vytas_sdb-30153e26bd001a84e6bcecaa3545251e-cathopic

EVANGELIO DEL DÍA: Mc 3,1-6: ¿Qué está permitido en sábado?, ¿hacer lo bueno o lo malo?

EVANGELIO DEL DÍA:
Mc 3,1-6: ¿Qué está permitido en sábado?, ¿hacer lo bueno o lo malo?

Entró otra vez en la sinagoga y había allí un hombre que tenía una mano paralizada. Lo estaban observando, para ver si lo curaba en sábado y acusarlo. Entonces le dice al hombre que tenía la mano paralizada: «Levántate y ponte ahí en medio». Y a ellos les pregunta: «¿Qué está permitido en sábado?, ¿hacer lo bueno o lo malo?, ¿salvarle la vida a un hombre o dejarlo morir?». Ellos callaban. Echando en torno una mirada de ira y dolido por la dureza de su corazón, dice al hombre: «Extiende la mano». La extendió y su mano quedó restablecida. En cuanto salieron, los fariseos se confabularon con los herodianos para acabar con él.

PISTAS PARA LA MEDITACIÓN:

En el Evangelio de hoy vemos como los fariseos espiaban a Jesús para acusarlo. Aprovecha el Señor esta situación para hacerles caer en la cuenta que es la búsqueda del bien, que es el amor el que debe guiar nuestros pasos. El Señor nos invita a romper con todo lo que no nos lleve a amar más y mejor. Seguir a Cristo, predicarlo y transmitirlo significa pasar, como Él, haciendo el bien. Son muchas las ocasiones que se nos presentan aunque los otros sean otras las motivaciones o los intereses no sean nobles, de nosotros deben sacar lo mejor de nosotros mismos. ¡No nos cansemos nunca de hacer el bien!

Jesús le dijo al hombre con parálisis : “Levántate… extiende tu mano…”. El enfermo sabía por propia experiencia que no podía hacer lo que el Señor le mandaba. Pero obedece, toda la vida del Señor fue obedecer, buscar la voluntad del Padre, querer lo que Dios quiere, fruto de la obediencia se opera el milagro. ¡Con Jesús todo es posible! La fe y el amor a Dios nos hacen alcanzar metas que antes considerábamos imposibles. Hemos de impregnar de fe todas nuestras decisiones en la vida ordinaria, sean grandes o pequeñas. Se trata de vivir con espíritu sobrenatural, de descubrir la mano de Dios detrás de los acontecimientos, de ofrecerle con paciencia los sufrimientos y confiar en la presencia del Señor que nos acompaña.

Que tengas un buen día.
Jesús Aguilar Mondéjar (Chechu), sacerdote.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *