EVANGELIO DEL DÍA Mt 2, 1-12: Vieron al niño con María, su madre, y cayendo de rodillas lo adoraron; después, abriendo sus cofres, le ofrecieron regalos: oro, incienso y mirra.

wilbolanos-1608146373102-cathopic

EVANGELIO DEL DÍA
Mt 2, 1-12: Vieron al niño con María, su madre, y cayendo de rodillas lo adoraron; después, abriendo sus cofres, le ofrecieron regalos: oro, incienso y mirra.

Habiendo nacido Jesús en Belén de Judea en tiempos del rey Herodes, unos magos de Oriente se presentaron en Jerusalén preguntando: «¿Dónde está el Rey de los judíos que ha nacido? Porque hemos visto salir su estrella y venimos a adorarlo». Al enterarse el rey Herodes, se sobresaltó y toda Jerusalén con él; convocó a los sumos sacerdotes y a los escribas del país, y les preguntó dónde tenía que nacer el Mesías. Ellos le contestaron: «En Belén de Judea, porque así lo ha escrito el profeta: “Y tú, Belén, tierra de Judá, no eres ni mucho menos la última de las poblaciones de Judá, pues de ti saldrá un jefe que pastoreará a mi pueblo Israel”». Entonces Herodes llamó en secreto a los magos para que le precisaran el tiempo en que había aparecido la estrella, y los mandó a Belén, diciéndoles: «Id y averiguad cuidadosamente qué hay del niño y, cuando lo encontréis, avisadme, para ir yo también a adorarlo». Ellos, después de oír al rey, se pusieron en camino y, de pronto, la estrella que habían visto salir comenzó a guiarlos hasta que vino a pararse encima de donde estaba el niño. Al ver la estrella, se llenaron de inmensa alegría. Entraron en la casa, vieron al niño con María, su madre, y cayendo de rodillas lo adoraron; después, abriendo sus cofres, le ofrecieron regalos: oro, incienso y mirra. Y habiendo recibido en sueños un oráculo, para que no volvieran a Herodes, se retiraron a su tierra por otro camino.

PISTAS PARA LA MEDITACIÓN:

Hoy celebramos la fiesta de la Epifanía del Señor. Epifanía es una palabra griega que significa manifestación de la divinidad. En la Epifanía se nos comunica que la Salvación es para todos, la salvación se ofrece para todos, también ha sido revelado a los gentiles. Ningún cristiano está dispensado de anunciar el evangelio a los que lo desconocen. El mandato último de Cristo fue muy claro: «Id a todos los pueblos». La misión apremia.
En el pasaje evangélico los protagonistas son esas personas que estaban en búsqueda, se dejaron sorprender por las inspiraciones que Dios infunde en el corazón, y se dejaron asombrar por Dios. Aquellos magos se pusieron en camino, y experimentaron como sus caminos no eran los caminos de Dios, humanamente se acercaron al palacio,- era lo normal-, ya que iban buscando a un rey, pero en vez de encontrarlo en el palacio donde lo vieron fue en el pesebre, todo un camino de humildad, sencillez… se va repitiendo en el misterio de la Navidad, constantemente, el camino a recorrer que nos acerca al mismísimo Dios es un camino humilde, de hacerse pequeño, de mostrarse necesitado, de acoger las debilidades.

Acudo al Papa Francisco a su catequesis del ángelus del 6 de enero de 2020: “Celebramos la solemnidad de la Epifanía, en memoria de los Magos que vinieron de Oriente a Belén, siguiendo la estrella, para visitar al Mesías recién nacido. Al final del relato evangélico se dice que los Magos «avisados en sueños que no volvieran donde Herodes, se retiraron a su país por otro camino». Por otro camino.

Estos sabios, […] se postran ante el Niño, lo adoran, le ofrecen sus preciosos regalos. Después de eso, se pusieron en marcha de nuevo sin demora para volver a su tierra. Pero ese encuentro con el Niño los ha cambiado.
El encuentro con Jesús […] después del encuentro con Jesús, no somos los mismos que antes. El encuentro con Jesús nos cambia, nos transforma.[…] Cada experiencia de encuentro con Jesús nos lleva a tomar caminos diferentes, porque de Él proviene una fuerza buena que sana el corazón y nos aparta del mal.
[…]Si te encuentras con Jesús, si tienes un encuentro espiritual con Jesús, recuerda: debes volver a los mismos lugares de siempre, pero de otra manera, con otro estilo. Es así, es el Espíritu Santo, que Jesús nos da, que nos cambia el corazón.”

Acoge el gran regalo que nos hace Dios, él mismo se nos da. Y con su ayuda y su fuerza, procura hacer de tu vida una ofrenda, ya que el mejor regalo eres tu mismo para los que comparten su tiempo y su vida contigo.

Que tengas un buen día .
Procura ser un regalo para los demás.
Feliz día de Reyes.
Jesús Aguilar Mondéjar (Chechu), sacerdote.

Jesús Aguilar Mondéjar
Jesús Aguilar Mondéjar

Consiliario del Movimiento de Cursillos de Cristiandad de la Diócesis de Cartagena.

WhatsApp
Facebook
Email
Imagen del autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¿Hablamos?
Cursillos de Cristiandad - Murcia
Contáctanos si necesitas algo 😊