angiemenes-1555429040332-cathopic

EVANGELIO DEL DÍA: Mt 16,13-19: Tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia, y el poder del infierno no la derrotará.

EVANGELIO DEL DÍA:
Mt 16,13-19: Tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia, y el poder del infierno no la derrotará.

En aquel tiempo, al llegar a la región de Cesarea de Filipo, Jesús preguntó a sus discípulos:
-«¿Quién dice la gente que es el Hijo del hombre?»
Ellos contestaron:
-«Unos que Juan Bautista, otros que Elías, otros que Jeremías o uno de los profetas.»
Él les preguntó:
-«Y vosotros, ¿quién decís que soy yo?»
Simón Pedro tomó la palabra y dijo:
-«Tú eres el Mesías, el Hijo del Dios vivo.»
Jesús le respondió:
-«¡Dichoso tú, Simón, hijo de Jonás!, porque eso no te lo ha revelado nadie de carne y hueso, sino mi Padre que está en el cielo. Ahora te digo yo: Tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia, y el poder del infierno no la derrotará. Te daré las llaves del reino de los cielos; lo que ates en la tierra quedará atado en el cielo, y lo que desates en la tierra quedará desatado en el cielo.»

PISTAS PARA LA MEDITACIÓN:

En nuestra diócesis celebramos este domingo, la Solemnidad de San Pedro y San Pablo. Unida a esta fiesta se reza por el sucesor de San Pedro, se ora por el Papa Francisco para que sea sostenido en su misión y se realiza la colecta denominada Óbolo de San Pedro, esta limosna es entregada al sucesor de Pedro.

Celebramos hoy la festividad de dos apóstoles, dos grandes columnas de la iglesia, unidos los dos en una misma fiesta.

San Pedro nos invita a confesar y testimoniar la fe. “Tu eres el Mesías, el Hijo de Dios vivo. Tu eres nuestro único Redentor”. Los mártires ponen delante de nosotros nuestra capacidad de entrega, ¿qué estoy dispuesto a hacer por el Señor y el Evangelio? También nos desenmascaran nuestros miedos y cobardías. ¿Qué valor ocupa la fe en mi vida? ¿He llegado al sufrimiento por el Señor? Recuerda que donde no hay nada por lo que valga la pena sufrir, incluso la vida misma pierde su valor. El amor sabe de sufrimiento, de entrega, de donación, de olvido de sí mismo, de transformación, de purificación… Nosotros vivimos del amor que se entrega.

Pedro hombre sin estudios, vivía del trabajo de sus manos, era pescador; en cambio Pablo como él mismo nos narra en su vocación, persona docta, de la escuela de Gamaliel. Sin embarao el Señor es quien llama y cuenta con cada uno de ellos. Pablo no iba buscando al Señor, fue el Señor quien le salió al paso en su iglesia: ¿Por qué me persigues? A partir de ese encuentro con el Resucitado, su vida se transforma, su vida cambia, y de perseguidor pasa a ser perseguido, a ir a la cárcel, a ser apaleado por formar parte de ese grupo de seguidores de Cristo. Tocados por el Señor, se convirtieron en dos enamorados de Él hasta el martirio en Roma.

Ellos nos dan ejemplo que la autoridad es servicio, a ejemplo de Cristo mismo, que no vino a ser servido sino a servir. Uno con el pueblo judío y el otro con los gentiles, con los no creyentes. Pero ambos necesarios.

Recuerda es domingo, día donde los cristianos participamos del alimento de su Palabra y de su Cuerpo.
Feliz domingo, feliz día del Señor. Que tengas un buen día.
Jesús Aguilar Mondéjar (Chechu), sacerdote.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *