EVANGELIO DEL DÍA: Mc 12,35-37: La gente disfrutaba escuchándolo.

cathopic_1539178935365358

EVANGELIO DEL DÍA:
Mc 12,35-37: La gente disfrutaba escuchándolo.

En aquel tiempo, mientras enseñaba en el templo, Jesús preguntó:
-¿Cómo dicen los letrados que el Mesías es hijo de David?
El mismo David, movido por el Espíritu Santo, dice:
«Dijo el Señor a mi Señor: siéntate a mi derecha,
y haré de tus enemigos estrado de tus pies».
Si el mismo David lo llama Señor, ¿cómo puede ser hijo suyo?
La gente, que era mucha, disfrutaba escuchándolo.

PISTAS PARA LA MEDITACIÓN:

En el Evangelio de hoy vemos al Señor enseñando en el templo. Y termina el pasaje resaltando la actitud de aquella asamblea que lo escuchaban con agrado. El Señor formándolos y una característica del discípulo es su hambre por saber y también, su disponibilidad a dejarse sorprender por el Señor.

El Papa Francisco en el viaje apostólico a Sri Lanka y Filipinas en el encuentro con los jóvenes les resaltaba: “El verdadero amor es amar y dejarme amar. Es más difícil dejarse amar que amar. Por eso es tan difícil llegar al amor perfecto de Dios, porque podemos amarlo, pero lo importante es dejarnos amar por él. El verdadero amor es abrirse a ese amor que está primero y que nos provoca una sorpresa… El amor te abre a las sorpresas, el amor siempre es una sorpresa, porque supone un dialogo entre dos: entre el que ama y el que es amado… Dios nos sorprende. Dejémonos sorprender por Dios…¡Déjate sorprender por Dios! No le tengas miedo a las sorpresas… El verdadero amor te lleva a quemar la vida, aun a riesgo de quedarte con las manos vacías. Pensemos en San Francisco: dejó todo, murió con las manos vacías, pero con el corazón lleno… jovenes sabios. Y para ser sabios, usad los tres lenguajes: pensar bien, sentir bien y hacer bien. Y para ser sabios, dejarse sorprender por el amor de Dios.” (P. Francisco, 18 de enero de 2015)

Es muy importante estar atentos a que no sean mis ideas, mis planes, mis proyectos; recuerda las palabras del profeta y evangélicas: “que sus caminos no son nuestros caminos” , es fácil, creer que podemos manipular al Señor y quedarnos en un Dios a nuestra medida, que se amolda a mis intereses, por eso, la clave de la sorpresa, nos desconcierta, pero nos abre a salir de nosotros mismos y a encontrarnos con el Dios vivo, a salir de nuestros esquemas, de nuestros proyectos, de nuestros planes… a hacer nuevas todas las cosas. Que puedas acoger con agrado las sorpresas que Dios te presente y hacer de tu vida una oblación, ofreciéndote al Señor, tu tiempo, tus dones, en definitiva: ofrecerte tú.

Que tengas un buen día.
Jesús Aguilar Mondéjar (Chechu), sacerdote.

Jesús Aguilar Mondéjar
Jesús Aguilar Mondéjar

Consiliario del Movimiento de Cursillos de Cristiandad de la Diócesis de Cartagena.

WhatsApp
Facebook
Email
Imagen del autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¿Hablamos?
Cursillos de Cristiandad - Murcia
Contáctanos si necesitas algo 😊