wiltamayo-1578847556622-cathopic

EVANGELIO DEL DÍA Lc 11, 27-28: Bienaventurados los que escuchan la palabra de Dios y la cumplen.

EVANGELIO DEL DÍA
Lc 11, 27-28: Bienaventurados los que escuchan la palabra de Dios y la cumplen.

En aquel tiempo, mientras Jesús hablaba a la gente, una mujer de entre el gentío, levantando la voz, le dijo:
«Bienaventurado el vientre que te llevó y los pechos que te criaron».
Pero él dijo:
«Mejor, bienaventurados los que escuchan la palabra de Dios y la cumplen».

PISTAS PARA LA MEDITACIÓN:

En el Evangelio de hoy nos encontramos con un piropo expresado por la gente sencilla y humilde dicho a la madre de Ntro. Señor, que debe sentirse orgullosa de tal hijo. Sin embargo el Señor añade una puntualización: ¡Dichosos los que escuchan la Palabra de Dios y la cumplen!. Podríamos decir, que el Señor le realiza este piropo a su madre. Ella con su HAGASE nos esta invitando a entrar en nuestras vidas en la voluntad de Dios, a buscar siempre lo que le agrada, a querer lo que Dios quiera y desearlo. Podríamos decir que añade el Señor una nueva Bienaventuranza.

La Santísima Virgen fue la primera que escuchó y aceptó la Palabra de Dios en el anuncio del ángel con un “SI” incondicional. Su HAGASE en mí según tu palabra. Después más tarde cuando va a visitar a su prima Santa Isabel, escuchara otra bienaventuranza: ¡Dichosa tú que has creído, porque lo que te ha dicho el Señor se cumplirá!. La bienaventuranza de la Palabra y la bienaventuranza de la fe, ambas van muy unidas, una alimenta a la otra y la hace crecer. Aprendamos de la Virgen María a acoger la Palabra de Dios en nuestro corazón con docilidad y a llevarla a la práctica con esmero. Así seremos verdaderamente dichosos.

Hoy es sábado, día de especial consagración a la Santísima Virgen, acudamos como nos invitaba el papa santo, San Juan Pablo II, acudamos con mucha frecuencia a la escuela de María. Aprendamos con nuestra Madre y con Ella crezcamos en amor a su Hijo y en el seguimiento a Ntro. Señor.

Que tengas un buen día.
Jesús Aguilar Mondéjar (Chechu), sacerdote.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *