no sirve, porque es un bien que nace de ti mismo, de tu seguridad, no de la redención que Jesús nos ha dado”. (misa en Santa Marta, 11 octubre 2016).

Celebramos hoy la memoria de Santa Margarita María de Alacoque destacó por su amor al Santísimo Sacramento, a los 25 años entró en el monasterio de la Visitación de Paray-le-Monial. Estando en adoración ante el Santísimo, tuvo una visión de Jesuscristo. Estas visiones se repetirán todos los primeros viernes de mes a lo largo de dos años. En la octava del Corpus Christi de 1675, Jesús se le manifestó con el corazón abierto y le dijo: “He aquí el Corazón que ha amado tanto a los hombres, que no se ha ahorrado nada, hasta extinguirse y consumarse para demostrarles su amor. Y en reconocimiento no recibo de la mayoría sino ingratitud”. Le tocó vivir incomprensiones y criticas por las visiones, sin embargo, en los últimos años de su vida pudo ver difundida la devoción al Sagrado Corazón de Jesús, murió con 43 años en 1690 y fue canonizada el 13 mayo de 1920 por el Papa Benedicto XV.

Que tengas un buen día.
Jesús Aguilar Mondéjar (Chechu), sacerdote.

TeresaAvila_14Octubre

EVANGELIO DEL DÍA: Mt 11,25-30: Venid a mí todos los que estáis cansados.

EVANGELIO DEL DÍA:
Mt 11,25-30: Venid a mí todos los que estáis cansados.

En aquel tiempo, exclamó Jesús:
-«Te doy gracias, Padre, Señor de cielo y tierra, porque has escondido estas cosas a los sabios y entendidos y se las has revelado a la gente sencilla. Sí, Padre, así te ha parecido mejor. Todo me lo ha entregado mi Padre, y nadie conoce al Hijo más que el Padre, y nadie conoce al Padre sino el Hijo, y aquel a quien el Hijo se lo quiera revelar. Venid a mí todos los que estáis cansados y agobiados, y yo os aliviaré. Cargad con mi yugo y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón, y encontraréis vuestro descanso. Porque mi yugo es llevadero y mi carga ligera.»

PISTAS PARA LA MEDITACIÓN:

En el Evangelio de hoy contemplamos a Ntro. Señor Jesús dirigiéndose al Padre en oración, y en una oración de acción de gracias: «Te doy gracias, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque has escondido estas cosas a los sabios y entendidos, y se las has revelado a los pequeños». En el evangelio hemos escuchado estas palabras: «Venid a mí todos los que estáis cansados y agobiados, y yo os aliviaré. Tomad mi yugo sobre vosotros y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón». El Señor se nos ofrece, se nos brinda, nos invita a acudir a Él para vivir en plenitud y nos muestra el camino de la humildad. Comentando este pasaje evangélico en la homilía pronunciada en Asis, el Papa Francisco, afirmó que : “quien sigue a Cristo, recibe la verdadera paz, aquella que sólo él, y no el mundo, nos puede dar” (4 octubre 2013). “La alegría del Evangelio llena el corazón y la vida entera de los que se encuentran con Jesús. Quienes se dejan salvar por Él son liberados del pecado, de la tristeza, del vacío interior, del aislamiento. Con Jesucristo siempre nace y renace la alegría” (Exhort. Ap. Evangelii Gaudium,1).

Celebramos hoy la fiesta de Santa Teresa de Jesús, Virgen y Doctora de la Iglesia. El Papa Benedicto XVI dedicó una audiencia general a ella, destacó algunos subrayados de la audiencia del 2 de febrero de 2011: “Nace en Ávila, España, en 1515 […] en el seno de una familia numerosa, con nueve hermanos y tres hermanas. […] hablará de sus lecturas de la infancia y afirmará que en ellas descubrió la verdad, que resume en dos principios fundamentales: por un lado «el hecho de que todo lo que pertenece al mundo de aquí, pasa»; y, por otro, que sólo Dios es «para siempre, siempre, siempre»[…] Al quedar huérfana de madre a los 12 años, pide a la santísima Virgen que le haga de madre .[…] A la edad de 20 años, entra en el monasterio carmelita de la Encarnación, también en Ávila; en la vida religiosa toma el nombre de Teresa de Jesús. Tres años después, enferma gravemente; tanto que permanece cuatro días en coma, aparentemente muerta . Incluso en la lucha contra sus enfermedades la santa ve el combate contra las debilidades y las resistencias a la llamada de Dios. […] El descubrimiento fortuito de la estatua de «un Cristo muy llagado» marca profundamente su vida. […] Paralelamente a la maduración de su interioridad, la santa comienza a desarrollar concretamente el ideal de reforma de la Orden carmelita: en 1562 funda en Ávila. […] En los años sucesivos prosigue las fundaciones de nuevos Carmelos, en total diecisiete. Es fundamental el encuentro con san Juan de la Cruz, con quien, en 1568, constituye en Duruelo, cerca de Ávila, el primer convento de Carmelitas Descalzos. En 1580 obtiene de Roma la erección como provincia autónoma para sus Carmelos reformados, punto de partida de la Orden religiosa de los Carmelitas Descalzos.[…] mientras se encuentra camino de regreso a Ávila, muere la noche del 15 de octubre en Alba de Tormes, repitiendo humildemente dos expresiones: «Al final, muero como hija de la Iglesia» y «Ya es hora, Esposo mío, de que nos veamos». Una existencia consumida dentro de España, pero entregada por toda la Iglesia. Beatificada en 1614 por el Papa Pablo V y canonizada por Gregorio xv en 1622, el siervo de Dios Pablo VI la proclama «doctora de la Iglesia» en 1970.
[…] Entre sus principales obras hay que recordar ante todo la autobiografía, titulada Libro de la vida, que ella llama Libro de las misericordias del Señor. […] Es una lectura que fascina, porque la santa no sólo cuenta, sino que muestra que revive la experiencia profunda de su relación con Dios. […] No es fácil resumir en pocas palabras la profunda y articulada espiritualidad teresiana”.

Que tengas un buen día.
Jesús Aguilar Mondéjar (Chechu), sacerdote.