EVANGELIO DEL DÍA: Mt 23,23-26: Descuidáis lo más grave de la ley: el derecho, la compasión y la sinceridad!

Santa Monica

EVANGELIO DEL DÍA:
Mt 23,23-26: Descuidáis lo más grave de la ley: el derecho, la compasión y la sinceridad!

En aquel tiempo, habló Jesús diciendo:
-¡Ay de vosotros, letrados y fariseos hipócritas, que pagáis el décimo de la menta, del anís y del comino, y descuidáis lo más grave de la ley: el derecho, la compasión y la sinceridad!
Esto es lo que habría que practicar, aunque sin descuidar aquello.
¡Guías ciegos, que filtráis el mosquito y os tragáis el camello!
¡Ay de vosotros, letrados y fariseos hipócritas, que limpiáis por fuera la copa y el plato, mientras por dentro estáis rebosando de robo y desenfreno! ¡Fariseo ciego!, limpia primero la copa por dentro y así quedará limpia también por fuera.

PISTAS PARA LA MEDITACIÓN:

En el Evangelio de hoy continuamos con la exhortación de Ntro. Señor y la llamada a la conversión, seguimos con los “ayes”, nos encontramos con el pago de los diezmos, con el espíritu que debe mover a la ley, que es buena siempre que nos ayude a adentrarnos en el progreso de la caridad. Uno de los defectos que advierte el Señor era el dar importancia a cosas insignificantes, poco importantes ante Dios, y descuidar lo que verdaderamente vale la pena: “descuidáis el derecho, la compasión…”, también corrige cuando nos quedamos en lo externo, miramos el cuidar la apariencia, cuando hacemos las cosas para que nos vean y nos alaben, si reducimos nuestra vida de fe a unos ritos externos, no dejan de ser superficiales y se están perdiendo la grandeza del encuentro con el Señor y el hacer las cosas buscando agradar a Dios.

También hoy celebramos la memoria litúrgica de Santa Mónica, acudo al acercamiento de ella, al ángelus del P. Benedicto XVI, del 30 de agosto de 2009: “… madre de S. Agustín, considerada modelo y patrona de las madres cristianas. Muchas noticias sobre ella nos proporciona su hijo en el libro autobiográfico Las Confesiones,… aquí conocemos que S. Agustín bebió el nombre de Jesús con la leche materna y fue educado por su madre en la religión cristiana… Mónica jamás dejó de orar por él y por su conversión, y tuvo el consuelo de verle regresar a la fe y recibir el bautismo. Dios oyó las plegarias de esta santa mamá, a quien el obispo de Tagaste había dicho: “Es imposible que se pierda un hijo de tantas lágrimas”… Santa Mónica ya había llegado a ser, para este hijo (S.Agustín) suyo, “más que madre, la fuente del cristianismo”. Su único deseo durante años había sido la conversión de S. Agustín, a quien ahora veía orientado incluso a una vida de consagración al servicio de Dios. Por lo tanto podía morir contenta, y efectivamente falleció el 27 de agosto del año 387, a los 56 años, después de haber pedido a sus hijos que no se preocuparan por su sepultura, sino que se acordaran de ella, allí donde estuvieran, en el altar del Señor. S. Agustín repetía que su madre lo había “engendrado dos veces” “.

Que tengas un buen día.
Jesús Aguilar Mondéjar (Chechu), sacerdote.

Jesús Aguilar Mondéjar
Jesús Aguilar Mondéjar

Consiliario del Movimiento de Cursillos de Cristiandad de la Diócesis de Cartagena.

WhatsApp
Facebook
Email
Imagen del autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¿Hablamos?
Cursillos de Cristiandad - Murcia
Contáctanos si necesitas algo 😊