cardaniepb-16165224749-cathopic

EVANGELIO DEL DÍA: Lc 21, 12-19: Con vuestra perseverancia salvaréis vuestras almas.

EVANGELIO DEL DÍA:
Lc 21, 12-19: Con vuestra perseverancia salvaréis vuestras almas.

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:

Os echarán mano, os perseguirán, entregándoos a las sinagogas y a las cárceles, y haciéndoos comparecer ante reyes y gobernadores, por causa de mi nombre. Esto os servirá de ocasión para dar testimonio.

Por ello, meteos bien en la cabeza que no tenéis que preparar vuestra defensa, porque yo os daré palabras y sabiduría a las que no podrá hacer frente ni contradecir ningún adversario vuestro.

Y hasta vuestros padres, y parientes, y hermanos, y amigos os entregarán, y matarán a algunos de vosotros, y todos os odiarán a causa de mi nombre. Pero ni un cabello de vuestra cabeza perecerá; con vuestra perseverancia salvaréis vuestras almas.

PISTAS PARA LA MEDITACIÓN:

El Evangelio de hoy, nos recuerda una de las bienaventuranzas: “Dichosos cuando os persigan por mi causa, estad alegres y contentos”. No podemos ser ingenuos, tenemos que contar con la oposición, con las contrariedades que se irán presentando. ¡Animo!

La actitud a la que se nos invita es a la perseverancia, perseverar en los momentos difíciles. Ninguno es más que el Señor, si a Él lo persiguieron, en nuestro seguimiento a Él, tenemos que contar que tarde o temprano aparecerá en nuestras vidas, al entrar en contradicción con los valores de nuestra cultura, con la mundanidad tan reinante, es muy fácil que nos toque ir contracorriente, el seguidor de Cristo muchas veces entra en contraposición con los valores, pensamientos y actitudes del mundo: esta es la causa de los problemas. Ser seguidor de Cristo en un mundo de injusticia, de violencia, de deshonestidad, etc., no es sencillo y por lo general es la causa de la persecución o del rechazo de aquellos a los que el estilo de vida del Señor les resulta incomodo. ¡Ánimo! Hoy más que nunca, necesitamos ser valientes y mostrarnos al mundo como verdaderos discípulos del Señor. Él ha prometido ayudarnos y estar con nosotros. Seamos fieles hasta el final.

El Papa Francisco nos presenta toda una catequesis sobre la perseverancia, en el ángelus del 13 de noviembre de 2022: “Cristo lo revela en la última frase del Evangelio, cuando dice: «Con su perseverancia salvarán su vida». La perseverancia. ¿Qué cosa es esto? La palabra indica ser “muy severos”; pero ¿severos en qué sentido? […] Jesús nos pide que seamos “severos”, disciplinados, persistentes en lo que a Él le importa, en lo que importa. Porque, lo que realmente importa, muchas veces no coincide con lo que atrae nuestro interés: […] Jesús dice que nos centremos en lo que permanece, que evitemos dedicar nuestra vida a construir algo que luego se destruirá, […] de construir sobre su palabra, sobre el amor, sobre el bien. Ser perseverantes, ser severos y decididos para edificar aquello que no pasa.

Esto es, entonces, la perseverancia: es construir el bien cada día. Perseverar es permanecer constantes en el bien, especialmente cuando la realidad circundante empuja a hacer otra cosa. […] Perseverar, en cambio, es permanecer en el bien. […] Si perseveramos —nos recuerda Jesús— no tenemos nada que temer, ni siquiera en los acontecimientos tristes y difíciles de la vida, ni siquiera en el mal que vemos a nuestro alrededor, porque permanecemos anclados en el bien. Dostoievski escribió: “No tengas miedo de los pecados de los hombres, ama al hombre incluso con su pecado, porque este reflejo del amor divino es el culmen del amor en la tierra”. La perseverancia es el reflejo del amor de Dios en el mundo, porque el amor de Dios es fiel, es perseverante, nunca cambia.

Que la Virgen, sierva del Señor perseverante en la oración, fortalezca nuestra constancia.”

Que tengas un buen día.
Jesús Aguilar Mondéjar (Chechu), sacerdote.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *