2015-12-20 18.08.51

EVANGELIO DEL DÍA: Lc 1,39-45: María se puso en camino y fue aprisa

EVANGELIO DEL DÍA:
Lc 1,39-45: María se puso en camino y fue aprisa.

En aquellos días, María se puso en camino y fue aprisa a la montaña, a un pueblo de Judá; entró en casa de Zacarías, y saludó a Isabel.
En cuanto Isabel oyó el saludo de María, saltó la criatura en su vientre. Se llenó Isabel del Espíritu Santo, y dijo a voz en grito:
-¡Bendita tú entre las mujeres y bendito el fruto de tu vientre!
¿Quién soy yo para que me visite la madre de mi Señor? En cuanto tu saludo llegó a mis oídos, la criatura saltó de alegría en mi vientre.
¡Dichosa tú, que has creído! porque lo que te ha dicho el Señor se cumplirá.

PISTAS PARA LA MEDITACIÓN:

En el Evangelio de hoy, nos encontramos con el mismo que se nos regalaba ayer, se nos entrega de nuevo, ¿qué querrá decirnos el Señor?, ¿acogemos en nuestra vida a la Santísima Virgen?, ¿le abrimos nuestro corazón?, ¿aprendemos de Ella?, ¿Acudimos a la escuela de María? ¿de su humildad, ternura, silencio, entrega…?,

María se nos presenta como el gran ejemplo de cómo abrirse a la venida del Señor. En Ella resplandece la iniciativa divina, de un Dios que nos ama primero. Dios entra sin imponerse, espera una respuesta libre y generosa. Entra con el amor inmenso de quien ofrece la salvación y quiere ser acogido por amor. La respuesta de María a la invitación de Dios,, es una respuesta TOTAL. Su absoluta disponibilidad al plan de Dios pasa por la entrega y se materializa en el servicio. Por medio de la fe se confió a Dios sin reservas y se consagró totalmente a sí misma, cual esclava del Señor, a la persona y a la obra de su Hijo. Podemos ver su entrega sin reservas, entrega total, donación de si misa, como expresaría S. Ignacio, con un amor tan grande que se materializa en el servicio, en todo amar y servir. Con prontitud acudió a servir. Y es piropeada como “bendita”, y también llamada “dichosa” por haber creído.

Que tengas un buen día, llevado de la mano de la Santísima Virgen María, crece y sirve , dándote por amor.

Jesús Aguilar Mondéjar, sacerdote.

2015-12-20 18.08.51

EVANGELIO DEL DÍA: Lc 1,39-45: ¡Dichosa tú, que has creído!

EVANGELIO DEL DÍA:
Lc 1,39-45: ¡Dichosa tú, que has creído!

En aquellos días, María se puso en camino y fue aprisa a la montaña, a un pueblo de Judá; entró en casa de Zacarías, y saludó a Isabel.
En cuanto Isabel oyó el saludo de María, saltó la criatura en su vientre. Se llenó Isabel del Espíritu Santo, y dijo a voz en grito:
-¡Bendita tú entre las mujeres y bendito el fruto de tu vientre!
¿Quién soy yo para que me visite la madre de mi Señor? En cuanto tu saludo llegó a mis oídos, la criatura saltó de alegría en mi vientre.
¡Dichosa tú, que has creído! porque lo que te ha dicho el Señor se cumplirá.

PISTAS PARA LA MEDITACIÓN:

En el Evangelio de hoy nos encontramos con la visita de María a su prima Santa Isabel. Termina con una nueva bienaventuranza dirigida a María: “Dichosa tú que has creído, porque lo que te ha dicho el Señor se cumplirá”. María encarnó la espera y la fe de su pueblo y se fió plenamente del Señor. La fe de María está en el origen de la fe de la iglesia. Recordemos que los Padres de la iglesia afirmaban que María concibió no sólo físicamente a Jesús en su cuerpo, sino también en su espíritu y en su corazón. “concibió antes en su corazón que en su seno”.

Es la mujer del “Hágase”. Es la que acepta la voluntad de Dios, la que con su vida hizo realidad: “aquí estoy para hacer tu voluntad”. Quiso hacer de su vida una entrega al plan de Dios, quería lo que Dios quisiese. Deseaba hacer lo que le agradaba, “que se cumpla en mí su palabra”.

María es modelo para crecer en la fe, ella cuando no entendía nos enseña a guardar y meditar en el corazón, nos enseña a confiar incluso cuando no entendamos o comprendamos. Podemos apreciar en el Evangelio como el Señor respondiendo a una mujer que bendice a su madre por haberlo llevado en sus extrañas, dirá que la verdadera dicha consiste en creer en la palabra de Dios y en practicarla. Y en otra ocasión afirmará que su madre y sus hermanos son todos los que escuchan la palabra de Dios y la cumplen.

La fe es un don de Dios, que hemos de pedírselo al Señor y junto con los apóstoles decirle: Señor, auméntanos la fe, o con el padre que acudía al Señor para interceder por la curación de su joven enfermo: Señor, yo creo, pero aumenta mi fe.

Por medio de María, Dios nos muestra su ternura y misericordia. A Ella le podemos confiar nuestras necesidades y preocupaciones. María también nos enseña a entregarle nuestra voluntad a Dios, a no querer afirmar nuestros deseos, por muy importantes que nos parezcan, sino a dejar todo en manos del Señor. Imitemos la bondad y disposición de María para ayudar a los demás. María, se puso al servicio de su prima. Importante el vivir para servir, siempre es un reflejo de la grandeza del amor.

Feliz domingo. Que tengas un buen día.

Jesús Aguilar Mondéjar, sacerdote

zacarias-isabel

EVANGELIO DEL DÍA: Lc 1,5-25: No temas, Zacarías, porque tu ruego ha sido escuchado: tu mujer Isabel te dará un hijo, y le pondrás por nombre Juan

EVANGELIO DEL DÍA:
Lc 1,5-25: No temas, Zacarías, porque tu ruego ha sido escuchado: tu mujer Isabel te dará un hijo, y le pondrás por nombre Juan.

En tiempos de Herodes, rey de Judea, había un sacerdote llamado Zacarías, del turno de Abías, casado con una descendiente de Aarón llamada Isabel. Los dos eran justos ante Dios, y caminaban sin falta según los mandamientos y leyes del Señor. No tenían hijos, porque Isabel era estéril, y los dos eran de edad avanzada. Una vez que oficiaba delante de Dios con el grupo de su turno, según el ritual de los sacerdotes, le tocó a él entrar en el santuario del Señor a ofrecer el incienso; la muchedumbre del pueblo estaba fuera rezando durante la ofrenda del incienso. Y se le apareció el ángel del Señor, de pie a la derecha del altar del incienso. Al verlo, Zacarías se sobresaltó y quedó sobrecogido de temor. Pero el ángel le dijo:
– «No temas, Zacarías, porque tu ruego ha sido escuchado: tu mujer Isabel te dará un hijo, y le pondrás por nombre Juan. Te llenarás de alegría, y muchos se alegrarán de su nacimiento. Pues será grande a los ojos del Señor: no beberá vino ni licor; se llenará de Espíritu Santo ya en el vientre materno, y convertirá muchos israelitas al Señor, su Dios. Irá delante del Señor, con el espíritu y poder de Elías, para convertir los corazones de los padres hacía los hijos, y a los desobedientes, a la sensatez de los justos, preparando para el Señor un pueblo bien dispuesto.»
Zacarías replicó al ángel:
– «¿Cómo estaré seguro de eso? Porque yo soy viejo, y mi mujer es de edad avanzada.»
El ángel le contestó:
– «Yo soy Gabriel, que sirvo en presencia de Dios; he sido enviado a hablarte para darte esta buena noticia. Pero mira: te quedarás mudo, sin poder hablar, hasta el día en que esto suceda, porque no has dado fe a mis palabras, que se cumplirán en su momento.»
El pueblo estaba aguardando a Zacarías, sorprendido de que tardase tanto en el santuario. Al salir no podía hablarles, y ellos comprendieron que había tenido una visión en el santuario. Él les hablaba por señas, porque seguía mudo. Al cumplirse los días de su servicio en el templo volvió a casa. Días después concibió Isabel, su mujer, y estuvo sin salir cinco meses, diciendo:
– «Así me ha tratado el Señor cuando se ha dignado quitar mi afrenta ante los hombres.»

PISTAS PARA LA MEDITACIÓN:

El Evangelio de hoy nos habla de la visita del ángel Gabriel a Zacarías. El primer mensaje del ángel de Dios a Zacarías es: “¡No temas!” . Sigue siendo el mismo mensaje que los ángeles siguen repitiendo de parte de Dios a toda la humanidad, después del triunfo de la Resurrección, son las mismas palabras, en el amor no cabe el miedo.

Inmediatamente después, el ángel dice: “¡Tu oración ha sido escuchada!”
. Dios no hace oídos sordos al sufrimiento de nadie…, ya desde el principio del A. T. la misión de Moisés surge porque Dios ha oído el clamor de su pueblo, y lo escoge para una misión, hoy sigue escuchando atentamente nuestro dolor y el sufrimiento de todo ser humano, y sigue contando con cada uno de nosotros para seguir paliando tantas heridas provocadas por el pecado.

A través de Zacarías se nos revela un gran mensaje, no podemos dudar de Dios, su amor por nosotros no falla. Zacarías se sorprende y duda del poder de Dios, quiere garantías: ¿cómo estaré seguro de eso? Veía sus dificultades, se veía viejo y su mujer de edad avanzada. Olvidaba que para Dios nada hay imposible. Por no haber creído se quedó mudo hasta el nacimiento de su hijo. Es verdad que todo tiene consecuencias, pero el mayor perjudicado siempre es uno mismo, recuerda las palabras dichas a S. Pedro: ¿Por qué has dudado?, cuantas veces nuestra falta de confianza, nuestras dudas, terminan enfriándonos y nos aportamos del gran tesoro que nos aporta el don de la fe. Que sea un día para crecer en confianza. Que tengas un buen día.

Jesús Aguilar Mondéjar, sacerdote.

2015-12-18 09.22.15

EVANGELIO DEL DÍA: Mt 1,18-24: La Virgen concebirá y dará a luz un hijo

EVANGELIO DEL DÍA:
Mt 1,18-24: La Virgen concebirá y dará a luz un hijo.

El nacimiento de Jesucristo fue de esta manera: María, su madre, estaba desposada con José y, antes de vivir juntos, resultó que ella esperaba un hijo por obra del Espíritu Santo. José, su esposo, que era justo y no quería denunciarla, decidió repudiarla en secreto. Pero, apenas había tomado esta resolución, se le apareció en sueños un ángel del Señor que le dijo:
– «José, hijo de David, no tengas reparo en llevarte a María, tu mujer, porque la criatura que hay en ella viene del Espíritu Santo. Dará a luz un hijo, y tú le pondrás por nombre Jesús, porque él salvará a su pueblo de los pecados.»
Todo esto sucedió para que se cumpliese lo que había dicho el Señor por el Profeta:
«Mirad: la Virgen concebirá y dará a luz un hijo y le pondrá por nombre Enmanuel, que significa “Dios-con-nosotros”.»
Cuando José se despertó, hizo lo que le había mandado el ángel del Señor y se llevó a casa a su mujer.

PISTAS PARA LA MEDITACIÓN:

El Evangelio de hoy destaca de una forma especial a S. José, se nos presenta como hombre justo, pero su justicia es diferente, por eso sin comprender los hechos, decide despedir a María en secreto, antes que poder herir a la persona que tanto amaba, si José hubiese sido justo según la justicia de los escribas, hubiera tenido que denunciar a María, y la pena para ella hubiera sido la muerte por apedreamiento, sin embargo José es el hombre de la Palabra de Dios, destaca porque no se defiende pero sobre todo, destaca por su obediencia. No se defiende, lee los acontecimientos de su vida y busca agradar a Dios. Que gran testimonio el de José, que aunque llegó a considerar la posibilidad de renunciar a María y repudiarla, pensó hacerlo en secreto para no ponerla en evidencia. Vive abierto a las inspiraciones que vienen de Dios. Lo que Dios quiere de cada uno , nos lo va descubriendo mediante los acontecimientos más sencillos de la vida, por la lectura de la Escritura… Estemos abiertos a las peticiones interiores que nos hace el Espíritu Santo. No nos quedemos en nuestros planes egoístas o de cortas miras. El Señor no sólo nos da a conocer lo que nos pide, sino que nos capacita para llevarlo a feliz termino, y como San José que no teme cambiar sus planes para hacer lo que el ángel le decía. No se dedico a juzgar los planes de Dios por difícil que pudieran parecerle de creer. Simplemente escucha las inspiraciones del Espíritu Santo y es generosos en su respuesta. Que el ejemplo de San José nos ayude a prepararnos a celebrar santamente la Navidad.

También hoy celebramos la memoria de Ntra. Sra. de la O (Expectación, Esperanza) nadie mejor que la Santísima Virgen supo esperar y confiar en la Palabra de Dios, le pedimos a Ella que nos ayude a cada uno de nosotros a ser hombres de esperanza porque nos apoyamos en quien es el autor de ella, Nuestro Salvador. Que tengas un buen día y felicidades a todas las que celebráis vuestro santo y que la Santísima Virgen os proteja y os cuide.

Jesús Aguilar Mondéjar, sacerdote

san-jose-maria-jesus

EVANGELIO DEL DÍA: Mt 1,1-17: Genealogía de Jesucristo

EVANGELIO DEL DÍA:
Mt 1,1-17: Genealogía de Jesucristo.

Genealogía de Jesucristo, hijo de David, hijo de Abrahán.
Abrahán engendró a Isaac,
Isaac a Jacob,
Jacob a Judá y a sus hermanos.
Judá engendró, de Tamar, a Farés y a Zará,
Farés a Esrón,
Esrón a Aram,
Aram a Aminadab,
Aminadab a Naasón,
Naasón a Salmón,
Salmón engendró, de Rahab, a Booz;
Booz engendró, de Rut, a Obed;
Obed a Jesé,
Jesé engendró a David, el rey.
David, de la mujer de Urías, engendró a Salomón,
Salomón a Roboam,
Roboam a Abías,
Abías a Asaf,
Asaf a Josafat,
Josafat a Joram,
Joram a Ozías,
Ozías a Joatán,
Joatán a Acaz,
Acaz a Ezequías,
Ezequías engendró a Manasés,
Manasés a Amós,
Amós a Josías;
Josías engendró a Jeconías y a sus hermanos, cuando el destierro de Babilonia.
Después del destierro de Babilonia, Jeconías engendró a Salatiel,
Salatiel a Zorobabel,
Zorobabel a Abiud,
Abiud a Eliaquín,
Eliaquín a Azor,
Azor a Sadoc,
Sadoc a Aquirn,
Aquím a Eliud,
Eliud a Eleazar,
Eleazar a Matán,
Matán a Jacob;
y Jacob engendró a José, el esposo de María, de la cual nació Jesús, llamado Cristo.
Así, las generaciones desde Abrahán a David fueron en total catorce; desde David hasta la deportación a Babilonia, catorce; y desde la deportación a Babilonia hasta el Mesías, catorce.

PISTAS PARA LA MEDITACIÓN:

Nos llama mucho la atención que todos los años ante la cercanía de la Navidad se nos ponga la genealogía de Jesús. Nos parece un evangelio raro, ¿Por qué esta enumeración de nombres tan raros para nosotros? ¿qué nos puede enseñar esta lista tan grande? ¿Por qué tanta insistencia en mostrarnos su vinculación humana?

La Genealogía de Jesús quiere indicarnos que él es el Mesías anunciado desde Abraham y que es verdaderamente humano. Dios se mete en nuestra historia, se hace hombre, se encarna para tomar parte de las realidades humanas y desde ahí proponer un estilo de vida. Dios no es una idea es una persona encarnada, por ello el cristianismo no es una filosofía sino un estilo de vida.

En la sociedad patriarcal de los judíos, las genealogías traían a menudo nombres de hombres. Sorprende el que Mateo coloque a cinco mujeres entre los descendientes de Jesús: Tamar, Raab, Ruth, la mujer de Urías y María. ¿Por qué Mateo escoge precisamente a estas cuatro mujeres como compañeras de María? A ninguna reina, a ninguna matriarca, a ninguna de las mujeres luchadoras del Éxodo: ¿Por qué? Es ésta la pregunta que el Evangelio de Mateo nos deja en la cabeza.

En la vida de las cuatro mujeres compañeras de María hay algo anormal. Las cuatro son extranjeras, concebirán a sus hijos fuera de los patrones normales y no cumplirán con las exigencias de las leyes de pureza del tiempo de Jesús.

Tamar, una Cananea, viuda, se viste de prostituta para obligar al patriarca Judá a que sea fiel a la ley y a que le dé un hijo.

Raab, una Cananea de Jericó, era una prostituta que ayudó a los Israelitas a entrar en la Tierra Prometida.

Ruth, una Moabita, viuda y pobre, optó por quedarse al lado de Noemí y adherir al Pueblo de Dios.

Betsabé, una Hitita, mujer de Urías, fue seducida, violentada y quedó embarazada por el rey David, quien, además mandó matar a su marido. La forma de actuar de estas cuatro mujeres estaba en desacuerdo con las normas tradicionales.

«Engendrar», en el lenguaje bíblico, significa transmitir no sólo el propio ser, sino la propia manera de ser y de comportarse.

El cálculo de 3 x 14 generaciones tiene un significado simbólico.

Tres es el número de la divinidad.

Catorce es el doble de siete.

Siete es el número de la perfección.

Al prepararnos a celebrar la encarnación de Cristo, creemos en la humanización de Dios para la divinización del hombre; pues el Hijo de Dios se hace hombre para que el hombre se convierta en hijo de Dios. Que tengas un buen día.

Jesús Aguilar Mondéjar, sacerdote.

El Papa nos ha dicho esta semana (16 de diciembre)

El Papa nos ha dicho esta semana…

(16 de diciembre)

“Pero la misericordia y el perdón no deben quedarse en palabras

bonitas, sino realizarse en la vida cotidiana.

Amar y perdonar son el signo concreto y visible que la fe ha

transformado nuestro corazón y nos permite expresar en nosotros la

vida misma de Dios. Amar y perdonar como Dios ama y perdona.

Este es un programa de vida que no puede conocer interrupciones

o excepciones, sino que nos empuja a ir siempre más allá sin cansarnos

nunca, con la certeza de ser sostenidos por la presencia paterna de Dios.

Atravesar la Puerta santa es el signo de nuestra confianza en el

Señor Jesús que no ha venido para juzgar, sino para salvar (cf. Jn 12, 47).

Atravesar la Puerta Santa es signo de una verdadera conversión de

nuestro corazón.

Cuando atravesemos esa Puerta es bueno recordar que debemos

tener abierta también la puerta de nuestro corazón. Estoy delante de la

Puerta Santa y pido: «Señor, ¡ayúdame a abrir la puerta de mi corazón!».

No tendría mucha eficacia el Año Santo si la puerta de nuestro

corazón no dejara pasar a Cristo que nos empuja a ir hacia los

demás, para llevarlo a Él y su amor.

Por lo tanto, igual que la Puerta santa permanece abierta, porque

es el signo de la acogida que Dios mismo nos reserva, así también nuestra

puerta, la del corazón, ha de estar siempre abierta para no excluir a

ninguno. Ni siquiera al que o a la que me molesta: a ninguno”

2015-12-10 07.59.09

EVANGELIO DEL DÍA: Lc 7,19-33: Dichoso el que no se escandalice de mí

EVANGELIO DEL DÍA:
Lc 7,19-33: Dichoso el que no se escandalice de mí.

En aquel tiempo, Juan envió a dos de sus discípulos a preguntar al Señor:
–¿Eres tú el que ha de venir, o tenemos que esperar a otro?
Los hombres se presentaron a Jesús y le dijeron:
–Juan, el Bautista, nos ha mandado a preguntarte: “¿Eres tú el que ha de venir, o tenemos que esperar a otro?”
Y en aquella ocasión Jesús curó a muchos de enfermedades, achaques y malos espíritus, y a muchos ciegos les otorgó la vista.
Después contestó a los enviados:
–Id a anunciar a Juan lo que habéis visto y oído: los ciegos ven, los inválidos andan, los leprosos quedan limpios, los sordos oyen, los muertos resucitan, y a los pobres se les anuncia el Evangelio. Y dichoso el que no se escandalice de mí.

PISTAS PARA LA MEDITACIÓN:

En el Evangelio de hoy, primeramente podemos detenernos en la duda por la que pasa Juan, el Precursor del Señor, se siente sorprendido por lo que le llega de Jesús. El profeta más grande nacido de mujer, – como le había llamado el Señor- , también necesita que le ayuden a creer. No se vio libre de purificar su fe. Jesús presenta un Dios cercano, un Dios que se compadece. Le rompe sus esquemas y entonces es cuando envía a dos de sus discípulos con esta pregunta a Jesús: ¿Eres tú el que ha de venir; o tenemos que esperar a otro? El Señor aprovecha para contestarle con sus obras, los mismos signos del Mesías. Las obras que Jesús hace son justamente aquéllas mencionadas por los profetas. Un mensaje inequívoco para un hombre como Juan, sobre quien la Palabra de Dios había venido. Y, al final, el anuncio de una bienaventuranza que puede sonar extraña, porque aparece en forma negativa: bienaventurado el que no encuentra en Jesús ocasión de tropiezo, de obstáculo en el camino de la fe. ¿Cómo comprender esto? De hecho es una bienaventuranza que va más allá del mensaje para el Bautista, y que se dirige al que escucha la Palabra. Para los cristianos de hoy, siempre tan cuestionados en el ambiente cultural de hoy, nos debe ayudar esta bienaventuranza, a ser fieles, a perseverar, a saber vivir “contracorriente”, no esta de moda ser cristiano, ser seguidor del Señor, importarnos siempre más agradar a Dios, aunque a veces nos pueda llevar a no agradar a nuestros contemporáneos , ni decir lo que ellos quieran oír. “Dichoso el que no se escandalice de mí”, feliz el que no se avergüence de ser de su grupo, de pertenecer a Él, de ser suyo. De manifestar su fe. En estas semanas en las que nos estamos acercando a la Navidad preparémonos para reconocer en Jesús a nuestro Dios. A dejarnos purificar por el Señor y a ver sus obras. Que tengas un buen día.

Jesús Aguilar Mondéjar, sacerdote.

d-3-14-3a-Semana-Tiempo-Adviento[1]

EVANGELIO DEL DÍA: Mt 21,28-32: ¿Quién de los dos hizo lo que quería el padre?

EVANGELIO DEL DÍA:
Mt 21,28-32: ¿Quién de los dos hizo lo que quería el padre?.

En aquel tiempo, dijo Jesús a los sumos sacerdotes y a ancianos del pueblo:
– «¿Qué os parece? Un hombre tenía dos hijos. Se acercó primero y le dijo: “Hijo, ve hoy a trabajar en la viña.” El le contestó: “No quiero.” Pero después recapacitó y fue. Se acercó al segundo y le dijo lo mismo. Él le contestó: “Voy, señor. ” Pero no fue. ¿Quién de los dos hizo lo que quería el padre?»
Contestaron:
– «El primero.»
Jesús les dijo:
– «Os aseguro que los publicanos y las prostitutas os llevan la delantera en el camino del reino de Dios. Porque vino Juan a vosotros enseñándoos el camino de la justicia, y no le creísteis; en cambio, los publicanos y prostitutas le creyeron. Y, aun después de ver esto, vosotros no recapacitasteis ni le creísteis.»

PISTAS PARA LA MEDITACIÓN:

En el Evangelio de hoy se nos presenta la respuesta de dos hermanos, muy diferente, uno en un primer momento parece que complace al padre pero el tiempo lo pone en su sitio, no basta con decir sino que tiene que ir avalado con nuestro quehacer; sin embargo el que en un primer momento nos desencanta su respuesta después el desenlace de su obrar nos hace ver que cumple con lo mandado por el padre. Importante realizar la voluntad del Padre.

La invitación del padre: “Hijo, ve a trabajar hoy en la viña”.

Esta es la llamada que nos hace el Señor a todos quiere que trabajemos en su viña. Este es el privilegio del cristiano, que el Señor quiere contar con nosotros. Quien trabaja y vive sólo para sí nunca se dará cuenta del gran tesoro que es dedicarse a trabajar por el Señor.

Si reflexionamos nos daremos cuenta de que hemos recibido muchos talentos, cualidades, dones que se nos han entregado no para uso propio sino para entregarlos en beneficio de los demás. A veces nos creemos cristianos por nuestros ritos pero el seguimiento al Señor es algo más, me atrevería a decir que si no se ve en nuestra vida los ritos podrían estar vacíos o ser una falsa, porque decimos creer una cosa pero después nuestra vida lo desmiente porque si nos lo creyéramos de verdad lo haríamos vida y lo estaríamos viviendo.

La autenticidad de nuestra fe se mostrará en la capacidad de darnos a los demás en el servicio, en poner nuestros bienes a disposición de los otros, en desprendernos de algo propio para compartirlo con los demás. Encontremos nuestra felicidad en cansarnos y desgastarnos por el Reino de los cielos. Que tengas un buen día.

Jesús Aguilar Mondéjar, sacerdote.

jubileo-misericordia

Entremos por la Puerta Jubilar

Estimados hermanos cursillistas:

El día de la Purísima Concepción de la Bienaventurada Virgen María, el Papa Francisco abrió solemnemente la Puerta Santa de la Basílica de San Pedro del Vaticano, comenzando, así, para toda la Iglesia, el Jubileo Extraordinario de la Misericordia.

Apertura diocesana Jubileo Misericordia

Fue un momento de alegría y esperanza para toda la humanidad poder contemplar, a través de la Televisión y de otros medios de comunicación, cómo la Iglesia, Esposa de Cristo, ofrece en éste Año de Gracia a hombres y mujeres de toda clase y condición, la posibilidad de entrar por la Puerta de la Misericordia de Dios, para encontrar la alegría y la vida que necesitamos para ser felices.

La puerta que se abre no significa otra cosa que poder encontrarnos con Jesús, el Hijo de Dios Vivo, para entrar en su Corazón lleno de ternura y misericordia: “Yo soy la puerta: quien entre por mí se salvará y podrá entrar y salir, y encontrará pastos” (Jn 10, 9).

Jesús es el “Rostro de la Misericordia de Dios”. Un rostro cercano y lleno de compasión para con todos y, en especial, para con los más pequeños, los que más sufren, los más despreciados y marginados, los más abandonados… Él se interesa por todos y regala todo lo bueno, lo verdadero y bello que nuestro corazón anhela y necesita para ser feliz.

Humilde, pobre, paciente y de mucha misericordia lo hemos podido contemplar en su Encarnación, Nacimiento, Vida Pública, Pasión y Muerte, Resurrección y Ascensión al Cielo: “Pasó haciendo el bien y curando a todos los oprimidos por el diablo, porque Dios estaba con él”  (Hch 10, 38).

¿Quién de nosotros no querrá en este Año Jubilar apresurarse a entrar por esta “Puerta Santa” que encierra tantos bienes y ternura? ¿Quién de nosotros no tiene ansias de paz, de alegría, de felicidad, de amor, de perdón para sí mismo, para su familia, sus amigos y conocidos, y para toda la humanidad?

Apresurémonos a peregrinar, llenos de esperanza y alegría, hacia la Puerta Jubilar que nuestro Obispo D. José Manuel ha abierto en la Santa Iglesia Catedral de nuestra Diócesis de Cartagena.

Vuestro Consiliario, Miguel Ángel Gil

AnoDeLaMisericordia

jesus-y-fariseos

EVANGELIO DEL DÍA: Mt 21,23-27: ¿Con qué autoridad haces esto?

EVANGELIO DEL DÍA:
Mt 21,23-27: ¿Con qué autoridad haces esto?

En aquel tiempo, Jesús llegó al templo y, mientras enseñaba, se le acercaron los sumos sacerdotes y los ancianos del pueblo para preguntarle:
– «¿Con qué autoridad haces esto? ¿Quién te ha dado semejante autoridad?»
Jesús les replicó:
– «Os voy a hacer yo también una pregunta; si me la contestáis, os diré yo también con qué autoridad hago esto. El bautismo de Juan ¿de dónde venía, del cielo o de los hombres?»
Ellos se pusieron a deliberar:
– «Si decimos “del cielo”, nos dirá: “¿Por qué no le habéis creído?” Si le decimos “de los hombres”, tememos a la gente; porque todos tienen a Juan por profeta.»
Y respondieron a Jesús:
-«No sabemos.»
Él, por su parte, les dijo:
– «Pues tampoco yo os digo con qué autoridad hago esto.»

PISTAS PARA LA MEDITACIÓN:

El evangelio de hoy describe el conflicto que Jesús tuvo con las autoridades religiosas de la época, el Señor es cuestionado pero da la impresión que no quieren saber la verdad, parece que le interesa con qué autoridad Jesús hacía esas cosas. “¿Con qué autoridad haces esto? ¿Y quién te ha dado tal autoridad?.” Piensan que Jesús tiene que rendirles cuenta. Piensan que tienen derecho a controlarlo todo. Se resisten a perder el control de las cosas. Le exigen a Jesús explicaciones. Observo que a mí también me pasa que no quiero perder el control de mi vida, sabiendo que muchas veces los planes de Dios parecen que no coinciden con mis planes, sé que cuando eso ocurre, esos momentos son una gran oportunidad para abandonarnos en las manos de Nuestro Señor, mostrándole nuestra necesidad de El es mayor todavía, aprendiendo a descansar en el Señor. No se trata de interrogarle sino de dar el paso en confiar cada vez más en Él.

Podemos apreciar como Nuestro Señor no se niega a responder, pero advierte una dificultad que le impide hacerlo: “También yo os voy a preguntar una cosa; si me contestáis a ella, yo os diré a mi vez con qué autoridad hago esto. El bautismo de Juan, ¿de dónde era?, ¿del cielo o de los hombres?” Pregunta inteligente, cuanto tenemos que aprender los cristianos de nuestro maestro a saber conjugar sencillez con ser un poco mas espabilaos que nos las dan siempre por ingenuos que no es lo mismo que sencillos como palomas, y astutos como serpientes.

Razonamiento de las autoridades. Los sacerdotes y los ancianos se dieron cuenta del alcance de la pregunta y razonaban entre si. Por esto, para no exponerse, respondieron: “No sabemos”. Respuesta oportunista, fingida e interesada. Nadie es tan sordo a la Palabra de Dios como el que no quiere oírla. De esta manera se corre el riesgo que Dios, tampoco revele sus secretos a los que no se abren con humildad. Por falta de honestidad se quedan sin la respuesta de Nuestro Señor, nos tiene que hacer pensar que no vivir en verdad y trasparencia puede alejarnos de la presencia y cercanía de Nuestro Señor.

También hoy celebramos la memoria de un gran místico español, S. Juan de la Cruz, que visitó nuestras tierras, varias veces. Podemos acercarnos a él por las descripciones de muchos que le trataron, el P. Eliseo dice que:”Fue hombre de mediano cuerpo, de rostro grave y venerable, algo moreno y de buena fisonomía; su trato y conversación, apacible, muy espiritual y provechoso para los que le oían y comunicaban. Y en esto fue tan singular que los que le trataban, hombres y mujeres, salían espiritualizados, devotos y aficionados a la virtud.”
Doctor de la Iglesia. Nació en Fontiveros, provincia de Avila (España), hacia el año 1542 en el seno de una familia humilde. En su juventud sirvió a los enfermos en el hospital de Medina del Campo a la vez que estudiaba en el colegio de los jesuitas. En 1563 ingresó en la Orden del Carmen. Completó su formación en la Universidad de Salamanca y, ya sacerdote, se sintió atraído por los cartujos, pero, tras un encuentro casual con santa Teresa de Jesús, fue el primero de los frailes carmelitas que a partir de 1568 se declaró a favor de su reforma, por la que soportó innumerables sufrimientos y trabajos. Fue apóstol, a la vez que contemplativo, en particular de la pasión de Cristo, y escritor. Sus poesías son una cumbre literaria, y es un clásico de la mística. Como atestiguan sus escritos, ascendió a través de la noche oscura del alma al monte Carmelo, monte de Dios, buscando una vida escondida en Cristo y dejándose quemar por la llama viva del amor de Dios. Murió en Úbeda (Jaén) el 14 de diciembre de 1591

Que tengas un buen día.

Jesús Aguilar Mondéjar , sacerdote.