cathopic_1484542777675420

EVANGELIO DEL DÍA: Mc 4,21-25: La medida que uséis la usarán con vosotros.

EVANGELIO DEL DÍA:
Mc 4,21-25: La medida que uséis la usarán con vosotros.

En aquel tiempo, dijo Jesús a la muchedumbre:
-«¿Se trae el candil para meterlo debajo del celemín o debajo de la cama, o para ponerlo en el candelero? Si se esconde algo, es para que se descubra; si algo se hace a ocultas, es para que salga a la luz. El que tenga oídos para oír, que oiga.»
Les dijo también:
-«Atención a lo que estáis oyendo: la medida que uséis la usarán con vosotros, y con creces. Porque al que tiene se le dará, y al que no tiene se le quitará hasta lo que tiene.»

PISTAS PARA LA MEDITACIÓN:

El Evangelio de hoy comienza planteándonos una pregunta: ¿Se trae el candil para esconderlo? ¡No podemos esconder nuestra fe en Cristo!. Igual que otras tantas realidades, la fe no se puede ocultar, porque nos configura, nos transforma y se irradia en la vida. Estamos llamados a ser luz para los demás. Todas nuestras obras y acciones son reflejo de que creemos y de como es nuestra fe. El Papa Francisco, en el ángelus, del 9 de febrero de 2014, aborda el tema de ser luz: “¡Qué hermosa misión la de dar luz al mundo! Es una misión que tenemos nosotros. ¡Es hermosa! Es también muy bello conservar la luz que recibimos de Jesús, custodiarla, conservarla. El cristiano debería ser una persona luminosa, que lleva luz, que siempre da luz. Una luz que no es suya, sino que es el regalo de Dios, es el regalo de Jesús. Y nosotros llevamos esta luz. Si el cristiano apaga esta luz, su vida no tiene sentido: es un cristiano sólo de nombre, que no lleva la luz, una vida sin sentido. Pero yo os quisiera preguntar ahora: ¿cómo queréis vivir? ¿Como una lámpara encendida o como una lámpara apagada? ¿Encendida o apagada? ¿Cómo queréis vivir? [la gente responde: ¡Encendida!] ¡Lámpara encendida! Es precisamente Dios quien nos da esta luz y nosotros la damos a los demás. ¡Lámpara encendida! Ésta es la vocación cristiana.”

En el pasaje evangélico también nos presenta una posible regla de vida, una fórmula que es de gran importancia: “La medida que uséis la usarán con vosotros”, tratar a los demás como queremos ser tratados. No hace falta pensar mucho para descubrir cómo quisiéramos que nos trataran los demás, cómo nos gustaría que pensaran de nosotros, qué cosas nos gustaría que dijeran de nosotros, qué querríamos que los demás hicieran por nosotros,… No nos dice que hagamos a los demás lo mismo que los demás nos hacen, sino que nos insiste en hacer a los demás lo que quisiéramos que hicieran por nosotros. Si esto ya nos parece mucho, no lo es todo. Hasta amar al que no te ama, incluso amar a quien te desea el mal. Hay que hacer todo movidos por el amor a Dios. Sólo el amor a Dios nos da la fuerza para amar, solo Él puede capacitarnos para amar, como Él nos ama.

Que tengas un buen día.
Jesús Aguilar Mondéjar (Chechu), sacerdote.

cereal-1866559__480

EVANGELIO DEL DÍA: Mc 4,1-20: Salió el sembrador a sembrar.

EVANGELIO DEL DÍA:
Mc 4,1-20: Salió el sembrador a sembrar.

En aquel tiempo, Jesús se puso a enseñar otra vez junto al lago. Acudió un gentío tan enorme que tuvo que subirse a una barca; se sentó, y el gentío se quedó en la orilla. Les enseñó mucho rato con parábolas, como él solía enseñar:
-«Escuchad: Salió el sembrador a sembrar; al sembrar, algo cayó al borde del camino, vinieron los pájaros y se lo comieron. Otro poco cayó en terreno pedregoso, donde apenas tenía tierra; como la tierra no era profunda, brotó en seguida; pero, en cuanto salió el sol, se abrasó y, por falta de raíz, se secó. Otro poco cayó entre zarzas; las zarzas crecieron, lo ahogaron, y no dio grano. El resto cayó en tierra buena: nació, creció y dio grano; y la cosecha fue del treinta o del sesenta o del ciento por uno.»
Y añadió:
-«El que tenga oídos para oír, que oiga.»
Cuando se quedó solo, los que estaban alrededor y los Doce le preguntaban el sentido de las parábolas. Él les dijo:
-«A vosotros se os han comunicado los secretos del reino de Dios; en cambio, a los de fuera todo se les presenta en parábolas, para que “por más que miren, no vean, por más que oigan, no entiendan, no sea que se conviertan y los perdonen.”»
Y añadió:
-«¿No entendéis esta parábola? ¿Pues, cómo vais a entender las demás? El sembrador siembra la palabra. Hay unos que están al borde del camino donde se siembra la palabra; pero, en cuanto la escuchan, viene Satanás y se lleva la palabra sembrada en ellos. Hay otros que reciben la simiente como terreno pedregoso; al escucharla, la acogen con alegría, pero no tienen raíces, son inconstantes y, cuando viene una dificultad o persecución por la palabra, en seguida sucumben. Hay otros que reciben la simiente entre zarzas; éstos son los que escuchan la palabra, pero los afanes de la vida, la seducción de las riquezas y el deseo de todo lo demás los invaden, ahogan la palabra, y se queda estéril. Los otros son los que reciben la simiente en tierra buena; escuchan la palabra, la aceptan y dan una cosecha del treinta o del sesenta o del ciento por uno.»

PISTAS PARA LA MEDITACIÓN:

La parábola del sembrador, tenemos la explicación de la misma dada por Nuestro Señor. Aquí debería detenerme ya que es una de las parábolas que nos la explica Él, el mismo nos hace pensar en que tierra le estoy ofreciendo yo al Señor. Pero para la ayuda de nuestra meditación voy a recurrir al Papa Francisco, que en el ángelus, del 13 de julio 2014, comentó este pasaje evangélico: “la parábola del sembrador, que sin guardarse nada arroja su semilla en todo tipo de terreno. […] Jesús no se limitó a presentar la parábola, también la explicó a sus discípulos. La semilla que cayó en el camino indica a quienes escuchan el anuncio del reino de Dios pero no lo acogen; así llega el Maligno y se lo lleva. El Maligno, en efecto, no quiere que la semilla del Evangelio germine en el corazón de los hombres. Esta es la primera comparación. La segunda es la de la semilla que cayó sobre las piedras: ella representa a las personas que escuchan la Palabra de Dios y la acogen inmediatamente, pero con superficialidad, porque no tienen raíces y son inconstantes; y cuando llegan las dificultades y las tribulaciones, estas personas se desaniman enseguida. El tercer caso es el de la semilla que cayó entre las zarzas: Jesús explica que se refiere a las personas que escuchan la Palabra pero, a causa de las preocupaciones mundanas y de la seducción de la riqueza, se ahoga. Por último, la semilla que cayó en terreno fértil representa a quienes escuchan la Palabra, la acogen, la custodian y la comprenden, y la semilla da fruto. El modelo perfecto de esta tierra buena es la Virgen María.

Esta parábola habla hoy a cada uno de nosotros, como hablaba a quienes escuchaban a Jesús hace dos mil años. Nos recuerda que nosotros somos el terreno donde el Señor arroja incansablemente la semilla de su Palabra y de su amor. ¿Con qué disposición la acogemos? […] Y nos hará bien no olvidar que también nosotros somos sembradores. Dios siembra semilla buena, y también aquí podemos plantearnos la pregunta: ¿qué tipo de semilla sale de nuestro corazón y de nuestra boca? Nuestras palabras pueden hacer mucho bien y también mucho mal; pueden curar y pueden herir; pueden alentar y pueden deprimir. Recordadlo: lo que cuenta no es lo que entra, sino lo que sale de la boca y del corazón.

Que la Virgen nos enseñe, con su ejemplo, a acoger la Palabra, custodiarla y hacerla fructificar en nosotros y en los demás.”

Que tengas un buen día.
Jesús Aguilar Mondéjar (Chechu), sacerdote.

cathopic_1511094197760663

EVANGELIO DEL DÍA: Mc 3,31-35: El que cumple la voluntad de Dios, ése es mi hermano y mi hermana y mi madre.

EVANGELIO DEL DÍA:
Mc 3,31-35: El que cumple la voluntad de Dios, ése es mi hermano y mi hermana y mi madre.

En aquel tiempo, llegaron la madre y los hermanos de Jesús y desde fuera lo mandaron llamar. La gente que tenía sentada alrededor le dijo:
-«Mira, tu madre y tus hermanos están fuera y te buscan.»
Les contestó:
-«¿Quienes son mi madre y mis hermanos?»
Y, paseando la mirada por el corro, dijo:
«-Estos son mi madre y mis hermanos. El que cumple la voluntad de Dios, ése es mi hermano y mi hermana y mi madre.»

PISTAS PARA LA MEDITACIÓN:

Algunos quieren utilizar el pasaje del Evangelio de hoy para arremeter contra la virginidad de la Santísima Virgen, no lo ves, lo dice el Evangelio, Jesucristo tenia hermanos, por si vale para iluminar el texto, es importante saber que en el uso lingüístico hebreo y arameo aplicaba el termino “hermano” a los primos y parientes próximos, sabiendo esto no tenemos ningún ataque, ni se pone en tela de juicio el dogma de los católicos.

Segundo punto, al proclamar Jesús como familiar suyo a todo el que cumple la voluntad de Dios, muy lejos de rechazar a su propia madre María, está ensalzándola. Porque ella fue la primera que cumplió la voluntad de Dios en su vida con su “HÁGASE”. Y nadie mejor que Ella buscó e hizo suya la voluntad de Dios. “Que se cumpla en mí tu palabra”.

¡Qué grande es el amor de Dios que nos hace miembros de su familia! Sólo nos pide que le amemos. Que pongamos su voluntad en primer lugar. Sí, la voluntad de Dios debe ser nuestra norma suprema, por encima del ambiente, de las costumbres del mundo, de nuestros caprichos. Abrazar aquello que nos ayuda a cumplir la voluntad de Dios y rechazar lo que nos estorba para seguir esa voluntad. Que suerte poder entrar a formar parte de la familia de Dios cuando deseamos y buscamos su voluntad. Que dicha contar con la ayuda de Nuestra Madre para aprender de Ella en el seguimiento de su Hijo.

Que tengas un buen día.
Jesús Aguilar Mondéjar (Chechu), sacerdote.

cathopic_1489381944618200

EVANGELIO DEL DÍA: Mc 3,22-30: Todo se les podrá perdonar a los hombres.

EVANGELIO DEL DÍA:
Mc 3,22-30: Todo se les podrá perdonar a los hombres.

En aquel tiempo, los escribas que habían bajado de Jerusalén decían:
-«Tiene dentro a BeIzebú y expulsa a los demonios con el poder del jefe de los demonios.»
Él los invitó a acercarse y les puso estas parábolas:
-« ¿Cómo va a echar Satanás a Satanás? Un reino en guerra civil no puede subsistir; una familia dividida no puede subsistir. Si Satanás se rebela contra si mismo, para hacerse la guerra, no puede subsistir, está perdido. Nadie puede meterse en casa de un hombre forzudo para arramblar con su ajuar, si primero no lo ata; entonces podrá arramblar con la casa. Creedme, todo se les podrá perdonar a los hombres: los pecados y cualquier blasfemia que digan; pero el que blasfeme contra el Espíritu Santo no tendrá perdón jamás, cargará con su pecado para siempre.»
Se refería a los que decían que tenía dentro un espíritu inmundo.

PISTAS PARA LA MEDITACIÓN:

En el Evangelio de hoy nos encontramos con la acusación dicha por los escribas a Ntro. Señor, censurando su actuar. Su mirada no es limpia, hacen una valoración negativa de su obrar, se niegan a reconocer el milagro realizado por Dios, ya que para ellos, está movido por el príncipe del mal; se resisten a ver algo bueno en lo que hace, que no se lo reconocen, aunque la gente que empieza a seguirlo, tiene otra opinión bien distinta, ellos (escribas y fariseos) maquinan para desprestigiarlo. Sin embargo, el Señor aprovecha para hacerles ver la incoherencia de sus acusaciones y para revelarles que “todo se le puede perdonar a los hombres: los pecados y cualquier blasfemia que digan”, pero hay un pecado que no podrá ser perdonado. Con esta afirmación puede parecer que la misericordia de Dios tiene limites, pero no es así, ¡El Señor perdona todo! ¿Entonces? ¿Qué pecado es ese? ¿En qué consiste? ¿Qué es blasfemar contra el Espíritu Santo? Se trata del rechazo a la gracia que Dios ofrece para la conversión, es rechazar el perdón y la redención que Cristo ofrece. En el catecismo de la Iglesia católica, el número 1864: “El pecado contra el Espíritu Santo consiste, pues, en la negación de parte de la persona, a aceptar la salvación y el perdón dados por Dios. Cuando uno radicalmente rechaza y no quiere acoger la invitación a convertirse, se obstina en el mal, ¡No quiere ser perdonado!¡No se deja perdonar! El pecado imperdonable no es otro que el rechazo deliberado y voluntario al amor de Dios.

Que tengas un buen día.
Jesús Aguilar Mondéjar (Chechu), sacerdote.

cathopic_1537410587692528

EVANGELIO DEL DÍA: Lc 1,1-4;4,14-21: Hoy se cumple esta Escritura que acabáis de oír.

EVANGELIO DEL DÍA:
Lc 1,1-4;4,14-21: Hoy se cumple esta Escritura que acabáis de oír.

Ilustre Teófilo:
Muchos han emprendido la tarea de componer un relato de los hechos que se han verificado entre nosotros, siguiendo las tradiciones transmitidas por los que primero fueron testigos oculares y luego predicadores de la Palabra. Yo también, después de comprobarlo todo exactamente desde el principio, he resuelto escribírtelos por su orden, para que conozcas la solidez de las enseñanzas que has recibido.
En aquel tiempo, Jesús volvió a Galilea, con la fuerza del Espíritu; y su fama se extendió por toda la comarca. Enseñaba en las sinagogas y todos lo alababan.
Fue Jesús a Nazaret, donde se había criado, entró en la sinagoga, como era su costumbre los sábados, y se puso en pie para hacer la lectura. Le entregaron el Libro del Profeta Isaías y, desenrrollándolo, encontró el pasaje donde estaba escrito:
«El Espíritu del Señor está sobre mí,
porque él me ha ungido.
Me ha enviado para dar la Buena Noticia a los pobres,
para anunciar a los cautivos la libertad,
y a los ciegos, la vista.
Para dar libertad a los oprimidos;
para anunciar el año de gracia del Señor.»
Y, enrollando el libro, lo devolvió al que le ayudaba, y se sentó. Toda la sinagoga tenía los ojos fijos en él. Y él se puso a decirles:
-Hoy se cumple esta Escritura que acabáis de oír.

PISTAS PARA LA MEDITACIÓN:

En el Evangelio de hoy comienza con la confesión de san Lucas “para que conozcas la solidez de las enseñanzas que has recibido”, no se propone hacer una biografía pero si cree conveniente fundamentar bien para dar razón de la fe recibida.

Yo destacaría dos partes del Evangelio de hoy; primeramente, que contempláramos al mismo Señor acudiendo al templo (la sinagoga), nos resalta el evangelista, -“como era su costumbre”-, introdúcete en la escena, imagínate que también te encuentras en la sinagoga de Nazaret, mira al Señor levantándose para ir a leer la Sagrada Escritura, saborea, observa, escucha con el corazón. El Señor proclamando el pasaje del profeta Isaías: “El Espíritu del Señor sobre mí, porque me ha ungido para anunciar a los pobres la Buena Noticia…”. Toda la asamblea teniendo los ojos fijos en Él, en un silencio lleno de atención, el Señor dijo: “Hoy se cumple esta Escritura que acabáis de oír”.

Y otro punto para nuestra meditación, el “hoy”, comentando este pasaje el Papa emérito, Benedicto XVI, en el ángelus del 27 de enero de 2013: “este pasaje “hoy” nos interpela también a nosotros. Antes de poder hablar de Dios y con Dios, es necesario escucharle, y la liturgia de la Iglesia es la “escuela” de esta escucha del Señor que nos habla […] Cada día puede convertirse en el hoy salvífico, porque la salvación es historia que continúa para la Iglesia y para cada discípulo de Cristo. Este es el sentido cristiano del “carpe diem”: aprovecha el hoy en el que Dios te llama para darte la salvación”.

Todos los cristianos estamos llamados a hacer vida la palabra de Dios, a que dicha palabra vaya modelando nuestras vidas y transformándola, a ser coherentes en nuestro actuar, en nuestro obrar con lo que profesamos con nuestros labios. A poder irradiar ese amor de Dios en nuestras acciones y mostrar que esta vivo en mí.

Feliz día del Señor, feliz domingo, que tengas un buen día.
Jesús Aguilar Mondéjar (Chechu), sacerdote.

cq5dam.thumbnail.cropped.750.422

EVANGELIO DEL DÍA: Mc 3,20-21: Se juntó de nuevo tanta gente que no los dejaban ni comer.

EVANGELIO DEL DÍA:
Mc 3,20-21: Se juntó de nuevo tanta gente que no los dejaban ni comer.

En aquel tiempo, Jesús fue a casa con sus discípulos y se juntó de nuevo tanta gente que no los dejaban ni comer. Al enterarse su familia, vinieron a llevárselo, porque decían que no estaba en sus cabales.

PISTAS PARA LA MEDITACIÓN:

Celebramos hoy la festividad de dos grandes colaboradores de S. Pablo: S.Timoteo y S. Tito. El Papa emérito le dedicó una catequesis, la impartida en la Audiencia del 13 de diciembre de 2006, tomare algunos subrayados de ella: “Timoteo […] para san Pablo gozaba de gran consideración […] el Apóstol le encargó misiones importantes […] Timoteo nació en Listra (a unos 200 kilómetros al noroeste de Tarso) de madre judía y de padre pagano. […] se dice que conocía las Escrituras desde su infancia […] podemos decir que Timoteo destaca como un pastor de gran importancia. […] Timoteo fue el primer obispo de Éfeso. […]

Por lo que se refiere a Tito, […] era griego de nacimiento, es decir, pagano. San Pablo lo llevó consigo a Jerusalén con motivo del así llamado Concilio apostólico, en el que se aceptó solemnemente la predicación del Evangelio a los paganos, sin los condicionamientos de la ley de Moisés. En la carta que dirige a Tito, el Apóstol lo elogia definiéndolo “verdadero hijo según la fe común”. Cuando Timoteo se fue de Corinto, san Pablo envió a Tito para hacer que esa comunidad rebelde volviera a la obediencia. Tito restableció la paz entre la Iglesia de Corinto y el Apóstol, […] Ulteriores noticias que nos refieren las cartas pastorales lo presentan como obispo de Creta.[…].”

En el Evangelio de hoy vemos como las multitudes aplauden al Señor, “pero no le siguen, los apóstoles le siguen pero no le comprenden, los enemigos presumen de que le comprenden pero le interpretan mal. Ni siquiera sus familiares más directos se hacen cargo, se dejan llevar por las acusaciones que hacen de él, piensan que su proceder no es políticamente correcto y quieren impedirle que lo critiquen, que se burlen o consecuencias mucho peores. Sin embargo, el Señor nos sigue mostrando que su vida es para entregarla, “no le dejan ni comer,” y se hace comida, y sus seguidores tienen que aprender a no reservarse nada y entregarse por amor en su seguimiento y en la construcción del reino.”

Que tengas un buen día.
Jesús Aguilar Mondéjar (Chechu), sacerdote.

ConversionPablo_25Enero

EVANGELIO DEL DÍA: Mc 16,15-18: Id al mundo entero y proclamad el Evangelio.

EVANGELIO DEL DÍA:
Mc 16,15-18: Id al mundo entero y proclamad el Evangelio.

En aquel tiempo, se apareció Jesús a los Once y les dijo:
-«Id al mundo entero y proclamad el Evangelio a toda la creación.
El que crea y se bautice se salvará; el que se resista a creer será condenado.
A los que crean, les acompañarán estos signos: echarán demonios en mi nombre, hablarán lenguas nuevas, cogerán serpientes en sus manos y, si beben un veneno mortal, no les hará daño. Impondrán las manos a los enfermos, y quedarán sanos.»

PISTAS PARA LA MEDITACIÓN:

En el Evangelio de hoy se nos resalta la misión de evangelizar, pero para poder realizar tal misión es necesario una experiencia del Dios vivo, partir de un encuentro personal con Él. El Papa Francisco en la homilía de las vísperas de la conversión de S. Pablo, el 25 de enero de 2016, acentúa el significado de la conversión: “La vocación a ser un apóstol no se funda en los méritos humanos de Pablo, quien se considera «ínfimo» e «indigno», sino en la bondad infinita de Dios, que lo eligió y le confió el ministerio.[…] el saber que hemos sido elegidos para formar parte del diseño de salvación de Dios, actuado en Jesucristo y en la Iglesia. «Señor, ¿por qué precisamente yo?»; «¿por qué nosotros?». Alcanzamos aquí el misterio de la misericordia y la elección de Dios: el Padre ama a todos y quiere salvar a todos, y por eso llama a algunos, «conquistándolos» con su gracia, para que a través de ellos su amor pueda llegar a todos. La misión del entero pueblo de Dios es la de anunciar las maravillas del Señor, la primera la del Misterio pascual de Cristo, por medio del cual hemos pasado de las tinieblas del pecado y la muerte, al esplendor de su vida, nueva y eterna. […] Y convertirse significa dejar que el Señor viva y trabaje en nosotros. […] no podemos dejar de anunciar el amor misericordioso que nos ha conquistado y transformado.”

Todavía quedan bastantes que no se han encontrado con el Dios vivo, y es posible, que seas tú, con tu vivencia, tu proceder, el testimonio de tu existencia, quien despierte o llegues a ser instrumento para que otros descubran la presencia de Dios actuando, obrando, cumpliendo. Déjate tocar por el amor de Dios, y responde con generosidad siendo portador del amor de Dios allí donde el Señor te ponga. Ten presente que Dios sigue tocando corazones e invitándoles a proclamad la Buena Nueva a todos, llevando un mensaje de salvación. Recuerda que Dios te sigue invitando a colaborar con Él. Puedes ser “pescador de hombres”, instrumento del Señor en sus manos.

Que tengas un buen día.
Jesús Aguilar Mondéjar (Chechu), sacerdote.

boats-3051610__480

EVANGELIO DEL DÍA: Mc 3,7-12: Acudía mucha gente.

EVANGELIO DEL DÍA:
Mc 3,7-12: Acudía mucha gente.

En aquel tiempo, Jesús se retiró con sus discípulos a la orilla del lago, y lo siguió una muchedumbre de Galilea. Al enterarse de las cosas que hacía, acudía mucha gente de Judea, de Jerusalén y de Idumea, de la Transjordania, de las cercanías de Tiro y Sidón. Encargó a sus discípulos que le tuviesen preparada una lancha, no lo fuera a estrujar el gentío. Como había curado a muchos, todos los que sufrían de algo se le echaban encima para tocarlo. Cuando lo veían, hasta los espíritus inmundos se postraban ante él, gritando: «Tú eres el Hijo de Dios.» Pero él les prohibía severamente que lo diesen a conocer.

PISTAS PARA LA MEDITACIÓN:

En el Evangelio de hoy nos resalta que al Señor lo seguían una gran multitud, por lo que hacía, por sus obras, esta era su carta de presentación, se iba comunicando y su fama cada vez era mayor, se ha extendido incluso a tierras paganas, como Transjordania, Tiro y Sidón. El pasaje evangélico nos resalta que eran muchos , todos los que sufrían de algo querían tocarlo para encontrar también la curación e incluso los que estaban poseídos también se postraban ante él. Cuando se tiene un mal, cuando se sufre , uno lo busca, quizás un poco interesadamente, sabe que le puede ayudar, el Señor ha venido como Salvador nuestro, su amor ha llegado hasta el extremo.

El Papa Francisco en la misa matutina de Santa Marta el 16 de abril de 2018: “porque Jesús hacía milagros: también, lo seguían para ser sanados, para tener alguna visión nueva de la vida».[…] «lo importante no son los milagros; lo importante es la Palabra de Dios, es la fe». […] ¿Por qué esta búsqueda insistente? También para escuchar a Jesús, pero sobre todo «por interés». De hecho, llega enseguida el reproche del Señor: «En verdad, en verdad os digo: vosotros me buscáis no porque habéis visto signos, sino porque habéis comido de ese pan y os habéis saciado».[…]«Cada uno de nosotros puede preguntarse: ¿pero cómo sigo yo a Jesús? ¿Y cómo sé, cómo puedo saber si sigo bien a Jesús o si soy interesado?». […] «nosotros podemos preguntarnos: ¿qué ha hecho Jesús por mí?», pensando sobre todo y concretamente en nuestra vida. Entonces «encontraremos muchas cosas grandes que Jesús nos ha dado gratuitamente, porque nos ama: a cada uno de nosotros».[…] «Una vez que yo veo las cosas que Jesús ha hecho por mí, me hago la segunda pregunta: y yo, ¿qué debo hacer por Jesús? Y así, con estas dos preguntas, quizá conseguimos purificarnos de todo tipo de fe interesada». […] «cuando veo todo lo que Jesús me ha dado, la generosidad del corazón va a: “¡Sí Señor, doy todo! Y no cometeré más estos errores, estos pecados”». Se podrá tomar «el camino de la conversión por amor: tú me has dado mucho amor, también yo te doy este amor».

Hoy también celebramos la memoria de S. Francisco de Sales, nació en 1567 en Saboya. Siendo joven nació el deseo de consagrarse a Dios. Fue nombrado obispo de Ginebra a principios del siglo XVII, En su introducción a la vida devota, escribe: “Hay que empezar por el interior. Quien tiene a Jesús en su corazón no tardará en tenerlo en todas sus acciones. Quien gana el corazón del hombre, gana por entero al hombre”. Fue conocido como hombre de paciencia. Apóstol de la amabilidad, doctor de la iglesia. Falleció a los 56 años de edad, en el año 1622. Fue canonizado el 19 de abril de 1665 por Alejandro VII. Es patrón de los escritores y periodistas católicos.

Que tengas un buen día.
Jesús Aguilar Mondéjar (Chechu), sacerdote.

hand-1925875__480

EVANGELIO DEL DÍA: Mc 3,1-6: Estaban al acecho, para ver si curaba en sábado y acusarlo.

EVANGELIO DEL DÍA:
Mc 3,1-6: Estaban al acecho, para ver si curaba en sábado y acusarlo.

En aquel tiempo, entró Jesús otra vez en la sinagoga, y había allí un hombre con parálisis en un brazo. Estaban al acecho, para ver si curaba en sábado y acusarlo. Jesús le dijo al que tenia la parálisis:
-«Levántate y ponte ahí en medio.»
Y a ellos les preguntó:
-«¿Qué está permitido en sábado?, ¿hacer lo bueno o lo malo?, ¿salvarle la vida a un hombre o dejarlo morir?»
Se quedaron callados. Echando en torno una mirada de ira, y dolido de su obstinación, le dijo al hombre:
-«Extiende el brazo.»
Lo extendió y quedó restablecido. En cuanto salieron de la sinagoga, los fariseos se pusieron a planear con los herodianos el modo de acabar con él.

PISTAS PARA LA MEDITACIÓN:

En el Evangelio de hoy nos aparece el Señor siendo espiado, se encuentran – sus contemporáneos- al acecho, quieren ver cual es su proceder, como actúa , siguen aferrados a la letra, la ley, no han entendido la primacía de la caridad, no le importa el bien, es cuestión de salvar las normas. Recientemente, en la homilía de la capilla de Santa Marta, el Papa Francisco, señaló tres actitudes que no pertenecen al estilo cristiano: el estilo acusatorio, el estilo mundano y el estilo egoísta.

En la homilía del 21 de enero de 2019: “El estilo de acusar a los demás pertenece a aquellos que siempre intentan y viven acusando a los demás, descalificando a los demás, actuando como promotores de justicia ausentes. Pero no se dan cuenta de que este es el estilo del demonio: en la Biblia, al diablo se le llama “el gran acusador”, que siempre está acusando a los demás. […] Vivir acusando a los demás y buscando defectos, no es cristiano […] el estilo cristiano es el de las Bienaventuranzas: mansedumbre, humildad, paciencia en el sufrimiento, amor por la justicia, capacidad de soportar la persecución, no juzgar a los demás.”

El Señor opta por hacer el bien, le dice al paralítico: “Levántate… extiende tu mano…”. El enfermo obedece y su fe opera el milagro. ¡Con Jesús todo es posible! Para Dios nada hay imposible. Necesitamos crecer en confianza, en dejar obrar a Dios en nuestras vidas, en poder decir como San Pablo: “Sé de quien me he fiado”. En pedir que obre en nuestras vidas, en detectar su presencia en el día a día, en dejar que su amor nos transforme e inunde nuestros pensamientos, entendimiento y voluntad. Tener experiencia de lo grande que está Dios obrando, en proclamar sus maravillas a todas las gentes, irradiando su amor a los que nos rodean.

Que tengas un buen día.
Jesús Aguilar Mondéjar (Chechu), sacerdote.

cathopic_1500308337245931

EVANGELIO DEL DÍA: Mc 2, 23-28: ¿Por qué hacen en sábado lo que no está permitido?

EVANGELIO DEL DÍA:
Mc 2, 23-28: ¿Por qué hacen en sábado lo que no está permitido?

Un sábado, atravesaba el Señor un sembrado; mientras andaban, los discípulos iban arrancando espigas. Los fariseos le dijeron:
-«Oye, ¿por qué hacen en sábado lo que no está permitido?»
Él les respondió:
-« ¿No habéis leído nunca lo que hizo David, cuando él y sus hombres se vieron faltos y con hambre? Entró en la casa de Dios, en tiempo del sumo sacerdote Abiatar, comió de los panes presentados, que sólo pueden comer los sacerdotes, y les dio también a sus compañeros.»
Y añadió:
-«El sábado se hizo para el hombre y no el hombre para el sábado; así que el Hijo del hombre es señor también del sábado.»

PISTAS PARA LA MEDITACIÓN:

En la homilía realizada al pasaje evangélico de hoy, el Papa Francisco, en el día 7 de septiembre de 2013, insistió en la centralidad de Cristo: “Se narra el episodio de la discusión de Jesús con los fariseos, que reprochan a los apóstoles haber violado el descanso del sábado arrancando y comiendo espigas de trigo.[…] Jesús dice: Yo soy el Señor, el Señor también del sábado. En otra parte dirá: el sábado se hizo para el hombre, y no el hombre para el sábado. La centralidad de Él y también la centralidad del cristiano respecto a muchas cosas. Jesús es el centro, es el Señor». […] Si no está Jesús en el centro, «hay otras cosas» […] Y en el día de hoy «encontramos a muchos cristianos sin Cristo, sin Jesús. Por ejemplo, quienes tienen la enfermedad de los fariseos y son cristianos que ponen su fe y su religiosidad, su cristiandad, en muchos mandamientos: ¡Ah! Debo hacer esto, debo hacer lo otro. […] Pero «¿Jesús dónde está?»,[…] ¿Cuál es entonces la regla para ser cristiano con Cristo? ¿Y cuál es el «signo» de que una persona es un cristiano con Cristo? Se trata de una «regla muy sencilla: es válido sólo lo que te lleva a Jesús, y sólo es válido lo que viene de Jesús. Jesús es el centro, el Señor, como Él mismo dice». […] «La regla es: soy un buen cristiano, estoy en el camino del buen cristiano, si hago lo que viene de Jesús o me lleva a Jesús porque Él es el centro. El signo es la adoración ante Jesús, la oración de adoración ante Jesús».

En el Evangelio de hoy se nos vuelve a recordar que “el Hijo del hombre es señor también del sábado” que el centro está en Él, que todo nos debe llevar a crecer en su amor, que la ley suprema es la de la caridad, que no basta quedarse con un cumplimiento aparente o hipócrita de los mandamientos, que no es suficiente cumplir con ciertas cosas y decirse católico mientras en la práctica se sigue pensando y viviendo como pagano. Llevemos a nuestra oración la suplica al Señor que nos ayude a ser radical en su seguimiento, a vivir con coherencia de vida y con caridad para con todos.

Que tengas un buen día.
Jesús Aguilar Mondéjar (Chechu), sacerdote.