cathopic_1517823272700941_1

EVANGELIO DEL DÍA: Mt 1, 18-23: La virgen concebirá y dará a luz un hijo y le pondrán por nombre Enmanuel, que significa “Dios-con-nosotros”

EVANGELIO DEL DÍA:
Mt 1, 18-23: La virgen concebirá y dará a luz un hijo y le pondrán por nombre Enmanuel, que significa “Dios-con-nosotros”

La generación de Jesucristo fue de esta manera: María, su madre, estaba desposada con José y, antes de vivir juntos, resultó que ella esperaba un hijo por obra del Espíritu Santo. José, su esposo, como era justo y no quería difamarla, decidió repudiarla en privado. Pero, apenas había tomado esta resolución, se le apareció en sueños un ángel del Señor que le dijo: «José, hijo de David, no temas acoger a María, tu mujer, porque la criatura que hay en ella viene del Espíritu Santo. Dará a luz un hijo y tú le pondrás por nombre Jesús, porque él salvará a su pueblo de sus pecados». Todo esto sucedió para que se cumpliese lo que había dicho el Señor por medio del profeta: «Mirad: la virgen concebirá y dará a luz un hijo y le pondrán por nombre Enmanuel, que significa “Dios-con-nosotros”».

PISTAS PARA LA MEDITACIÓN:

Hoy celebremos con alegría el Nacimiento de María, la Virgen. El Papa Francisco en el final del ángelus, del 7 de septiembre de 2014, nos invita: “Y recordad que mañana – como he dicho- es la conmemoración litúrgica de la Natividad de la Virgen. Sería su cumpleaños. ¿Y qué se hace cuando mamá festeja el cumpleaños? Se la felicita, se la festeja… Mañana, recordarlo, desde la mañana temprano, desde vuestro corazón y desde vuestra boca, saludad a la Virgen y decidle: “¡Muchas felicidades!”. Y rezad un Avemaría que nazca del corazón de hijo y de hija. ¡Recordadlo bien!.

El Papa Francisco comenta este pasaje evangélico en la homilía del 8 de septiembre de 2017: “¡Tu nacimiento, Virgen Madre de Dios, es el nuevo amanecer que ha anunciado la alegría a todo el mundo, porque de ti nació el sol de justicia, Cristo, nuestro Dios! La festividad del nacimiento de María proyecta su luz sobre nosotros,[…] María es el primer resplandor que anuncia el final de la noche y, sobre todo, la cercanía del día. Su nacimiento nos hace intuir la iniciativa amorosa, tierna, compasiva, del amor con que Dios se inclina hasta nosotros y nos llama a una maravillosa alianza con Él que nada ni nadie podrá romper. […] El texto evangélico que hemos escuchado culmina llamando a Jesús el Emmanuel, traducido: el Dios con nosotros. Así es como comienza, y así es como termina Mateo su Evangelio: “Yo estaré con ustedes todos los días hasta el fin de los tiempos”. Jesús es el Emmanuel que nace y el Emmanuel que nos acompaña en cada día, el Dios con nosotros que nace y el Dios que camina con nosotros hasta el fin del mundo”.

Recordemos hoy al contemplar a la Bienaventurada Virgen María que también nosotros hemos recibido de Dios una llamada a la santidad, a cumplir una misión concreta en el mundo. Dios nos da a cada uno las gracias necesarias y suficientes, sin que falte una, para llevar a cabo nuestra vocación específica en medio del mundo.

Bajo diversas advocaciones, muchos pueblos y ciudades celebran hoy su fiesta, señalar dos advocaciones de la zona pastoral en la que me encuentro y sirvo: Ntra. Sra. de la Esperanza, en Calasparra y de los Remedios, en Pliego,… No dejemos de festejar hoy a Nuestra Señora como Madre nuestra que es.

Que tengas un buen día.
Jesús Aguilar Mondéjar (Chechu), sacerdote.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *