EVANGELIO DEL DÍA: Lc 6,36-38: Os verterán una medida generosa, colmada, remecida, rebosante.

0992d4fa-f15a-44d9-a1f5-09fc9d8b755b

EVANGELIO DEL DÍA:
Lc 6,36-38: Os verterán una medida generosa, colmada, remecida, rebosante.

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:
-«Sed compasivos como vuestro Padre es compasivo;
no juzguéis, y no seréis juzgados;
no condenéis, y no seréis condenados;
perdonad, y seréis perdonados;
dad, y se os dará: os verterán una medida generosa, colmada, remecida, rebosante.
La medida que uséis, la usarán con vosotros.»

PISTAS PARA LA MEDITACIÓN:

El Evangelio de hoy concluye con una máxima: “La medida que uséis, la usaran con vosotros”. Esto ya nos debería de servir para sacar lo mejor de nosotros mismos. Si pusiéramos en funcionamiento esta regla, intentaríamos -aunque fuera egoístamente hablando- excedernos en generosidad, entrega, donación, bondad, comprensión, estima, aprecio, valoración, y un largo etcétera, ya que a todos nos gusta que se nos tenga en cuenta, nos quieran y comprendan. Nuestra medida, seguro que seria generosa, aunque fuera pensando en lo que nos repercute.

El pasaje de hoy me invita a la compasión y misericordia para con el prójimo que por alguna circunstancia me ofenda. La compasión de Dios, nos tiene que impulsar a vivir la misericordia para con los otros. Y es que una ofensa no se resuelve con otra. La única y verdadera solución es la caridad. Jesucristo nos enseñó con su misma vida “que nadie ama más que aquel que da la vida” y su vida fue una entrega por amor. Enseñándonos así el camino del amor y siendo ejemplo de cómo se ama; allí está la medida, ese es nuestro parámetro. Contemplemos el proceder del Señor.

El Evangelio nos pide a gritos una conversión; de lo contrario es imposible cumplir la consigna del Señor: no juzguéis, dad, perdonad. Si experimentamos ese perdón de Dios, podemos comenzar a perdonar con el amor con que hemos sido perdonados por el Señor. El Señor nos invita a responder con amor ante la ofensa. Si hay amor por el prójimo, entonces estamos cerca de Dios y Él vive en nosotros.

Hoy el presbiterio de la diócesis de Cartagena tenemos una jornada de retiro, -como va siendo habitual en los últimos años y es impartido por nuestro Obispo-, momento de gracia, a la escucha de la Palabra de Dios, e invitándonos a dejarnos reconciliar con Dios. Os solicito una oración por vuestros sacerdotes, rogad al Señor por ellos, que con sus vidas os muestren el amor de Dios, que reavivemos la llamada de Dios, y con gozo renovado e ilusión, podamos llegar a ser instrumentos en las manos del Dios vivo.

Que tengas un buen día.
Jesús Aguilar Mondéjar (Chechu), sacerdote.

Jesús Aguilar Mondéjar
Jesús Aguilar Mondéjar

Consiliario del Movimiento de Cursillos de Cristiandad de la Diócesis de Cartagena.

WhatsApp
Facebook
Email
Imagen del autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¿Hablamos?
Cursillos de Cristiandad - Murcia
Contáctanos si necesitas algo 😊