EVANGELIO DEL DÍA: Mt 2,13-15.19-23: Toma al niño y a su madre y huye a Egipto.

7f063f04-edd8-454f-84a4-469c0c6a59e3

EVANGELIO DEL DÍA:
Mt 2,13-15.19-23: Toma al niño y a su madre y huye a Egipto.

Cuando se marcharon los magos, el ángel del Señor se apareció en sueños a José y le dijo:
«Levántate, toma al niño y a su madre y huye a Egipto; quédate allí hasta que yo te avise, porque Herodes va a buscar al niño para matarlo.»
José se levantó, tomó al niño y a su madre, de noche, se fue a Egipto y se quedó hasta la muerte de Herodes. Así se cumplió lo que dijo el Señor por el profeta:
«Llamé a mi hijo, para que saliera de Egipto.»
Cuando murió Herodes, el ángel del Señor se apareció de nuevo en sueños a José en Egipto y le dijo:
«Levántate, toma al niño y a su madre y vuélvete a Israel; ya han muerto los que atentaban contra la vida del niño.»
Se levantó, tomó al niño y a su madre y volvió a Israel.
Pero, al enterarse de que Arquelao reinaba en Judea como sucesor de su padre Herodes, tuvo miedo de ir allá. Y, avisado en sueños, se retiró a Galilea y se estableció en un pueblo llamado Nazaret. Así se cumplió lo que dijeron los profetas, que se llamaría Nazareno.

PISTAS PARA LA MEDITACIÓN:

Celebramos hoy la fiesta de la Sagrada Familia. “Dios quiso revelarse naciendo de una familia. Dios es Trinidad, es comunión de amor, y la familia es, con toda la diferencia que existe entre el misterio de Dios y su criatura humana, una expresión que refleja el Misterio insondable del Dios amor. […] esta institución (la familia) es camino seguro para encontrarlo y conocerlo (a Dios), así como un llamamiento permanente a trabajar por la unidad de todos en torno al amor. […] la familia es la mayor escuela donde se aprende a vivir aquellos valores que dignifican a la persona y hacen grande a los pueblos”. (ángelus, 27 Diciembre de 2009, P. Benedicto XVI).

El Papa Francisco nos comenta el pasaje evangélico de hoy, lo tenemos en el ángelus del 29 de diciembre de 2013: “Hoy el Evangelio nos presenta a la Sagrada Familia por el camino doloroso del destierro, en busca de refugio en Egipto. José, María y Jesús experimentan la condición dramática de los refugiados, marcada por miedo, incertidumbre, incomodidades. Lamentablemente, en nuestros días, millones de familias pueden reconocerse en esta triste realidad. […] Jesús quiso pertenecer a una familia que experimentó estas dificultades, para que nadie se sienta excluido de la cercanía amorosa de Dios. La huida a Egipto causada por las amenazas de Herodes nos muestra que Dios está allí donde el hombre está en peligro, allí donde el hombre sufre, allí donde huye, donde experimenta el rechazo y el abandono”.

En este tiempo de Navidad, tiempo donde se nos invita a contemplar el amor de Dios por la humanidad, a adentrarnos en el misterio de la Encarnación, todo un Dios hecho hombre que se nos muestra en debilidad, fragilidad… esperando nuestra acogida. Ya desde el principio percibimos que la familia de Nazaret pasó por muchas pruebas, no le fue nada fácil. En el pasaje de hoy vemos que pasaron por dificultades, no hay familia donde tarde o temprano no aparezcan, lo importante es saber encauzarlas, aprender de los retos que nos llegan, aprovecharlas para sacar lo mejor de nosotros mismos, aprender a apoyarnos en lo fundamental, a veces es en los momentos de dificultad, donde experimentamos de una forma privilegiada lo que verdaderamente es esencial y nos resulta más fácil percibir lo que hay de Dios en cada acontecimiento, circunstancia, persona,… aprendemos a mirar a los otros con los ojos de Dios, como son mirados por Él, esto nos acercará a buscar la voluntad de Dios en nuestras vidas, a dejarnos iluminar por Él en los momentos de dificultad, ante las situaciones dolorosas, a notar su presencia y cercanía, a percibir que Él nos acompaña siempre, “yo estaré con vosotros todos los días”, no estas solo y continuamente nos recuerda que esta a nuestro lado. Vivir en su presencia, descansar en Él, acoger sus fuerzas, renovar la esperanza.

Recuerda que Dios quiso nacer y crecer en una familia humana. De este modo, la consagró como camino primero y ordinario de su encuentro con la humanidad. Encomienda tu familia a la familia de Nazaret, aprende en su escuela de amor, da muchas gracias por formar parte de tu familia, agradece al Señor a los padres que te ha regalado, reza por ellos, encomienda a tus hijos, son un don de Dios, recuerda que se te han sido confiados pero que no te pertenecen, ten presente que la familia es una gracia de Dios, que deja traslucir lo que él mismo es: Amor. Orad juntos, para que no os falte la iluminación de la fe y la gracia en el camino hacia la santidad.

Que tengas un buen día.
Jesús Aguilar Mondéjar (Chechu), sacerdote.

Jesús Aguilar Mondéjar
Jesús Aguilar Mondéjar

Consiliario del Movimiento de Cursillos de Cristiandad de la Diócesis de Cartagena.

WhatsApp
Facebook
Email
Imagen del autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¿Hablamos?
Cursillos de Cristiandad - Murcia
Contáctanos si necesitas algo 😊