EVANGELIO DEL DÍA: Mc 3,7-12: Acudía mucha gente.

boats-3051610__480

EVANGELIO DEL DÍA:
Mc 3,7-12: Acudía mucha gente.

En aquel tiempo, Jesús se retiró con sus discípulos a la orilla del lago, y lo siguió una muchedumbre de Galilea. Al enterarse de las cosas que hacía, acudía mucha gente de Judea, de Jerusalén y de Idumea, de la Transjordania, de las cercanías de Tiro y Sidón. Encargó a sus discípulos que le tuviesen preparada una lancha, no lo fuera a estrujar el gentío. Como había curado a muchos, todos los que sufrían de algo se le echaban encima para tocarlo. Cuando lo veían, hasta los espíritus inmundos se postraban ante él, gritando: «Tú eres el Hijo de Dios.» Pero él les prohibía severamente que lo diesen a conocer.

PISTAS PARA LA MEDITACIÓN:

En el Evangelio de hoy nos resalta que al Señor lo seguían una gran multitud, por lo que hacía, por sus obras, esta era su carta de presentación, se iba comunicando y su fama cada vez era mayor, se ha extendido incluso a tierras paganas, como Transjordania, Tiro y Sidón. El pasaje evangélico nos resalta que eran muchos , todos los que sufrían de algo querían tocarlo para encontrar también la curación e incluso los que estaban poseídos también se postraban ante él. Cuando se tiene un mal, cuando se sufre , uno lo busca, quizás un poco interesadamente, sabe que le puede ayudar, el Señor ha venido como Salvador nuestro, su amor ha llegado hasta el extremo.

El Papa Francisco en la misa matutina de Santa Marta el 16 de abril de 2018: “porque Jesús hacía milagros: también, lo seguían para ser sanados, para tener alguna visión nueva de la vida».[…] «lo importante no son los milagros; lo importante es la Palabra de Dios, es la fe». […] ¿Por qué esta búsqueda insistente? También para escuchar a Jesús, pero sobre todo «por interés». De hecho, llega enseguida el reproche del Señor: «En verdad, en verdad os digo: vosotros me buscáis no porque habéis visto signos, sino porque habéis comido de ese pan y os habéis saciado».[…]«Cada uno de nosotros puede preguntarse: ¿pero cómo sigo yo a Jesús? ¿Y cómo sé, cómo puedo saber si sigo bien a Jesús o si soy interesado?». […] «nosotros podemos preguntarnos: ¿qué ha hecho Jesús por mí?», pensando sobre todo y concretamente en nuestra vida. Entonces «encontraremos muchas cosas grandes que Jesús nos ha dado gratuitamente, porque nos ama: a cada uno de nosotros».[…] «Una vez que yo veo las cosas que Jesús ha hecho por mí, me hago la segunda pregunta: y yo, ¿qué debo hacer por Jesús? Y así, con estas dos preguntas, quizá conseguimos purificarnos de todo tipo de fe interesada». […] «cuando veo todo lo que Jesús me ha dado, la generosidad del corazón va a: “¡Sí Señor, doy todo! Y no cometeré más estos errores, estos pecados”». Se podrá tomar «el camino de la conversión por amor: tú me has dado mucho amor, también yo te doy este amor».

Hoy también celebramos la memoria de S. Francisco de Sales, nació en 1567 en Saboya. Siendo joven nació el deseo de consagrarse a Dios. Fue nombrado obispo de Ginebra a principios del siglo XVII, En su introducción a la vida devota, escribe: “Hay que empezar por el interior. Quien tiene a Jesús en su corazón no tardará en tenerlo en todas sus acciones. Quien gana el corazón del hombre, gana por entero al hombre”. Fue conocido como hombre de paciencia. Apóstol de la amabilidad, doctor de la iglesia. Falleció a los 56 años de edad, en el año 1622. Fue canonizado el 19 de abril de 1665 por Alejandro VII. Es patrón de los escritores y periodistas católicos.

Que tengas un buen día.
Jesús Aguilar Mondéjar (Chechu), sacerdote.

Jesús Aguilar Mondéjar
Jesús Aguilar Mondéjar

Consiliario del Movimiento de Cursillos de Cristiandad de la Diócesis de Cartagena.

WhatsApp
Facebook
Email
Imagen del autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¿Hablamos?
Cursillos de Cristiandad - Murcia
Contáctanos si necesitas algo 😊