cdgutierrezlc-1558625855690-cathopic (2)

EVANGELIO DEL DÍA: Mt 3,13-17: Se presentó a Juan para que lo bautizara.

EVANGELIO DEL DÍA:
Mt 3,13-17: Se presentó a Juan para que lo bautizara.

En aquel tiempo, fue Jesús de Galilea al Jordán y se presentó a Juan para que lo bautizara.
Pero Juan intentaba, disuadirlo, diciéndole:
-«Soy yo el que necesito que tú me bautices, ¿y tú acudes a mí?»
Jesús le contestó:
-«Déjalo ahora. Está bien que cumplamos así todo lo que Dios quiere. »
Entonces Juan se lo permitió. Apenas se bautizó Jesús, salió del agua; se abrió el cielo y vio que el Espíritu de Dios bajaba como una paloma y se posaba sobre él. Y vino una voz del cielo que decía:
-«Éste es mi Hijo, el amado, mi predilecto.»

PISTAS PARA LA MEDITACIÓN:

En el domingo después de la Epifanía celebramos el Bautismo de Jesús, y con esta solemnidad concluimos el tiempo de navidad.

El bautismo de Jesús en el Jordán es anticipación de su bautismo de sangre en la Cruz. El bautismo fue su primera manifestación pública, después de casi treinta años de vida oculta en Nazaret. El Papa San Juan Pablo II en los misterios luminosos del Rosario, la primera meditación que nos pone es el pasaje que estamos celebrando hoy, el bautismo de Ntro. Señor en el Jordán, confieso que siempre me ha impresionado contemplar a Jesús haciendo cola como un pecador más, todo un Dios entremezclado con los que nada cuenta, con los marginados, sin querer privilegios, con paciencia, sabiendo esperar su turno, me impresiona este Dios que rompe todos los esquemas de este mundo, que no quiere privilegios, no busca honores, le da igual que lo confundan con un pecador más, pasando como uno de tantos, mezclado entre los pecadores. Toda una lección magistral sobre la humildad, si su Encarnación es posible por abrazarse a la humildad, durante toda su vida pedía a sus discípulos que aprendieran de Él que es manso y humilde, este es el camino que nos trae la paz, que vence al pecado.

Otro punto para nuestra meditación es el encuentro del Señor con Juan, vemos como trata de disuadirlo, Él es el Santo no necesita un bautismo de purificación. Sin embargo, aprovecha el Señor para hacernos una llamada, lo importante en la vida de cualquier persona es hacer la voluntad de Dios, eso fue lo que le manifestó a Juan: “está bien que cumplamos así todo lo que Dios quiere”.

Hoy es un gran día para renovar nuestro bautismo y darle muchas gracias al Señor por el gran regalo que nos ha hecho, introduciéndonos en su familia, la de los hijos de Dios. El Papa Francisco nos insiste que todo cristiano debe conocer el día de su bautismo y festejar este día reafirmando nuestra adhesión a Jesús, con el compromiso de vivir como cristianos, miembros de la Iglesia, y de una humanidad nueva, en la cual todos somos hermanos.

Feliz día del Señor. Feliz domingo. Que tengas un buen día.
Jesús Aguilar Mondéjar (Chechu), sacerdote.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *