12194768_1689107504668396_6015386387372507356_o

Una maravillosa Jornada de Convivencia en Yecla

Gracias, Señor, porque Tú  has hecho posible esta hermosa Jornada de Convivencia de nuestro Movimiento de Cursillos de Cristiandad celebrada en Yecla el pasado día 7 de noviembre.

Gracias, Madre, porque bajo el lema “María Inmaculada camino a la Misericordia” has estado en cada uno de los actos celebrados alentándonos a seguir a tu Hijo Jesús por los caminos de la misericordia, del perdón, del servicio a los demás, del amor.

Gracias, Escuela de Yecla, porque todos vuestros miembros y componentes de ella, habéis sido para  todos nosotros modelo de unión, de comunión, de ilusión desbordada, de trabajo bien hecho, de colaboración gratuita, de corazones y almas comprometidas con Jesús en toda la preparación y realización de esta Jornada de Convivencia.

Nos acogisteis, nos guiasteis desde nuestros primeros pasos por vuestra ciudad a un desayuno, preparado con exquisitos dulces elaborados por vuestras manos y ofrecidos gratuitamente.

Nos enseñasteis vuestra Basílica dedicada a la Inmaculada, de estilo neoclásico con esa cúpula blanca y azul,, representación y símbolo de toda vuestra ciudad.

Y caminamos por vuestras calles, con pancarta incluida y recibimiento y saludo del alcalde, pregonando esa alegría desbordada , la alegría del Evangelio, que sólo el Señor es capaz de infundir en cada uno de  nosotros.

Y nos dirigimos a la Parroquia del Niño para celebrar nuestra Ultreya, símbolo y seña de nuestro Movimiento de Cursillos.

Y la FE se hizo visible en las hermosas palabras de nuestra hermana Azucena Orte Izquierdo. Nos recordó que es un don de Dios pero también la respuesta nuestra voluntaria y libre a esa invitación. Y que crece y se vivem como experiencia de un amor que se recibe y se comunica como experiencia de gracia y gozo.

Y en la Vivencia-testimonio Juan Romero nos confirmó cómo una mirada de Jesús puede cambiar toda una vida. Y, sobre todo, cómo se puede vivir en cristiano aquí y ahora.

Y hubo resonancias y palabras de gratitud para todos los asistentes a esta Jornada y muy especialmente a la Escuela de Yecla por nuestro Presidente Miguel López Abad.

Y celebramos y vivimos la Eucaristía, donde en la homilía de nuestro Consiliario Diocesano D. Miguel Ángel Gil nos alentó y animó a seguir y a vivir siempre muy de cerca al Señor.

Y después la comida, la alegría, la fiesta, la unión y comunión de cuantos asistimos – más de doscientas cincuenta personas- a esta Jornada de Convivencia.

Y volvió a resonar esa bonita canción que tanto gusta a nuestro don Marcelo y que podría resumir muy bien este día:

“Qué detalle, Señor, has tenido conmigo, cuando me llamaste, cuando me elegiste, cuando me dijiste que Tú eras mi amigo. ¡Qué detalle, Señor, has tenido conmigo!”

 

12235036_1688508424728304_533640631561441871_n

12226959_1688508451394968_1237385543243104259_n

12226990_1688508598061620_742485882223084794_n

12196250_1688508498061630_8503161749605406965_n

12190894_1688508538061626_100819329348761644_n

11214337_1688508384728308_2400980011623446286_n

12227148_1688508578061622_7235685589797667057_n

12189052_1688508404728306_8410679130398717361_n

12194768_1689107504668396_6015386387372507356_o

1 comentario
  1. José Raimundo
    José Raimundo Dice:

    Desde el Trabajo y el amor a Jesús, junto con los hermanos, se puede vivir en Cristiano así como llevar a cabo la misión que se nos mandase y/o deseemos para mayor gloria de Dios.
    La convivencia en Yecla fue lo que fue gracias a Dios y a cada uno de los herman@s del MCC de la diócesis. De Colores.

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *