EVANGELIO DEL DÍA: Mt 11,25-30: Venid a mí todos los que estáis cansados y agobiados, y yo os aliviaré.

gerajuarez-1547079605894-cathopic

EVANGELIO DEL DÍA:
Mt 11,25-30: Venid a mí todos los que estáis cansados y agobiados, y yo os aliviaré.

En aquel tiempo, exclamó Jesús:
-«Te doy gracias, Padre, Señor de cielo y tierra, porque has escondido estas cosas a los sabios y entendidos y se las has revelado a la gente sencilla. Sí, Padre, así te ha parecido mejor. Todo me lo ha entregado mi Padre, y nadie conoce al Hijo más que el Padre, y nadie conoce al Padre sino el Hijo, y aquel a quien el Hijo se lo quiera revelar. Venid a mí todos los que estáis cansados y agobiados, y yo os aliviaré. Cargad con mi yugo y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón, y encontraréis vuestro descanso. Porque mi yugo es llevadero y mi carga ligera.»

PISTAS PARA LA MEDITACIÓN:

Celebramos hoy la Solemnidad del Sagrado Corazón de Jesús. Hoy, en el viernes de la octava del Corpus Christi, nos acercamos a lo más central de nuestra fe. Amor, misericordia, perdón. En el Evangelio de hoy el Señor da gracias por cada uno de los que lo acoge, se nos ofrece como quien nos puede aliviar de todos nuestros cansancios y agobios, y nos invita a aprended de Él, que es manso y humilde. Nos describe todo un corazón que ama y nos acoge.

“En el lenguaje bíblico el “corazón” indica el centro de la persona, la sede de sus sentimientos y de sus intenciones. En el corazón del Redentor adoramos el amor de Dios a la humanidad, su voluntad de salvación universal, su infinita misericordia” –palabras del Papa emérito, Benedicto XVI, dichas en el ángelus del 5 de junio de 2005-, el corazón es la imagen más divina, la más certera y límpida, de lo que Jesús fue y pretendió: amor que se partía, amor que obedecía, amor que se humillaba, amor dado hasta la saciedad.

La festividad del Corazón de Jesús nos lleva inmediatamente al encuentro con Dios. El Corazón de Jesús es el corazón de Dios que ama. El Corazón de Jesús es fuente y expresión de su infinito amor por cada hombre. Él nos busca a cada uno. El Corazón de Jesús es un camino que nos lleva al encuentro con el Padre. El Corazón de Jesús nos empuja a amar con locura a Aquel que tanto nos ama: Dios.

Decir la jaculatoria: “Corazón de Jesús en Ti confío” es adentrarnos en el amor desbordante, el inmenso amor que el Corazón de Cristo nos entrega. Y, a la vez, le pidamos que nuestro latir sea el suyo, que nuestro vivir sea el suyo, que nuestro querer y voluntad sean las suyas.

Fiesta del Sagrado Corazón de Jesús. ¿Es nuestro corazón de Jesús…..o de otros señores? . Recuerda las palabras del Papa Francisco en el ángelus del 9 junio 2013: “El corazón de Jesús es el símbolo por excelencia de la misericordia de Dios… el Señor nos mira siempre con misericordia; no lo olvidemos, nos espera con misericordia. No tengamos miedo de acercarnos a Él. Tiene un corazón misericordioso. Si le mostramos nuestras heridas interiores, nuestros pecados, Él siempre nos perdona. ¡Es todo misericordia!

A Santa Margarita María de Alacoque, el Señor le comunicó que quienes oraran con devoción al Sagrado Corazón, recibirían muchas gracias divinas. Que confiemos siempre en el amor de Dios y los santos intercedan por nosotros para que podamos lograr algún día acercarnos a la gran misericordia que Dios tiene con nosotros y nos capacite para amar un poco como Él nos ama.

Que tengas un buen día.
Jesús Aguilar Mondéjar (Chechu), sacerdote.

Jesús Aguilar Mondéjar
Jesús Aguilar Mondéjar

Consiliario del Movimiento de Cursillos de Cristiandad de la Diócesis de Cartagena.

WhatsApp
Facebook
Email
Imagen del autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¿Hablamos?
Cursillos de Cristiandad - Murcia
Contáctanos si necesitas algo 😊