1479311131243636

EVANGELIO DEL DÍA: Lc 21, 12-19: Con vuestra perseverancia salvaréis vuestras almas.

EVANGELIO DEL DÍA:
Lc 21, 12-19: Con vuestra perseverancia salvaréis vuestras almas.

Pero antes de todo eso os echarán mano, os perseguirán, entregándoos a las sinagogas y a las cárceles, y haciéndoos comparecer ante reyes y gobernadores, por causa de mi nombre. Esto os servirá de ocasión para dar testimonio. Por ello, meteos bien en la cabeza que no tenéis que preparar vuestra defensa, porque yo os daré palabras y sabiduría a las que no podrá hacer frente ni contradecir ningún adversario vuestro. Y hasta vuestros padres, y parientes, y hermanos, y amigos os entregarán, y matarán a algunos de vosotros, y todos os odiarán a causa de mi nombre. Pero ni un cabello de vuestra cabeza perecerá; con vuestra perseverancia salvaréis vuestras almas.
PISTAS PARA LA MEDITACIÓN:

El Evangelio de hoy habla de persecución, resuena fuerte una de las bienaventuranzas: “Dichosos cuando os persigan por mi causa…”, sin embargo, resalta que cuando se presenta siempre es una oportunidad, las dificultades son ocasiones que se nos brindan, en el pasaje de hoy lo refiere a “ocasión de dar testimonio”. Como en la vida misma son los momentos de prueba donde se pone en evidencia la calidad de las personas, siempre se ha dicho que para pasar las horas, en los momentos de alegría, de fiesta… cualquiera puede estar a tu lado, sin embargo, en los momentos de dificultades, solo permanecen los amigos, ante las pruebas solo quedan los que te quieren. Recuerda la bienaventuranza: “cuando os persigan por mi causa estad alegres y contentos” esos momentos, circunstancias, acontecimientos nos unen muchísimo más a Ntro. Señor, podemos mostrarle nuestro amor.

Otro acento del pasaje es la invitación a la perseverancia, perseverar en los momentos difíciles, perseverancia sustentada desde la confianza, “ningún cabello de vuestra cabeza perecerá”, se vuelve a insistir que en “Él vivimos, nos movemos, y existimos”, que el Señor no se desentiende de los suyos, “yo estaré con vosotros todos los días”, renovar cada mañana nuestro amor a Él, nuestro ofrecimiento e intentar en cada momento del día vivirlo en su presencia, “POR Cristo, EN Cristo y PARA Cristo”. Todo por Él.

Hoy celebramos la memoria de varios mártires de Vietnam, el Evangelio resonó por primera vez durante el siglo XVI, el pueblo recibió la fe con gran alegría pero pronto vino la persecución, durante los siglos XVI, XVII y XIX muchos vietnamitas fueron martirizados, entre ellos obispos, presbíteros, religiosos y seglares. Son alrededor de 130000 víctimas caídas por todo el territorio nacional. Estos mártires de la fe su recuerdo ha permanecido vivo en el espíritu de la comunidad católica. Desde el siglo XX, 117 de este grupo de héroes, martirizados cruelmente, han sido elegidos y elevados al honor de los altares por la santa Sede en cuatro Beatificaciones, San Andrés DUNG-LAC, sacerdote y compañeros mártires, entre ellos varios laicos y catequistas.

¡Ánimo! Hoy más que nunca necesitamos ser valientes y mostrarnos al mundo como verdaderos discípulos del Señor. Él ha prometido ayudarnos y estar con nosotros. Seamos fieles hasta el final.

Que tengas un buen día.
J.A.M. (Chechu), sacerdote.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *