EVANGELIO DEL DÍA Mc 16,9-15: Les echó en cara su incredulidad y dureza de corazón.

cathopic_150203983996320

EVANGELIO DEL DÍA
Mc 16,9-15: Les echó en cara su incredulidad y dureza de corazón.

Jesús, resucitado al amanecer del primer día de la semana, se apareció primero a María Magdalena, de la que había echado siete demonios. Ella fue a anunciárselo a sus compañeros, que estaban de duelo y llorando. Ellos, al oírle decir que estaba vivo y que lo había visto, no la creyeron. Después se apareció en figura de otro a dos de ellos que iban caminando al campo. También ellos fueron a anunciarlo a los demás, pero no los creyeron. Por último, se apareció Jesús a los Once, cuando estaban a la mesa, y les echó en cara su incredulidad y dureza de corazón, porque no habían creído a los que lo habían visto resucitado. Y les dijo: «Id al mundo entero y proclamad el Evangelio a toda la creación.

PISTAS PARA LA MEDITACIÓN:

El Evangelio de hoy nos pone delante la dificultad de los apóstoles para creer, reiterativamente nos señala que después del testimonio de la Magdalena y de los dos discípulos, se resistían a creer. Los apóstoles, aunque varias veces el Señor les había hablado de la Resurrección, -nos muestran los pasajes evangélicos-, que después no solo no se acuerdan de dicha información, al contrario, más bien le ponen dificultades al hecho. Se resisten, no dieron crédito al testimonio que les llegaba que habían visto al Señor, que estaba vivo. Dudaban y se oponen a creer. Una vez más, es el mismo Señor el que sale al encuentro de los discípulos que ponen pegas para creer, que manifiestan su incredulidad.

El encuentro con el resucitado realiza una transformación en los discípulos, cambia su dureza de corazón, muda su resistencia por acogida a su palabra. La fe es un gran don del Espíritu Santo que debemos pedir, no es un mérito. La fe no es algo que se impone, sino que se propone – como le gustaba decir al Papa San Juan Pablo II, “La fe se propone, no se impone”- y se testimonia con la vida. Imitemos a los apóstoles convirtiéndonos en testigos del Señor. Sostenidos con la fuerza del Espíritu Santo, colaboremos en anunciar el amor de Cristo a los demás. La fe en Cristo jamás es una esperanza para mí sólo; es siempre una fe, un amor y una esperanza para compartir con los demás. Por eso el mandato dado a los apóstoles: “Id al mundo entero y proclamad el Evangelio a toda la creación”.

Hoy, sábado, dia especial de la Santísima Virgen, encomiéndate a Ella para que te ayude y puedas testimoniar el amor de Dios y tu fe a los que te rodean.

Que tengas un buen día.
J.A.M.(Chechu), sacerdote.

Jesús Aguilar Mondéjar
Jesús Aguilar Mondéjar

Consiliario del Movimiento de Cursillos de Cristiandad de la Diócesis de Cartagena.

WhatsApp
Facebook
Email
Author picture

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¿Hablamos?
Cursillos de Cristiandad - Murcia
Contáctanos si necesitas algo 😊