Cruz de Caravaca2

EVANGELIO DEL DÍA: Jn 3, 13-17: Tiene que ser elevado el Hijo del hombre, para que todo el que cree en él tenga vida eterna.

EVANGELIO DEL DÍA:
Jn 3, 13-17: Tiene que ser elevado el Hijo del hombre, para que todo el que cree en él tenga vida eterna.

Nadie ha subido al cielo sino el que bajó del cielo, el Hijo del hombre. Lo mismo que Moisés elevó la serpiente en el desierto, así tiene que ser elevado el Hijo del hombre, para que todo el que cree en él tenga vida eterna. Porque tanto amó Dios al mundo, que entregó a su Unigénito, para que todo el que cree en él no perezca, sino que tenga vida eterna. Porque Dios no envió a su Hijo al mundo para juzgar al mundo, sino para que el mundo se salve por él.

PISTAS PARA LA MEDITACIÓN:

Celebramos hoy la Exaltación de la Cruz. A no tener miedo de mirar la Cruz para poder encontrarnos con el crucificado, a abrazar la Cruz para que sea el Señor quien nos ayude a llevar nuestra cruz de cada día, a dejar que ella nos pode y nos ayude a crecer en el amor, a que se convierta en escalera para el cielo, no hay cristiano sin cruz, ni cruz sin Cristo. Nos invita el Evangelio a elevar al Hijo del hombre. Tiene que ocupar su puesto, estar en el centro de nuestras vidas. Tiene que ser glorificado, es nuestro Salvador. Para adentrarnos en el misterio de la Cruz cito unas palabras del Papa Francisco dichas en el Via Crucis: » La Cruz de Jesús es la palabra con la que Dios ha respondido al mal en el mundo. A veces nos parece que Dios no responde al mal y se queda en silencio. En realidad, Dios ha hablado y respondido; y su respuesta es la Cruz de Cristo. Una palabra que es amor, misericordia, perdón.

Y es también Juicio. Dios nos juzga amándonos, si recibo su amor me salvo, si lo rechazo me condeno. No por Él sino por mí mismo, porque Dios no condena sino que ama y salva.

La palabra de la Cruz es la respuesta de los cristianos al mal que sigue actuando en nosotros y alrededor nuestro. Los cristianos tienen que responder al mal con el bien tomando sobre sí mismos la Cruz como Jesús […] caminemos juntos en la vía de la Cruz, caminemos llevando en el corazón esta palabra de amor y de perdón. Caminemos esperando la resurrección de Jesús que nos ama tanto, que es todo amor.»

En la misa celebrada en Santa Marta el viernes 14 de septiembre del 2018, fiesta de la exaltación de la santa cruz, el Papa Francisco dijo: “Hoy la Iglesia nos invita a contemplar la cruz del Señor, la santa cruz, que es el signo del cristiano […] La cruz de Jesús debe ser para nosotros la atracción: miradla, porque es la fuerza para continuar adelante”. El Papa Francisco en el ángelus del 3 de septiembre de 2017 advierte de la doble tentación: un Cristo sin cruz o la cruz sin Cristo: “Está la tentación de querer seguir a un Cristo sin cruz, es más, de enseñar a Dios el camino justo […] Pero Jesús nos recuerda que su vía es la vía del amor, y no existe el verdadero amor sin sacrificio de sí mismo. Estamos llamados a no dejarnos absorber por la visión de este mundo, sino a ser cada vez más conscientes de la necesidad y de la fatiga para nosotros cristianos de caminar siempre a contracorriente y cuesta arriba. Jesús completa su propuesta con palabras que expresan una gran sabiduría siempre válida, porque desafían la mentalidad y los comportamientos egocéntricos. Él exhorta: «Quien quiera salvar su vida, la perderá, pero quien pierda su vida por mí, la encontrará». En esta paradoja está contenida la regla de oro que Dios ha inscrito en la naturaleza humana creada en Cristo: la regla de que solo el amor da sentido y felicidad a la vida.[…] nos ayude a no tener miedo de la cruz, pero con Jesús crucificado, no una cruz sin Jesús, la cruz con Jesús, es decir la cruz de sufrir por el amor de Dios y de los hermanos, porque este sufrimiento, por la gracia de Cristo, es fecundo de resurrección.”

Exaltar la Cruz, es exaltar el amor de Dios por nosotros, es exaltar la victoria del amor y de la misericordia sobre el pecado, el egoísmo y la muerte. En la Cruz Jesús proclama la SED de que le amemos, se nos ofrece para que seamos dichosos. ¿cómo no corresponder a quién tanto nos amó y nos ama?.

Que tengas un buen día. De manera especial al pueblo que sirvo que la tiene de patrona, felicidades a los caravaqueños que tienen el privilegio y el honor de celebrar sus fiestas en su honor, y desde su mas tierna infancia se les impone la Cruz y aprenden a mirar al crucificado en la sede del mayor amor y la viven como señal de victoria y camino para el cielo. Feliz día de la exaltación de la Cruz.

Jesús Aguilar Mondéjar (Chechu), sacerdote.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *