alvarado15_a-1551501039271-cathopic

EVANGELIO DEL DÍA: Lc 21,12-19: Tendréis ocasión de dar testimonio.

EVANGELIO DEL DÍA:
Lc 21,12-19: Tendréis ocasión de dar testimonio.

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:
-Os echarán mano, os perseguirán, entregándoos a los tribunales y a la cárcel, y os harán comparecer ante reyes y gobernadores por causa de mi nombre: así tendréis ocasión de dar testimonio.
Haced propósito de no preparar vuestra defensa: porque yo os daré palabras y sabiduría a las que no podrá hacer frente ni contradecir ningún adversario vuestro.
Y hasta vuestros padres, y parientes, y hermanos, y amigos os traicionarán, y matarán a algunos de vosotros, y todos os odiarán por causa de mi nombre.
Pero ni un cabello de vuestra cabeza perecerá: con vuestra perseverancia salvaréis vuestras almas.

PISTAS PARA LA MEDITACIÓN:

El Evangelio de hoy, nos recuerda una de las bienaventuranzas: “Dichosos cuando os persigan por mi causa, estad alegres y contentos”. No podemos ser ingenuos, tenemos que contar con la oposición, con las contrariedades que se irán presentando. ¡Animo!

La actitud a la que se nos invita es a la perseverancia, perseverar en los momentos difíciles. Ninguno es más que el Señor, si a Él lo persiguieron, en nuestro seguimiento a Él, tenemos que contar que tarde o temprano aparecerá en nuestras vidas, al entrar en contradicción con los valores de nuestra cultura, con la mundanidad tan reinante, es muy fácil que nos toque ir contracorriente, el seguidor de Cristo muchas veces entra en contraposición con los valores, pensamientos y actitudes del mundo: esta es la causa de los problemas. Ser seguidor de Cristo en un mundo de injusticia, de violencia, de deshonestidad, etc., no es sencillo y por lo general es la causa de la persecución o del rechazo de aquellos a los que el estilo de vida del Señor les resulta incomodo. ¡Ánimo! Hoy más que nunca, necesitamos ser valientes y mostrarnos al mundo como verdaderos discípulos del Señor. Él ha prometido ayudarnos y estar con nosotros siempre. Seamos fieles hasta el final. Son oportunidades que se nos brindan para dar testimonio, para mostrar nuestro amor a Él, para corresponder a su gracia, a tanto don recibido.

También hoy celebramos Ntra. Sra. de la Medalla Milagrosa. La Medalla se llamaba originalmente: «de la Inmaculada Concepción», pero al expandirse la devoción y haber tantos milagros concedidos a través de ella, se le llamó popularmente «La Medalla Milagrosa».

Los símbolos y significado de la medalla son:

En el Anverso:

-María aplastando la cabeza de la serpiente que esta sobre el mundo. Ella, la Inmaculada, tiene todo poder en virtud de su gracia para triunfar sobre Satanás.
-El color de su vestuario y las doce estrellas sobre su cabeza: la mujer del Apocalipsis, vestida del sol.
-Sus manos extendidas, transmitiendo rayos de gracia, señal de su misión de madre y mediadora de las gracias que derrama sobre el mundo y a quienes pidan.
-Jaculatoria: dogma de la Inmaculada Concepción (antes de la definición dogmática de 1854). Misión de intercesión, confiar y recurrir a la Madre.
-El globo bajo sus pies: Reina del cielos y tierra.
-El globo en sus manos: el mundo ofrecido a Jesús por sus manos.

En el reverso:

-La cruz: el misterio de redención- precio que pagó Cristo. obediencia, sacrificio, entrega
-La M: símbolo de María y de su maternidad espiritual.
-La barra: es una letra del alfabeto griego, «yota» o I, que es monograma del nombre, Jesús.
Agrupados ellos: La Madre de Jesucristo Crucificado, el Salvador.
-Las doce estrellas: signo de la Iglesia que Cristo funda sobre los apóstoles y que nace en el Calvario de su corazón traspasado.
-Los dos corazones: la corredención. Unidad indisoluble. Futura devoción a los dos y su reinado.

Que tengas un buen día.
Jesús Aguilar Mondéjar (Chechu), sacerdote.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *