Lc 21, 12-19: Con vuestra perseverancia salvaréis vuestras almas

Pero antes de todo eso os echarán mano, os perseguirán, entregándoos a las sinagogas y a las cárceles, y haciéndoos comparecer ante reyes y gobernadores, por causa de mi nombre. Esto os servirá de ocasión para dar testimonio. Por ello, meteos bien en la cabeza que no tenéis que preparar vuestra defensa, porque yo os daré palabras y sabiduría a las que no podrá hacer frente ni contradecir ningún adversario vuestro. Y hasta vuestros padres, y parientes, y hermanos, y amigos os entregarán, y matarán a algunos de vosotros, y todos os odiarán a causa de mi nombre. Pero ni un cabello de vuestra cabeza perecerá; con vuestra perseverancia salvaréis vuestras almas.
PISTAS PARA LA MEDITACIÓN:
El Evangelio de hoy nos advierte sobre la persecución, resuena fuerte una de las bienaventuranzas: “Dichosos cuando os persigan por mi causa…”, sin embargo, resalta que cuando se presenta siempre es una oportunidad, las dificultades son ocasiones que se nos brindan, en el pasaje de hoy lo refiere a “ocasión de dar testimonio”. Recuerda la bienaventuranza: “cuando os persigan por mi causa estad alegres y contentos” esos momentos, circunstancias, acontecimientos nos unen muchísimo más a Ntro. Señor, podemos mostrarle nuestro amor.
Otro acento del pasaje es la invitación a la perseverancia, perseverar en los momentos difíciles, perseverancia sustentada desde la confianza, “ningún cabello de vuestra cabeza perecerá”, se vuelve a insistir que en “Él vivimos,  nos movemos,  y existimos”, que el Señor no se desentiende de los suyos, “yo estaré con vosotros todos los días”, renovar cada mañana nuestro amor a Él, nuestro ofrecimiento e intentar en cada momento del día vivirlo en su presencia, “POR Cristo, EN Cristo y PARA Cristo”. Todo por Él.
El Papa Francisco nos presenta toda una catequesis sobre la perseverancia, en el ángelus del 13 de noviembre de 2022: “Cristo lo revela en la última frase del Evangelio, cuando dice: «Con su perseverancia salvarán su vida». La perseverancia. ¿Qué cosa es esto? La palabra indica ser “muy severos”; pero ¿severos en qué sentido? […] Jesús nos pide que seamos “severos”, disciplinados, persistentes en lo que a Él le importa, en lo que importa. Porque, lo que realmente importa, muchas veces no coincide con lo que atrae nuestro interés: […] Jesús dice que nos centremos en lo que permanece, que evitemos dedicar nuestra vida a construir algo que luego se destruirá, […] de construir sobre su palabra, sobre el amor, sobre el bien. Ser perseverantes, ser severos y decididos para edificar aquello que no pasa.
Esto es, entonces, la perseverancia: es construir el bien cada día. Perseverar es permanecer constantes en el bien, especialmente cuando la realidad circundante empuja a hacer otra cosa. […] Perseverar, en cambio, es permanecer en el bien. […] Si perseveramos —nos recuerda Jesús— no tenemos nada que temer, ni siquiera en los acontecimientos tristes y difíciles de la vida, ni siquiera en el mal que vemos a nuestro alrededor, porque permanecemos anclados en el bien. Dostoievski escribió: “No tengas miedo de los pecados de los hombres, ama al hombre incluso con su pecado, porque este reflejo del amor divino es el culmen del amor en la tierra”. La perseverancia es el reflejo del amor de Dios en el mundo, porque el amor de Dios es fiel, es perseverante, nunca cambia.”
¡Ánimo! Hoy más que nunca necesitamos ser valientes y mostrarnos al mundo cómo verdaderos discípulos del Señor. Él ha prometido ayudarnos y estar con nosotros. Seamos fieles hasta el final.
Jesús Aguilar Mondéjar
Jesús Aguilar Mondéjar

Consiliario del Movimiento de Cursillos de Cristiandad de la Diócesis de Cartagena.

WhatsApp
Facebook
Email
Cursillos de Cristiandad Diócesis de Cartagena
Cursillos de Cristiandad Diócesis de Cartagena

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¿Hablamos?
Cursillos de Cristiandad - Murcia
Contáctanos si necesitas algo 😊