slums-2635238_1280

EVANGELIO DEL DÍA: Mt 5,13-16: Vosotros sois la luz del mundo.

EVANGELIO DEL DÍA:
Mt 5,13-16: Vosotros sois la luz del mundo.

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:
–«Vosotros sois la sal de la tierra. Pero sí la sal se vuelve sosa, ¿con qué la salarán?
No sirve más que para tirarla fuera y que la pise la gente.
Vosotros sois la luz del mundo. No se puede ocultar una ciudad puesta en lo alto de un monte.
Tampoco se enciende una lámpara para meterla debajo del celemín, sino para ponerla en el candelero y que alumbre a todos los de casa.
Alumbre así vuestra luz a los hombres, para que vean vuestras buenas obras y den gloria a vuestro Padre que está en el cielo.»

PISTAS PARA LA MEDITACIÓN:

El Evangelio de hoy nos ayudará a comprenderlo mejor si lo contextualizamos, va inmediatamente después de las Bienaventuranzas, Jesús dice a sus discípulos: “Vosotros sois la sal de la tierra… Vosotros sois la luz del mundo”. Como nos recuerda el Papa Francisco en el ángelus del 9 de febrero de 2014: “El Señor quiere decir: si sois pobres, si sois mansos, si sois puros, si sois misericordiosos…seréis la sal de la tierra y la luz del mundo”.

Mediante las imágenes de la SAL y de la LUZ quiere decirles a los discípulos el sentido de su misión y de su testimonio. “Los discípulos están llamados a dar nuevo “sabor” al mundo, y a preservarlo de la corrupción, con la sabiduría de Dios, que resplandece plenamente en el rostro del Hijo; porque él es la “luz verdadera que ilumina a todo hombre”. Unidos a él, los cristianos pueden difundir en medio de las tinieblas de la indiferencia y del egoísmo la luz del amor de Dios.”(tomado del ángelus del Papa Benedicto XVI el 6 de febrero de 2011).

“Alumbre vuestra luz a los hombres para que vean vuestras buenas obras y den gloría al Padre celestial”. El Señor nos invita a ser un reflejo de su luz, a través del testimonio de las buenas obras. Si somos seguidores de Cristo, debemos asemejarnos a él. Es amar como somos amados, como Cristo nos amó en la Cruz. Ser Luz es hacerse DON para los demás. Yo tengo una misión en esta vida, y esa misión es el amor, cada acto de amor que yo haga, hará grande al mundo, revelará el rostro de Dios… Muchas son las urgencias ante las cuales el espíritu cristiano no puede permanecer insensible. Unido a este domingo, MANOS UNIDAS llama siempre a nuestro corazón, conocéis la historia de MMUU, la FAO elaboró un Manifiesto donde para una campaña contra el hambre tomaron y fundamentaron con un texto de la Unión Mundial de Organizaciones Femeninas Católicas, del 1955 donde decían: “Sabemos, y queremos que se sepa, que existen soluciones de vida, y que si la conciencia mundial reacciona, dentro de algunas generaciones las fronteras del hambre habrán desaparecido…” Y concluía diciendo: “Declaramos la guerra al Hambre”. Las Mujeres de Acción Católica Española respondieron a este llamamiento que denunciaba el “hambre de paz, de cultura y de Dios que padece gran parte de la humanidad”. Realizaron su primera Campaña contra el Hambre en 1960, a partir de la cual se ha ido configurando la actual “Manos Unidas”.

Desde 1960, y año a año, se fueron organizando ayunos y colectas para denunciar y luchar contra el hambre y, fue ese año, sobre todo, cuando la organización de la campaña se consolidó ya que la Conferencia Episcopal Española acordó que se hiciera una colecta extraordinaria contra el hambre en el mundo en todas las parroquias de España (el segundo domingo de febrero), y que se convocara una jornada de ayuno voluntario el viernes anterior a dicho domingo.

En 1978 la Campaña contra el Hambre adquiere personalidad jurídica propia y pasa a denominarse “Manos Unidas – Comité Católico de la Campaña contra el Hambre en el Mundo”. Para ello, la Conferencia Episcopal Española aprueba la erección canónica de Manos Unidas y aparecen los primeros Estatutos. En 1979 hace su registro en el Ministerio de Justicia y, posteriormente, en el Registro de Entidades Religiosas. Se sigue sensibilizando en que es posible un mundo mejor para todos si aprendemos a devolver a los que menos tienen lo que se ha distribuido mal, llamada a la solidaridad con el otro que es nuestro hermano.

Es domingo, día del Señor, día para encontrarnos con el Dios vivo en la Eucaristía. Feliz domingo y que tengas un buen día.
Jesús Aguilar Mondéjar (Chechu), sacerdote.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *