cathopic_1539577845361823

EVANGELIO DEL DÍA: Lc 1,26-38: Concebirás en tu vientre y darás a luz un hijo.

EVANGELIO DEL DÍA:
Lc 1,26-38: Concebirás en tu vientre y darás a luz un hijo.

En aquel tiempo, el ángel Gabriel fue enviado por Dios a una ciudad de Galilea llamada Nazaret, a una virgen desposada con un hombre llamado José, de la estirpe de David; la virgen se llamaba María. El ángel, entrando en su presencia, dijo:
-«Alégrate, llena de gracia, el Señor está contigo.»
Ella se turbó ante estas palabras y se preguntaba qué saludo era aquél. El ángel le dijo:
-«No temas, Maria, porque has encontrado gracia ante Dios. Concebirás en tu vientre y darás a luz un hijo, y le pondrás por nombre Jesús. Será grande, se llamará Hijo del Altísimo, el Señor Dios le dará el trono de David, su padre, reinará sobre la casa de Jacob para siempre, y su reino no tendrá fin.»
Y María dijo al ángel:
-«¿Cómo será eso, pues no conozco a varón?»
El ángel le contestó:
-«El Espíritu Santo vendrá sobre ti, y la fuerza del Altísimo te cubrirá con su sombra; por eso el Santo que va a nacer se llamará Hijo de Dios. Ahí tienes a tu pariente Isabel, que, a pesar de su vejez, ha concebido un hijo, y ya está de seis meses la que llamaban estéril, porque para Dios nada hay imposible.»
María contestó:
-«Aquí está la esclava del Señor; hágase en mí según tu palabra.»
Y la dejó el ángel.

PISTAS PARA LA MEDITACIÓN:

El Evangelio de hoy contiene una página bellísima de la Santísima Virgen, pasaje muchas veces leído, proclamado y meditado. En las celebraciones marianas, en las fiestas de la Virgen, novenas… a veces, puede ocurrir que pasemos por encima, que nos digamos: este ya me lo sé; y evitar de esta forma que nos sorprenda el Espíritu Santo, porque podemos caer en el campo de las ideas y no adentrarnos en la experiencia de fe.

Hoy contemplamos esta escena impresionante de la Anunciación. Dios, siempre fiel a sus promesas, a través del ángel Gabriel hace saber a María que es la escogida para traer al Salvador al mundo, Dios se ha fijado en la Virgen María: llena de gracia; El Papa Francisco en el ángelus del 8 de diciembre de 2017 profundiza en este nombre dado por Dios a la Bienaventurada María: “está llena de la presencia de Dios […] María solía escuchar a Dios y transcurrir su tiempo con Él. La Palabra de Dios era su secreto: cercana a su corazón […] Permaneciendo con Dios, dialogando con Él en toda circunstancia”, el Señor está con Ella, humilde, sencilla, disponible ante la voluntad de Dios, generosa. Dios tiene sus planes para Ella, como para ti y para mí, pero Él espera la cooperación libre y amorosa de cada uno para llevarlos a término. María nos da ejemplo de ello: «He aquí la esclava del Señor; hágase en mí según tu palabra» . No es tan sólo un sí al mensaje del ángel; es un ponerse en todo en las manos de Dios, un abandonarse confiadamente a su providencia entrañable, un decir sí a dejar hacer al Señor ahora y en todas las circunstancias de su vida. De la respuesta de María, así como de nuestra respuesta a lo que Dios nos pide — decía un santo— « dependen muchas cosas grandes».

Nos estamos preparando para celebrar la fiesta de Navidad. La mejor manera de hacerlo es acudir a la escuela de María, -como le gustaba mencionar al Papa San Juan Pablo II- permanecer cerca de María, contemplando su vida y procurando aprender de Ella y con Ella, para poder acoger al Señor con un corazón como el suyo. Que María nos sostenga en la escucha generosa de Dios en este período de Adviento.

Que tengas un buen día.
Jesús Aguilar Mondéjar (Chechu), sacerdote.

question-mark-3849347_1280

EVANGELIO DEL DÍA: Lc 1,5-25: No temas, Zacarías, porque tu ruego ha sido escuchado: tu mujer Isabel te dará un hijo, y le pondrás por nombre Juan.

EVANGELIO DEL DÍA:
Lc 1,5-25: No temas, Zacarías, porque tu ruego ha sido escuchado: tu mujer Isabel te dará un hijo, y le pondrás por nombre Juan.

En tiempos de Herodes, rey de Judea, había un sacerdote llamado Zacarías, del turno de Abías, casado con una descendiente de Aarón llamada Isabel. Los dos eran justos ante Dios, y caminaban sin falta según los mandamientos y leyes del Señor. No tenían hijos, porque Isabel era estéril, y los dos eran de edad avanzada. Una vez que oficiaba delante de Dios con el grupo de su turno, según el ritual de los sacerdotes, le tocó a él entrar en el santuario del Señor a ofrecer el incienso; la muchedumbre del pueblo estaba fuera rezando durante la ofrenda del incienso. Y se le apareció el ángel del Señor, de pie a la derecha del altar del incienso. Al verlo, Zacarías se sobresaltó y quedó sobrecogido de temor. Pero el ángel le dijo:
– «No temas, Zacarías, porque tu ruego ha sido escuchado: tu mujer Isabel te dará un hijo, y le pondrás por nombre Juan. Te llenarás de alegría, y muchos se alegrarán de su nacimiento. Pues será grande a los ojos del Señor: no beberá vino ni licor; se llenará de Espíritu Santo ya en el vientre materno, y convertirá muchos israelitas al Señor, su Dios. Irá delante del Señor, con el espíritu y poder de Elías, para convertir los corazones de los padres hacía los hijos, y a los desobedientes, a la sensatez de los justos, preparando para el Señor un pueblo bien dispuesto.»
Zacarías replicó al ángel:
– «¿Cómo estaré seguro de eso? Porque yo soy viejo, y mi mujer es de edad avanzada.»
El ángel le contestó:
– «Yo soy Gabriel, que sirvo en presencia de Dios; he sido enviado a hablarte para darte esta buena noticia. Pero mira: te quedarás mudo, sin poder hablar, hasta el día en que esto suceda, porque no has dado fe a mis palabras, que se cumplirán en su momento.»
El pueblo estaba aguardando a Zacarías, sorprendido de que tardase tanto en el santuario. Al salir no podía hablarles, y ellos comprendieron que había tenido una visión en el santuario. Él les hablaba por señas, porque seguía mudo. Al cumplirse los días de su servicio en el templo volvió a casa. Días después concibió Isabel, su mujer, y estuvo sin salir cinco meses, diciendo:
– «Así me ha tratado el Señor cuando se ha dignado quitar mi afrenta ante los hombres.»

PISTAS PARA LA MEDITACIÓN:

El Evangelio de hoy nos habla de la visita del ángel Gabriel a Zacarías. El primer mensaje del ángel de Dios a Zacarías es: “¡No temas!”. Sigue siendo el mismo mensaje que los ángeles siguen repitiendo de parte de Dios a toda la humanidad, después del triunfo de la Resurrección, son las mismas palabras, en el amor no cabe el miedo.
Inmediatamente después, el ángel dice: “¡Tu oración ha sido escuchada!”.

Dios no hace oídos sordos al sufrimiento de nadie…, ya desde el principio del Antiguo Testamento la misión de Moisés surge porque Dios ha oído el clamor de su pueblo, y lo escoge para una misión, hoy sigue escuchando atentamente nuestro dolor y el sufrimiento de todo ser humano, y sigue contando con cada uno de nosotros para seguir paliando tantas heridas provocadas por el pecado.

A través de Zacarías se nos revela un gran mensaje, no podemos dudar de Dios, su amor por nosotros no falla. Zacarías se sorprende y duda del poder de Dios, quiere garantías: ¿cómo estaré seguro de eso? Veía sus dificultades, se veía viejo y su mujer de edad avanzada. Olvidaba que para Dios nada hay imposible. Por no haber creído se quedó mudo hasta el nacimiento de su hijo. Es verdad que todo tiene consecuencias, pero el mayor perjudicado siempre es uno mismo, recuerda las palabras dichas a S. Pedro: ¿Por qué has dudado?, cuantas veces nuestra falta de confianza, nuestras dudas, terminan enfriándonos y nos aportamos del gran tesoro que nos aporta el don de la fe. Que sea un día para crecer en confianza.

Que tengas un buen día.
Jesús Aguilar Mondéjar (Chechu), sacerdote

cathopic_1489547287493462

EVANGELIO DEL DÍA: Mt 1,18-24: José, su esposo, que era justo.

EVANGELIO DEL DÍA:
Mt 1,18-24: José, su esposo, que era justo.

El nacimiento de Jesucristo fue de esta manera: María, su madre, estaba desposada con José y, antes de vivir juntos, resultó que ella esperaba un hijo por obra del Espíritu Santo. José, su esposo, que era justo y no quería denunciarla, decidió repudiarla en secreto. Pero, apenas había tomado esta resolución, se le apareció en sueños un ángel del Señor que le dijo:
– «José, hijo de David, no tengas reparo en llevarte a María, tu mujer, porque la criatura que hay en ella viene del Espíritu Santo. Dará a luz un hijo, y tú le pondrás por nombre Jesús, porque él salvará a su pueblo de los pecados.»
Todo esto sucedió para que se cumpliese lo que había dicho el Señor por el Profeta:
«Mirad: la Virgen concebirá y dará a luz un hijo y le pondrá por nombre Enmanuel, que significa “Dios-con-nosotros”.»
Cuando José se despertó, hizo lo que le había mandado el ángel del Señor y se llevó a casa a su mujer.

PISTAS PARA LA MEDITACIÓN:

El Evangelio de hoy destaca de una forma especial a S. José, se nos presenta como hombre justo, el Papa Francisco en la homilia de Santa Marta del 18 de diciembre de 2017: “[…] las dudas de este hombre, su dolor y su sufrimiento, -referido a S. José- mientras en torno a él comenzaban las murmuraciones. […] él no comprendió, si bien sabía que María era “una mujer de Dios”, razón por la cual había decidido “dejarla en silencio”, sin acusarla públicamente, hasta que intervino el Señor mediante el ángel que se le apareció en sueños y que le explicó que el niño “generado en Ella” provenía “del Espíritu Santo”. De este modo José “creyó y obedeció”.[…] En el Evangelio no hay ninguna palabra dicha por José. El hombre del silencio, de la obediencia silenciosa”.“José toma en sus manos este misterio y ayuda: con su silencio, con su trabajo, hasta el momento en que Dios lo llama a sí.”

Por eso sin comprender los hechos, decide despedir a María en secreto, antes que poder herir a la persona que tanto amaba, si José hubiese sido justo según la justicia de los escribas, hubiera tenido que denunciar a María, y la pena para ella hubiera sido la muerte por apedreamiento, sin embargo José es el hombre de la Palabra de Dios, destaca porque no se defiende pero sobre todo, destaca por su obediencia. No se defiende, lee los acontecimientos de su vida y busca agradar a Dios. Que gran testimonio el de José, que aunque llegó a considerar la posibilidad de renunciar a María y repudiarla, pensó hacerlo en secreto para no ponerla en evidencia. Vive abierto a las inspiraciones que vienen de Dios. Lo que Dios quiere de cada uno , nos lo va descubriendo mediante los acontecimientos más sencillos de la vida, por la lectura de la Escritura… Estemos abiertos a las peticiones interiores que nos hace el Espíritu Santo. No nos quedemos en nuestros planes egoístas o de cortas miras. El Señor no sólo nos da a conocer lo que nos pide, sino que nos capacita para llevarlo a feliz termino, y como San José que no teme cambiar sus planes para hacer lo que el ángel le decía. No se dedico a juzgar los planes de Dios por difícil que pudieran parecerle de creer. Simplemente escucha las inspiraciones del Espíritu Santo y es generosos en su respuesta. Que el ejemplo de San José nos ayude a prepararnos a celebrar santamente la Navidad.

También hoy celebramos la memoria de Ntra. Sra. de la O (Expectación, Esperanza) nadie mejor que la Santísima Virgen supo esperar y confiar en la Palabra de Dios, le pedimos a Ella que nos ayude a cada uno de nosotros a ser hombres de esperanza porque nos apoyamos en quien es el autor de ella, Nuestro Salvador. Que tengas un buen día y felicidades a todas las que celebráis vuestro santo y que la Santísima Virgen os proteja y os cuide.

Jesús Aguilar Mondéjar (Chechu), sacerdote.

grandma-3628304_1280

EVANGELIO DEL DÍA: Mt 1,1-17: Genealogía de Jesucristo, hijo de David.

EVANGELIO DEL DÍA:
Mt 1,1-17: Genealogía de Jesucristo, hijo de David.

Genealogía de Jesucristo, hijo de David, hijo de Abrahán.

Abrahán engendró a Isaac,Isaac a Jacob,Jacob a Judá y a sus hermanos.Judá engendró, de Tamar, a Farés y a Zará,Farés a Esrón,Esrón a Aram,Aram a Aminadab,Aminadab a Naasón,
Naasón a Salmón,Salmón engendró, de Rahab, a Booz;
Booz engendró, de Rut, a Obed;
Obed a Jesé,Jesé engendró a David, el rey.

David, de la mujer de Urías, engendró a Salomón,
Salomón a Roboam,Roboam a Abías,Abías a Asaf,Asaf a Josafat,
Josafat a Joram,Joram a Ozías,
Ozías a Joatán,Joatán a Acaz,
Acaz a Ezequías,Ezequías engendró a Manasés,
Manasés a Amós,Amós a Josías;
Josías engendró a Jeconías y a sus hermanos, cuando el destierro de Babilonia.

Después del destierro de Babilonia, Jeconías engendró a Salatiel,Salatiel a Zorobabel,
Zorobabel a Abiud,Abiud a Eliaquín,Eliaquín a Azor,
Azor a Sadoc,Sadoc a Aquirn,
Aquím a Eliud,Eliud a Eleazar,
Eleazar a Matán,Matán a Jacob;
y Jacob engendró a José, el esposo de María, de la cual nació Jesús, llamado Cristo.

Así, las generaciones desde Abrahán a David fueron en total catorce; desde David hasta la deportación a Babilonia, catorce; y desde la deportación a Babilonia hasta el Mesías, catorce.

PISTAS PARA LA MEDITACIÓN:

Nos llama mucho la atención que todos los años ante la cercanía de la Navidad se nos ponga la genealogía de Jesús. Nos parece un evangelio difícil. ¿Por qué esta enumeración de nombres tan raros para nosotros? ¿qué nos puede enseñar esta lista tan grande? ¿Por qué tanta insistencia en mostrarnos su vinculación humana?

La Genealogía de Jesús quiere indicarnos que él es el Mesías anunciado desde Abraham y que es verdaderamente humano. Dios se mete en nuestra historia, se hace hombre, se encarna para tomar parte de las realidades humanas y desde ahí proponer un estilo de vida. Dios no es una idea es una persona encarnada, por ello el cristianismo no es una filosofía sino un estilo de vida.

En la sociedad patriarcal de los judíos, las genealogías traían a menudo nombres de hombres. Sorprende el que Mateo coloque a cinco mujeres entre los descendientes de Jesús: Tamar, Raab, Ruth, la mujer de Urías y María. ¿Por qué Mateo escoge precisamente a estas cuatro mujeres como compañeras de María? A ninguna reina, a ninguna matriarca, a ninguna de las mujeres luchadoras del Éxodo: ¿Por qué? Es ésta la pregunta que el Evangelio de Mateo nos deja en la cabeza.

En la vida de las cuatro mujeres compañeras de María hay algo anormal. Las cuatro son extranjeras, concebirán a sus hijos fuera de los patrones normales y no cumplirán con las exigencias de las leyes de pureza del tiempo de Jesús.
Tamar, una Cananea, viuda, se viste de prostituta para obligar al patriarca Judá a que sea fiel a la ley y a que le dé un hijo.
Raab, una Cananea de Jericó, era una prostituta que ayudó a los Israelitas a entrar en la Tierra Prometida.
Ruth, una Moabita, viuda y pobre, optó por quedarse al lado de Noemí y adherir al Pueblo de Dios.
Betsabé, una Hitita, mujer de Urías, fue seducida, violentada y quedó embarazada por el rey David, quien, además mandó matar a su marido. La forma de actuar de estas cuatro mujeres estaba en desacuerdo con las normas tradicionales.

«Engendrar», en el lenguaje bíblico, significa transmitir no sólo el propio ser, sino la propia manera de ser y de comportarse.
El cálculo de 3 x 14 generaciones tiene un significado simbólico.
Tres es el número de la divinidad.
Catorce es el doble de siete.
Siete es el número de la perfección.
Al prepararnos a celebrar la encarnación de Cristo, creemos en la humanización de Dios para la divinización del hombre; pues el Hijo de Dios se hace hombre para que el hombre se convierta en hijo de Dios.

Que tengas un buen día.
Jesús Aguilar Mondéjar (Chechu), sacerdote.

cathopic_1509646709428272

EVANGELIO DEL DÍA: Lc 3,10-18: La gente preguntaba a Juan: ¿Entonces, qué hacemos?

EVANGELIO DEL DÍA:
Lc 3,10-18: La gente preguntaba a Juan: ¿Entonces, qué hacemos?

En aquel tiempo, la gente preguntaba a Juan:
-¿Entonces, qué hacemos?
El contestó:
-El que tenga dos túnicas, que se las reparta con el que no tiene; y el que tenga comida, haga lo mismo.
Vinieron también a bautizarse unos publicanos; y le preguntaron:
-Maestro, ¿qué hacemos nosotros?
El les contestó:
-No exijáis más de lo establecido.
Unos militares le preguntaron:
-¿Qué hacemos nosotros?
El les contestó:
-No hagáis extorsión a nadie, ni os aprovechéis con denuncias, sino contentaos con la paga.
El pueblo estaba en expectación y todos se preguntaban si no sería Juan el Mesías; él tomó la palabra y dijo a todos:
-Yo os bautizo con agua; pero viene el que puede más que yo, y no merezco desatarle la correa de sus sandalias. El os bautizará con Espíritu Santo y fuego: tiene en la mano la horca para aventar su parva y reunir su trigo en el granero y quemar la paja en una hoguera que no se apaga.
Añadiendo otras muchas cosas, exhortaba al pueblo y le anunciaba la Buena Noticia.

PISTAS PARA LA MEDITACIÓN:

Nos encontramos en el Domingo denominado de la alegría, Domingo Gaudete, Domingo de Gozo. Pero no se refiere a una alegría cualquiera, ni pasajera, la alegría que nos presenta, es aquella que nadie puede arrebatarnos y es la que se fundamenta en el Señor, saberse acogidos y amados por Dios, es la que viene de la cercanía de Dios, de su presencia en nuestra vida. Hoy en la liturgia resuena la invitación del apóstol san Pablo: “Estad siempre alegres en el Señor; os lo repito, estad alegres… el Señor esta cerca”. Pablo nos indica las condiciones para ser “misioneros de la alegría”: La fuente de la verdadera alegría es la relación con Dios, por eso, importante nuestro trato con Él, rezar con perseverancia; el agradecimiento, reconocer los beneficios que nos viene de Dios, su amor misericordioso, su paciencia, su bondad, dar siempre gracias a Dios, por su ternura, por mostrarnos el amor del Padre, por su consuelo… -son tantas cosas-.

El Papa Francisco en el ángelus del 13 de diciembre de 2015 nos comenta este pasaje evangélico: “En el Evangelio de hoy hay una pregunta que se repite tres veces: «¿Qué cosa tenemos que hacer?». Se la dirigen a Juan el Bautista tres categorías de personas: primero, la multitud en general; segundo, los publicanos, es decir los cobradores de impuestos; y tercero, algunos soldados. Cada uno de estos grupos pregunta al profeta qué debe hacer para realizar la conversión que él está predicando. A la pregunta de la multitud Juan responde que compartan los bienes de primera necesidad. […] Después, al segundo grupo, al de los cobradores de los impuestos les dice que no exijan nada más que la suma debida. ¿Qué quiere decir esto? No pedir sobornos. Es claro el Bautista. Y al tercer grupo, a los soldados les pide no extorsionar a nadie y de contentarse con su salario. Son las respuestas a las tres preguntas de estos grupos. Tres respuestas para un idéntico camino de conversión que se manifiesta en compromisos concretos de justicia y de solidaridad. Es el camino que Jesús indica en toda su predicación: el camino del amor real en favor del prójimo.

[…] Dios no excluye a nadie de la posibilidad de salvarse. Él está —se puede decir— ansioso por usar misericordia, usarla hacia todos, acoger a cada uno en el tierno abrazo de la reconciliación y el perdón.

Esta pregunta —¿qué tenemos que hacer?— la sentimos también nuestra. La liturgia de hoy nos repite, con las palabras de Juan, que es preciso convertirse, es necesario cambiar dirección de marcha y tomar el camino de la justicia, la solidaridad, la sobriedad: son los valores imprescindibles de una existencia plenamente humana y auténticamente cristiana. ¡Convertíos! Es la síntesis del mensaje del Bautista. […] Quien se convierte y se acerca al Señor experimenta la alegría. El profeta Sofonías nos dice hoy: «Alégrate hija de Sión», dirigido a Jerusalén; y el apóstol Pablo exhorta así a los cristianos filipenses: «Alegraos siempre en el Señor». Hoy se necesita valentía para hablar de alegría, ¡se necesita sobre todo fe! El mundo se ve acosado por muchos problemas, el futuro gravado por incógnitas y temores. Y sin embargo el cristiano es una persona alegre, y su alegría no es algo superficial y efímero, sino profunda y estable, porque es un don del Señor que llena la vida. Nuestra alegría deriva de la certeza que «el Señor está cerca». Está cerca con su ternura, su misericordia, su perdón y su amor.”

Que tengas un buen día. Es domingo, el día del Señor.
Jesús Aguilar Mondéjar (Chechu), sacerdote.

cross-691115_1280

EVANGELIO DEL DÍA: Mt 17,10-13: Se refería a Juan el Bautista.

EVANGELIO DEL DÍA:
Mt 17,10-13: Se refería a Juan el Bautista.

Cuando bajaban de la montaña, los discípulos preguntaron a Jesús:
-«¿Por qué dicen los escribas que primero tiene que venir Elías?»
Él les contestó:
-«Elías vendrá y lo renovará todo. Pero os digo que Elías ya ha venido, y no lo reconocieron, sino que lo trataron a su antojo. Así también el Hijo del hombre va a padecer a manos de ellos.»
Entonces entendieron los discípulos que se refería a Juan el Bautista.

PISTAS PARA LA MEDITACIÓN:

La lectura del Evangelio de hoy nos introduce en el diálogo de Jesús con sus discípulos después de la transfiguración. Aparece como figura principal y gira en torno a Elías. ¿Pero quién es Elías? ¿Por qué habla así nuestro Señor?

Vamos a ayudarnos para conocerlo de la explicación dada por el Papa Emérito, siendo Papa nos presentó la figura del profeta Elías en una de sus catequesis, en la Audiencia del 15 de junio de 2011: «Elías, suscitado por Dios para llevar al pueblo a la conversión. Su nombre significa «el Señor es mi Dios» y en consonancia con este nombre se desarrolla su vida, consagrada totalmente a suscitar en el pueblo el reconocimiento del Señor como único Dios. […] Donde Dios desaparece, el hombre cae en la esclavitud de idolatrías, como han mostrado, en nuestro tiempo, los regímenes totalitarios, y como muestran también diversas formas de nihilismo, que hacen al hombre dependiente de ídolos, de idolatrías; lo esclavizan. Segundo. El objetivo primario de la oración es la conversión: el fuego de Dios que transforma nuestro corazón y nos hace capaces de ver a Dios y así de vivir según Dios y de vivir para el otro. Y el tercer punto. Los Padres nos dicen que también esta historia de un profeta es profética, si —dicen— es sombra del futuro, del futuro Cristo; es un paso en el camino hacia Cristo. Y nos dicen que aquí vemos el verdadero fuego de Dios: el amor que guía al Señor hasta la cruz, hasta el don total de sí. La verdadera adoración de Dios, entonces, es darse a sí mismo a Dios y a los hombres, la verdadera adoración es el amor. Y la verdadera adoración de Dios no destruye, sino que renueva, transforma. Ciertamente, el fuego de Dios, el fuego del amor quema, transforma, purifica, pero precisamente así no destruye, sino que crea la verdad de nuestro ser, recrea nuestro corazón. Y así realmente vivos por la gracia del fuego del Espíritu Santo, del amor de Dios, somos adoradores en espíritu y en verdad. Gracias.».

Elías descubrió que Dios le hablaba en la brisa suave . ¿No es esta la experiencia del cristiano que se prepara a la Navidad? ¿No se presenta así también la figura humilde del Niño Jesús en medio del silencio y la sencillez?

Que tengas un buen día, hoy sábado, recuerda de una forma más especial a Nuestra Madre que tiene mucho que ver con el Adviento y que nos puede ayudar a esperar y confiar en el Señor. Buen día.

Jesús Aguilar Mondéjar (Chechu), sacerdote.

cathopic_1543454349419857

EVANGELIO DEL DÍA: Mt 11,16-19: ¿A quién se parece esta generación?

EVANGELIO DEL DÍA:
Mt 11,16-19: ¿A quién se parece esta generación?

En aquel tiempo, dijo Jesús a la gente:
-«¿A quién se parece esta generación? Se parece a los niños sentados en la plaza, que gritan a otros:
“Hemos tocado la flauta,
y no habéis bailado;
hemos cantado lamentaciones,
y no habéis llorado.”
Porque vino Juan, que ni comía ni bebía, y dicen: “Tiene un demonio.” Vino el Hijo del hombre, que come y bebe, y dicen: “Ahí tenéis a un comilón y borracho, amigo de publicanos y pecadores.”
Pero los hechos dan razón a la sabiduría de Dios.»

PISTAS PARA LA MEDITACIÓN:

En el Evangelio de hoy con la actitud de esos niños que no saben lo que quieren, nos presenta el drama vivido por Ntro. Señor de ver como rechazan la salvación de Dios. Viene el Bautista con su austeridad y le acusan de extraño endemoniado; viene Cristo con su sencillez, se sienta a compartir la vida y la comida de los hombres, y le dicen que es un glotón o comilón. Venga quien venga, haga lo que haga, diga lo que diga, cuando uno busca justificarse, es difícil acoger, aceptar, creer y amar, habrá siempre salidas infantiles y excusas para no creer. Se inventan siempre algún pretexto para no aceptar el mensaje de Dios anunciado por Jesús. De hecho, es relativamente fácil encontrar argumentos y pretextos para rechazar con tal de quedar yo justificado.

Otro de los acentos del Evangelio de hoy al ver este ejemplo de los niños es el preguntarnos si sabemos descubrir lo bueno de los demás o si hacemos con facilidad juicios temerarios de los otros. Esforcémonos por crecer en la caridad, en el amar a los demás por medio de la palabra. Cuidemos para que nuestros comentarios sobre las personas sean prudentes, discretos y precisos, sin agregar nunca nada que no sea verdad. Busquemos difundir siempre lo positivo que hay en los otros. No permitamos que en nuestras conversaciones se dé la crítica o la murmuración. Sería una incoherencia de nuestra parte decirnos cristianos y a la vez difamar o hablar mal del prójimo. El cuidado de nuestra lengua exige mucha virtud. Cultivemos la bondad de corazón para pensar bien de los demás, comprender y perdonar siempre.

Creo que nos podrán ayudar las palabras de san Agustín: “Nos hiciste para ti, Señor, y nuestro corazón estará inquieto hasta que no descanse en ti.” Mientras que el hombre no centra su vida en Cristo, toda su vida es insatisfacción, vuelve a tener sed, nada le colma,- ejemplo de la Samaritana-. Cosa muy distinta ocurre en los que aceptan a Cristo. Abre tu corazón a Cristo para que él nazca y viva en ti: Verás qué distinta es la vida desde su amor y amistad.

También hoy celebramos la memoria de un gran místico español, S. Juan de la Cruz, que visitó nuestras tierras, varias veces. Podemos acercarnos a él por las descripciones de muchos que le trataron, el P. Eliseo dice que:”Fue hombre de mediano cuerpo, de rostro grave y venerable, algo moreno y de buena fisonomía; su trato y conversación, apacible, muy espiritual y provechoso para los que le oían y comunicaban. Y en esto fue tan singular que los que le trataban, hombres y mujeres, salían espiritualizados, devotos y aficionados a la virtud.”

Pinceladas dadas por Santa Teresa: “El padre fray Juan de la Cruz es una de las almas más puras que Dios tiene en su Iglesia. Le ha infundido nuestro Señor grandes riquezas de sabiduría del cielo”.”No hay fraile que no diga bien de él, porque ha sido su vida de gran penitencia . Mucho me ha animado el espíritu que el Señor le ha dado y la virtud. Tiene harta oración y buen entendimiento”.”Ahí les mando al santo fray Juan de la Cruz, que le ha hecho Dios merced de darle gracia de echar los demonios de las personas que los tienen”.”Los huesos de aquel cuerpecito han de hacer milagros”.
Murió el 14 de diciembre de 1591.

Que tengas un buen día.
Jesús Aguilar Mondéjar (Chechu), sacerdote.

Visitación

EVANGELIO DEL DÍA: Mt 11,11-15: No ha nacido uno más grande que Juan, el Bautista.

EVANGELIO DEL DÍA:
Mt 11,11-15: No ha nacido uno más grande que Juan, el Bautista.

En aquel tiempo, dijo Jesús a la gente:
-«Os aseguro que no ha nacido de mujer uno más grande que Juan, el Bautista; aunque el más pequeño en el reino de los cielos es más grande que él. Desde los días de Juan, el Bautista, hasta ahora se hace violencia contra el reino de Dios, y gente violenta quiere arrebatárselo. Los profetas y la Ley han profetizado hasta que vino Juan; él es Elías, el que tenía que venir, con tal que queráis admitirlo. El que tenga oídos que escuche.»

El Evangelio de hoy nos presenta a Juan el Bautista como modelo para imitar en muchas virtudes, y como figura dispuesta por Dios para preparar la llegada del Mesías. Con él se cierra el Antiguo Testamento y se llega al umbral del Nuevo.

“Desde los días de Juan, el Bautista, hasta ahora se hace violencia contra el Reino de Dios”. Nuestra vida de cristianos es una continua lucha. El maligno y el mal nos tiene siempre en guardia y preparados para el combate. “se hace violencia”, en un mundo caracterizado por la violencia y el odio, la respuesta del cristiano es la fuerza del amor. El cielo exige todo nuestro esfuerzo. Verdaderamente el Reino exige esfuerzo… exige de la cooperación de cada uno de nosotros.

El Papa emérito, Benedicto XVI , en el ángelus del 31 de agosto de 2008 nos ayuda en nuestra meditación sobre nuestra entrega y como responder ante tanta maldad con las armas de Ntro. Señor: “si para salvarnos el Hijo de Dios tuvo que sufrir y morir crucificado, no se trata de un designio cruel del Padre celestial. La causa es la gravedad de la enfermedad de la que debía curarnos: una enfermedad tan grave y mortal que exigía toda su sangre. […]Pero la lucha no ha terminado: el mal existe y resiste en toda generación y, como sabemos, también en nuestros días. ¿Acaso los horrores de la guerra, la violencia contra los inocentes, la miseria y la injusticia que se abaten contra los débiles, no son la oposición del mal al reino de Dios? Y ¿cómo responder a tanta maldad si no es con la fuerza desarmada y desarmante del amor que vence al odio, de la vida que no teme a la muerte? Es la misma fuerza misteriosa que utilizó Jesús, a costa de ser incomprendido y abandonado por muchos de los suyos.
Queridos hermanos y hermanas, para llevar a pleno cumplimiento la obra de la salvación, el Redentor sigue asociando a sí y a su misión a hombres y mujeres dispuestos a tomar la cruz y seguirlo. Como para Cristo, también para los cristianos cargar la cruz no es algo opcional, sino una misión que hay que abrazar por amor. En nuestro mundo actual, en el que parecen dominar las fuerzas que dividen y destruyen, Cristo no deja de proponer a todos su invitación clara: quien quiera ser mi discípulo, renuncie a su egoísmo y lleve conmigo la cruz.”

Que tengas un buen día.
Jesús Aguilar Mondéjar (Chechu), sacerdote.

1480939727569426

EVANGELIO DEL DÍA: Mt 11,28-30: Venid a mí ….y aprended de mí.

EVANGELIO DEL DÍA:
Mt 11,28-30: Venid a mí ….y aprended de mí.

En aquel tiempo, exclamó Jesús:
-«Venid a mí todos los que estáis cansados y agobiados, y yo os aliviaré. Cargad con mi yugo y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón, y encontraréis vuestro descanso. Porque mi yugo es llevadero y mi carga ligera.»

PISTAS PARA LA MEDITACIÓN:

El Evangelio de hoy es tan breve y a la misma vez tan bello. Jesús invita a todos los hombres. “Venid a mí todos los que estáis cansados y agobiados”. Cansados y agobiados somos todos. Por situaciones materiales, físicas, por enfermedad, por soledad, por perdida de seres queridos, por mil causas y todas necesarias de ayuda. Es decir, somos todos. Todos necesitamos descansar en él.

¡Que suerte!, se nos brinda el mismo Dios para acogernos, “Venid a mí”, se nos invita a descansar en Él, se nos solicita que aprendamos a abandonarnos en sus manos, a fiarnos de Él, que se preocupa por nosotros, nos pide que nos dejemos querer, que acojamos su gran Amor. ¡Qué cosa más grande! Todo un Dios se nos sigue ofreciendo y brindando a su criatura, a cada uno de nosotros.

Dios no deja de llamar a nuestra puerta. En este tiempo de Adviento, en este tiempo de gracia, en este tiempo de preparación para la Navidad se nos da la oportunidad de acogerlo en nuestras vidas. El Señor no viene con fuerza y grandiosidad. Se acerca a nosotros como un niño indefenso, necesitado de cuidados. Dios se hace pequeño para que nosotros también nos hagamos sencillos y aprendamos a vivir como Él.

Jesús, manso de corazón. Nos invita a : “Aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón”. Es el camino que nos señala Nuestro Señor para que encontremos nuestro descanso, el camino pasa por la humildad y la mansedumbre. Sólo quien es humilde es capaz de comprender a los demás, de salir a su encuentro y vivir la caridad. Cristo nos muestra el camino de hacerse pequeño, de anonadarse, de abajarse, de la humildad. Correspondamos a la humildad de Dios con la mansedumbre de corazón especialmente en el trato con los demás.

Que tengas un buen día.
Jesús Aguilar Mondéjar (Chechu), sacerdote.

1480580991381457

EVANGELIO DEL DÍA: Mt 18,12-14: ¿No deja las noventa y nueve en el monte y va en busca de la perdida?

EVANGELIO DEL DÍA:
Mt 18,12-14: ¿No deja las noventa y nueve en el monte y va en busca de la perdida?

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:
-«¿Qué os parece? Suponed que un hombre tiene cien ovejas: si una se le pierde, ¿no deja las noventa y nueve en el monte y va en busca de la perdida? Y si la encuentra, os aseguro que se alegra más por ella que por las noventa y nueve que no se habían extraviado. Lo mismo vuestro Padre del cielo: no quiere que se pierda ni uno de estos pequeños.»

PISTAS PARA LA MEDITACIÓN:

El Evangelio de hoy es muy breve, son solo dos versículos, pero en estas cortas frases, nos muestra la grandeza del corazón de Dios. Nos presenta la parábola de la oveja perdida, vemos como no deja a nadie por perdida, sale en su búsqueda, va tras la oveja perdida, deja a las demás, aunque en número sean mayor, más numerosas, son muchísimas más las que tiene que abandonar para ir al encuentro de la perdida, una sola merece toda su dedicación y toda su entrega. Al llegar a esta manera de obrar recuerdo la meditación del Cardenal Van Thuan cuando hablaba de los “defectos de Jesús” -meditación dada en los ejercicios de la curia romana y recogida en alguno de sus libros- , el Señor estaría suspenso en matemáticas, y ni que decir en eficacia, no sabe de números. Estaría suspenso para nuestro mundo.

El valor de esa oveja para el pastor es incalculable, el mensaje es que el Señor da la vida por cada uno, por eso la alegría es inmensa, cuando evita que se pierda, muchas veces, nos recuerda que no ha venido a condenar sino a salvar, que Dios quiere que todos los hombres se salven, que no da a nadie por perdido, que no se cansa de salir a nuestro encuentro.

Jesús contesta: “Este pastor es Dios, nuestro Padre, y la oveja perdida eres tú”. Dicho con otras palabras, aquel que actúa así es Dios movido por su gran amor hacia los pequeños, los pobres, los excluidos. Solamente un amor así de grande es capaz de hacer una locura de este tipo. El amor con que Dios nos ama supera la prudencia y el sentido común. El amor de Dios hace locuras. ¡Gracias a Dios! Si así no fuera, ¡estaríamos perdidos!

Celebramos la memoria de Madre Maravillas de Jesús, vinculada a la zona del Noroeste Murciano, pasó grandes temporadas en la finca llamada del Carrascalejo, e impartió catequesis en La Copa y en Bullas, muy querida en ambas poblaciones y recordada por su gran caridad con los mas necesitados. La Madre Maravillas de Jesús es una de las grandes místicas de nuestro tiempo. Vivió una maravillosa experiencia de su unión con Dios, con una rica vida interior como se refleja en las cartas íntimas a sus directores espirituales, que sólo se han conocido después de su muerte. Durante toda su vida se entregó amorosamente al cumplimiento de la voluntad de Dios, y en la última etapa, ofreciendo su enfermedad y dando testimonio: “Lo que Dios quiera, como Dios quiera, cuando Dios quiera” solía repetir a sus hijas. Amó y vivió la pobreza y humildad heroicamente, infundiendo este espíritu en sus hermanas. Destacó también por su fidelidad al ideal teresiano. Murió, a los 83 años, en el Carmelo de La Aldehuela, el 11 de diciembre de 1974, rodeada de sus hijas y repitiendo: “¡Qué felicidad morir carmelita!”.
Fue beatificada en Roma por el Papa Juan Pablo II el día 10 de mayo de 1998, sus reliquias permanecen en la Iglesia del Carmelo de La Aldehuela (Madrid) y canonizada en España, por el Papa S. Juan Pablo II, el 4 de mayo de 2003.

Que tengas un buen día.
Jesús Aguilar Mondéjar (Chechu), sacerdote.