EVANGELIO DEL DÍA: Mc 12,1-12: ¿Qué hará el dueño de la viña?

0descarga

EVANGELIO DEL DÍA:
Mc 12,1-12: ¿Qué hará el dueño de la viña?

En aquel tiempo, Jesús se puso a hablar en parábolas a los sumos sacerdotes, a los letrados y a los senadores:
-Un hombre plantó una viña, la rodeó con una cerca, cavó un lagar, construyó la casa del guarda, la arrendó a unos labradores y se marchó de viaje. A su tiempo envió un criado a los labradores, para percibir su tanto del fruto de la viña. Ellos lo agarraron, lo apalearon y lo despidieron con las manos vacías. Les envió otro criado: a éste lo insultaron y lo descalabraron. Envió a otro y lo mataron; y a otros muchos, los apalearon o los mataron. Le quedaba uno, su hijo querido. Y lo envió el último, pensando que a su hijo lo respetarían.
Pero los labradores se dijeron:
-Este es el heredero. Venga, lo matamos, y será nuestra la herencia.
Y agarrándolo, lo mataron y lo arrojaron fuera de la viña.
¿Qué hará el dueño de la viña? Acabará con los labradores y arrendará la viña a otros.
¿No habéis leído aquel texto: «La piedra que desecharon los arquitectos es ahora la piedra angular. Es el Señor quien lo ha hecho, ha sido un milagro patente»?
Intentaron echarle mano, porque veían que la parábola iba por ellos; pero temieron a la gente, y se marcharon.

PISTAS PARA LA MEDITACIÓN:

El pasaje del Evangelio de hoy nos lo encontramos comentado por el Papa Emérito, Benedicto XVI, en el libro Jesús de Nazaret:
«Los viñadores matan al hijo precisamente por ser el heredero; de esta manera, pretenden adueñarse definitivamente de la viña. En la parábola, Jesús continúa: «¿Qué hará el dueño de la viña? Acabará con los labradores y arrendará la viña a otros». En este punto la parábola, como ocurre también en el canto de Isaías, pasa de ser un aparente relato de acontecimientos pasados a referirse a la situación de los oyentes. La historia se convierte de repente en actualidad. Los oyentes lo saben: Él habla de nosotros. Al igual que los profetas fueron maltratados y asesinados, así vosotros me queréis matar: hablo de vosotros y de mí. La exégesis moderna acaba aquí, trasladando así de nuevo la parábola al pasado.
Aparentemente habla sólo de lo que sucedió entonces, del rechazo del mensaje de Jesús por parte de sus contemporáneos; de su muerte en la cruz. Pero el Señor habla siempre en el presente y en vista del futuro. Habla precisamente también con nosotros y de nosotros. Si abrimos los ojos, todo lo que se dice ¿no es de hecho una descripción de nuestro presente? ¿No es ésta la lógica de los tiempos modernos, de nuestra época? Declaramos que Dios ha muerto y, de esta manera, ¡nosotros mismos seremos dios!» (Joseph Ratzinger, Benedicto XVI, Jesús de Nazaret, primera parte, p. 104).

Esta parábola puede ser aplicada muy bien a la situación actual. El Papa Francisco no para de recordarnos que llevemos mucho cuidado con la mundanidad, que no estamos exentos los que nos llamamos cristianos, que el rechazo a Cristo, y extensiblemente a los cristianos, siempre ha estado latente, con mucha facilidad parece que estorba o no es bien visto todo lo referente a nuestra fe y parece que se tiene que echar fuera de la cultura, del pensamiento o de nuestra vida a Dios, en definitiva, vivir como si Dios no existiera. Podemos hacernos las preguntas: ¿Dios influye en mi vida? ¿Cómo correspondo al inmenso amor de Dios hacia mí? Igual que en el cuidado de la viña, Dios tiene muchos detalles con cada uno de nosotros, muchas muestras de su inmenso amor. ¡Dios es tan generoso con nosotros! ¡Nos da día a día tantas muestras de su singular amor!. Estamos invitados a corresponder a su amor.
Que tengas un buen día.
Jesús Aguilar Mondéjar (Chechu), sacerdote.

Jesús Aguilar Mondéjar
Jesús Aguilar Mondéjar

Consiliario del Movimiento de Cursillos de Cristiandad de la Diócesis de Cartagena.

WhatsApp
Facebook
Email
Imagen del autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¿Hablamos?
Cursillos de Cristiandad - Murcia
Contáctanos si necesitas algo 😊