EVANGELIO DEL DÍA: Lc1,46-47.48-49.50-51.52-53.54-55: El Poderoso ha hecho obras grandes por mi: su nombre es santo.

PresentacionVirgenMaria_21Noviembre

EVANGELIO DEL DÍA:
Lc1,46-47.48-49.50-51.52-53.54-55: El Poderoso ha hecho obras grandes por mi: su nombre es santo.

Proclama mi alma la grandeza del Señor, se alegra mi espíritu en Dios, mi salvador.

Porque ha mirado la humillación de su esclava, desde ahora me felicitarán todas las generaciones. Porque el Poderoso ha hecho obras grandes por mí: su nombre es santo.

Y su misericordia llega a sus fieles de generación en generación. Él hace proezas con su brazo: dispersa a los soberbios de corazón.

Derriba del trono a los poderosos
y enaltece a los humildes,
a los hambrientos los colma de bienes y a los ricos los despide vacíos.

Auxilia a Israel, su siervo,
acordándose de la misericordia,
como lo había prometido a nuestros padres,
en favor de Abrahán y su descendencia por siempre.

PISTAS PARA LA MEDITACIÓN:

Celebramos hoy la Presentación de la Santísima Virgen al templo, fiesta dedicada a María donde se nos invita a hacer de nuestra vida una ofrenda al Señor y también una llamada a la responsabilidad de los padres en la transmisión de la fe a sus hijos.

En este día queremos honrar a Nuestra Madre María. Según S. Agustín en la Anunciación el ángel: “no la llama por su nombre terreno, María, sino por su nombre divino, tal como Dios la ve y la califica desde siempre:  «Llena de gracia (gratia plena)», que si acudimos a la traducción del original griego sería:  «amada» por Dios.

Ella nada más recibir el mensaje del ángel se puso en camino, con prontitud, hacia la casa de su prima Santa Isabel para servirla. Quien ama se olvida de sí mismo y se pone al servicio del prójimo. Y en este encuentro es donde se da la oración del Magnificat, -pasaje evangélico de hoy-, y para su explicación acudimos al Papa emérito, Benedicto XVI, que en la Audiencia General del 15 de febrero de 2006 , dedicó esta catequesis al Cántico de la Santísima Virgen María, simplemente pondré algunos subrayados para nuestra meditación, pero siempre se puede acudir a su catequesis integra y disfrutar con ella:
“Es un canto que revela con acierto la espiritualidad de los anawim bíblicos, es decir, de los fieles que se reconocían «pobres» no sólo por su alejamiento de cualquier tipo de idolatría de la riqueza y del poder, sino también por la profunda humildad de su corazón, rechazando la tentación del orgullo, abierto a la irrupción de la gracia divina salvadora. En efecto, todo el Magníficat, […]está marcado por esta “humildad».

El primer movimiento del cántico mariano […]Escuchamos precisamente la voz de la Virgen que habla así de su Salvador, que ha hecho obras grandes en su alma y en su cuerpo. En efecto, conviene notar que el cántico está compuesto en primera persona:  «Mi alma… Mi espíritu… Mi Salvador… Me felicitarán… Ha hecho obras grandes por mí…». Así pues, el alma de la oración es la celebración de la gracia divina, que ha irrumpido en el corazón y en la existencia de María, convirtiéndola en la Madre del Señor. La estructura íntima de su canto orante es, por consiguiente, la alabanza, la acción de gracias, la alegría, fruto de la gratitud.[…]

El segundo movimiento poético y espiritual del Magníficat […]indican otras tantas acciones que el Señor realiza de modo permanente en la historia:  «Hace proezas…; dispersa a los soberbios…; derriba del trono a los poderosos…; enaltece a los humildes…; a los hambrientos los colma de bienes…; a los ricos los despide vacíos…; auxilia a Israel».

[…] interpretando las palabras de la Virgen misma, nos invita a hacer que el Señor encuentre una morada en nuestra alma y en nuestra vida. No sólo debemos llevarlo en nuestro corazón; también debemos llevarlo al mundo, de forma que también nosotros podamos engendrar a Cristo para nuestros tiempos. Pidamos al Señor que nos ayude a alabarlo con el espíritu y el alma de María, y a llevar de nuevo a Cristo a nuestro mundo”.

Que tengas un buen día.
Jesús Aguilar Mondéjar (Chechu), sacerdote

Jesús Aguilar Mondéjar
Jesús Aguilar Mondéjar

Consiliario del Movimiento de Cursillos de Cristiandad de la Diócesis de Cartagena.

WhatsApp
Facebook
Email
Imagen del autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¿Hablamos?
Cursillos de Cristiandad - Murcia
Contáctanos si necesitas algo 😊