waters-3085701_1920

EVANGELIO DEL DÍA Mc 8,11-13: ¿Por qué esta generación reclama un signo?

EVANGELIO DEL DÍA
Mc 8,11-13: ¿Por qué esta generación reclama un signo?

Se presentaron los fariseos y se pusieron a discutir con Jesús; para ponerlo a prueba, le pidieron un signo del cielo. Jesús dio un profundo suspiro y dijo: «¿Por qué esta generación reclama un signo? En verdad os digo que no se le dará un signo a esta generación». Los dejó, se embarcó de nuevo y se fue a la otra orilla.

PISTAS PARA LA MEDITACIÓN:

En el Evangelio de hoy nos aparecen los fariseos discutiendo con el Señor, querían ponerlo a prueba, los interlocutores de Jesús solicitándole señales de Dios. Lo habían visto hacer milagros, le sorprendía su manera de hablar, no era como los maestros de la época, en Él se daba coherencia entre lo que decía y lo que hacía, coherencia de vida, de ahí su autoridad, pero le piden signos. No eran capaces de reconocer que Dios en Jesucristo ha hablado a los hombres y de todo lo que Él nos reveló es depositaria la Iglesia. Su Reino está presente en el mundo a través de cada cristiano que lo ama y lo vive y, sin embargo, vemos personas que con gran inquietud que buscan nuevas y originales señales.

Es una tentación que fácilmente podemos vernos en ella. Cuando pedimos al Señor que nos obedezca a nuestras suplicas y nos cuesta aceptar sus planes en nuestra vida, cuando rechazamos nuestra historia y nos cuesta ver que es una historia de amor y de salvación que el Señor va llevando con cada uno de nosotros. Cuando nos resulta difícil aceptar que los planes de Dios no coincidan con nuestros planes. Siempre pensamos que nosotros haríamos las cosas mejor, casi seguro sin sufrimiento, sin esfuerzo, sin cruz, con que facilidad elegimos un cristianismo sin cruz.

Sin embargo el signo que iba a dar del reino mesiánico será el menos esperado: La humillación. El amor de Dios al hombre, hasta el punto de la entrega en la cruz. Desde entonces el amor y la cruz serán las señales del cristiano ante el mundo.

Que tengas un buen día.
Jesús Aguilar Mondéjar (Chechu), sacerdote.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *