EVANGELIO DEL DÍA: Mc 2,18-22: A vino nuevo, odres nuevos.

cathopic_1487900743483378

EVANGELIO DEL DÍA:
Mc 2,18-22: A vino nuevo, odres nuevos.

En aquel tiempo, los discípulos de Juan y los fariseos estaban de ayuno. Vinieron unos y le preguntaron a Jesús:
-«Los discípulos de Juan y los discípulos de los fariseos ayunan. ¿Por qué los tuyos no?»
Jesús les contestó:
-«¿Es que pueden ayunar los amigos del novio, mientras el novio está con ellos? Mientras tienen al novio con ellos, no pueden ayunar. Llegará un día en que se lleven al novio; aquel día si que ayunarán. Nadie le echa un remiendo de paño sin remojar a un manto pasado; porque la pieza tira del manto, lo nuevo de lo viejo, y deja un roto peor. Nadie echa vino nuevo en odres viejos; porque revienta los odres, y se pierden el vino y los odres; a vino nuevo, odres nuevos.»

PISTAS PARA LA MEDITACIÓN:

El Evangelio de hoy cuestiona el proceder de los discípulos del Señor y profundiza sobre una práctica de piedad, aborda el tema del ayuno. Contamos con el comentario hecho por el Papa Francisco a este pasaje evangélico, realizado en la Misa matutina, en la capilla de Santa Marta, justamente, el 5 de septiembre de 2014: “Recordándole que Juan y sus discípulos ayunan, le hacen una pregunta: «Pero tú que eres tan amigo de Juan, y tus discípulos que son amigos, que parecen ser justos, ¿por qué no hacéis lo mismo?». Pregunta a la que «Jesús responde hablando de dos cosas: nos habla de fiesta y nos habla de novedad».[…] «nos habla de fiesta, fiesta esponsal, y dice: ¡pero estamos en tiempo de fiesta! Hay algo nuevo aquí, ¡hay una fiesta! Algo que era anticuado y algo que se renueva, que se hace nuevo». […] «A la novedad, novedad; a vino nuevo, odres nuevos».[…]«el Evangelio es novedad, el Evangelio es fiesta. Y solamente se puede vivir plenamente el Evangelio en un corazón gozoso y en un corazón renovado». […] Que el Señor —concluyó— «nos dé la gracia de no permanecer prisioneros, nos dé la gracia de la alegría y de la libertad que nos trae la novedad del Evangelio».

En el pasaje evangélico de hoy el Señor pone el acento en acoger su doctrina con espíritu nuevo, que no perdamos la capacidad de dejarnos sorprender por Dios, Dios hace nuevas todas las cosas. No es un menosprecio al ayuno, en otras ocasiones, resalta el Señor el ayuno como una gran arma de nuestra fe, ya que nos permite acercarnos a Dios, nos prepara para el combate contra el enemigo, Él mismo, Ntro. Señor, antes de comenzar su vida pública, se retiro al desierto y estuvo bastante tiempo en ayuno, con su obrar nos esta potenciando lo valiosísimo que es y la importancia que Él le da al ayuno. A sus discípulos cuando vinieron derrotados, desilusionados y con la experiencia de fracaso por no haber podido liberar a unos endemoniados, el Señor, les advirtió que esos solo salen con ayuno y oración.

Que tengas un buen día.
Jesús Aguilar Mondéjar (Chechu), sacerdote.

Jesús Aguilar Mondéjar
Jesús Aguilar Mondéjar

Consiliario del Movimiento de Cursillos de Cristiandad de la Diócesis de Cartagena.

WhatsApp
Facebook
Email
Author picture

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¿Hablamos?
Cursillos de Cristiandad - Murcia
Contáctanos si necesitas algo 😊