salt-3285024_1920

EVANGELIO DEL DÍA Mt 5, 13-16: Vosotros sois la sal.

EVANGELIO DEL DÍA
Mt 5, 13-16: Vosotros sois la sal.

Vosotros sois la sal de la tierra. Pero si la sal se vuelve sosa, ¿con qué la salarán? No sirve más que para tirarla fuera y que la pise la gente. Vosotros sois la luz del mundo. No se puede ocultar una ciudad puesta en lo alto de un monte. Tampoco se enciende una lámpara para meterla debajo del celemín, sino para ponerla en el candelero y que alumbre a todos los de casa. Brille así vuestra luz ante los hombres, para que vean vuestras buenas obras y den gloria a vuestro Padre que está en los cielos.

PISTAS PARA LA MEDITACIÓN:

En el Evangelio de hoy se nos propone dos imágenes: la de ser sal y la de ser luz. ¿Qué nos esta diciendo el Señor al llamarnos sal? Quizá nos pueda ayudar el ver cual es la misión que realiza la sal. La sal en la cultura judía antigua tenía múltiples aplicaciones y múltiples significados. Entre las aplicaciones más prácticas estaba la de conservar los alimentos. Cuando no había frigoríficos para conservar, los alimentos, se cubrían de sal para conservarlos y evitar su corrupción. Se trata pues de un símbolo de anticorrupción. Universalmente es utilizada para dar sabor a los alimentos. Es símbolo, por lo tanto, de despertar el sabor a la vida. El Papa Francisco al comentar este pasaje evangélico, en el ángelus del 9 de febrero de 2020: “Se trata de resistir a la degradación moral y el pecado, dando testimonio de los valores de honestidad y fraternidad, sin ceder a los halagos mundanos del arribismo, el poder y la riqueza. Es «sal» el discípulo que, a pesar de los fracasos diarios ―porque todos los tenemos―, se levanta del polvo de sus propios errores, comenzando de nuevo con coraje y paciencia, cada día, para buscar el diálogo y el encuentro con los demás.”

La siguiente imagen que se nos propone es la de ser luz: “Vosotros sois la luz del mundo…” ¿Qué hace la luz? disipa las tinieblas, ilumina, orienta a las personas, deja ver el peligro y las oportunidades, lo bueno y lo malo. Genera calidez, crea ambiente, saca de la oscuridad, la luz dispersa la oscuridad y nos permite ver. Jesús es la luz que ha disipado las tinieblas,…. A los creyentes se nos invita a ser luz del mundo, que muchas veces vive en la oscuridad, sufre innecesariamente y desconoce que hay caminos siempre nuevos de salvación. Solo con nuestra vida, con nuestro testimonio podemos iluminar la vida de los que nos rodean y hacer atrayente el seguimiento de Cristo.

Celebramos también hoy uno de los cuatro hermanos santos cartageneros, San Isidoro de Sevilla, como es conocido, pero nació en Cartagena, a mediados del siglo VI, llegó a ser uno de los hombres mas sabios de su época, escribió con erudición, convocó y presidió varios concilios, y trabajó con celo y sabiduría por la fe católica, aunque al mismo tiempo era un hombre de profunda humildad y caridad. Fue obispo y sucesor de su hermano Leandro en la sede de Sevilla y fue nombrado doctor de la iglesia.

Que tengas un buen día.
Jesús Aguilar Mondéjar (Chechu), sacerdote.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *